viernes, 27 de febrero de 2009

El verdadero rol de la mujer

El siguiente es un dictado inédito de la Serie “Conoced al verdadero Jesús”, acerca de la vida y misión del maestro. Esta pregunta en particular busca aclarar el verdadero rol de la mujer en la religión, y es la continuación del artículo anterior sobre el significado de la simbología en el Jardín del Eden. Este dictado fue entregado a través de Walter Javier Velásquez el 6 de enero de 2007, durante el Retiro de Sanación 2007 en el Tambo (Cauca), Colombia. Próximamente será publicado en www. soisdioses.com.

 ---

Pregunta: Amado Maestro yo quiero saber por qué la iglesia cristiana sigue vendiendo la idea de que las mujeres son indignas para llegar, por ejemplo, al cargo de Papa?


Respuesta de Jesús: Cuando Dios creó al hombre lo creo a su imagen y semejanza teniendo en cuenta que Dios es Ying y el Yang, masculino y femenino. Esto quiere decir que creo a hombres y mujeres a imagen y semejanza. Pero eso de que Dios creó primero a Adán es una mentira. Porque realmente Adán representa un ser andrógino, que tenia ambos sexos y en Adán no estaba definido precisamente la masculinidad o la feminidad.


Así que los católicos y los cristianos se han basado en una mala interpretación del Génesis para decir que Dios era hombre y que Dios creó a Adán primero por ser hombre. Pues realmente os digo que esta ha sido la mentira de las eras. Luego estas doctrinas utilizaron esa falsa enseñanza de que Eva, es decir, la mujer había hecho caer al hombre. Pues os digo que el verdadero significado del Génesis es que Adán representaba a los hijos e hijas de Dios en la tierra y Eva representaba el alma, es decir la parte femenina de esos hijos e hijas. Porque recordad que así como hay una polaridad masculina arriba, es decir la presencia YO SOY, vosotros abajo sois la polaridad femenina, el alma -el tú consciente- que es la polaridad femenina del ser humano, del hijo de Dios.


Así que fue esta polaridad femenina la que cayó en la tentación, es decir la que cayó en el concepto de la dualidad y la que se sintió separada de Dios. Entonces realmente no que es que lo hayan hecho las mujeres y el género femenino en el jardín del Edén sino que simplemente fue el alma individual de cada persona la que aceptó la falsa enseñanza de los ángeles caídos y creó un ego, se refugió en ese ego y se alejo de Dios.


En verdad os digo que la mujer tiene un potencial inmenso para elevar a la humanidad. Por eso los ángeles caídos, quienes tomaron el control de las religiones, utilizaron una falsa interpretación del Génesis, aunque ellos sabían cuál era la realidad. Estos seres utilizaron esta mala interpretación para subyugar a las mujeres y para no permitir que ese poder femenino se levantara y tomara el control. Esto lo hacen porque ellos saben que si las mujeres asumen el control, en equilibrio con los hombres, entonces se podrá traer la era dorada y se podrá manifestar el reino de Dios en la Tierra.


Así que si podéis ver y escuchar mis enseñanzas de una manera práctica podréis ver que Yo siempre estuve a favor de las mujeres. Y la conversación más larga que se registra en el nuevo testamento fue con la mujer samaria que me regalo agua cuando yo estaba cerca del pozo (Juan 4, 7:30).


Entonces mirad que yo siempre estuve muy pendiente de las mujeres y las defendía. Incluso mirad como esa enseñanza que se dio prohibiendo el divorcio donde yo dije: “lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”, lo dije en un momento en el cual se necesitaba defender a las mujeres porque los hombres de aquella época simplemente tomaban a una mujer como esposa y cuando esta mujer cumplía cierta edad y empezaba a ser vieja para ellos entonces la repudiaban para entonces tener la libertad de casarse con otra mujer joven, y así podían  tener varias mujeres a lo largo de la vida.


Entonces a la mujer en aquella época le era prohibido tener cualquier forma de empleo, por lo tanto se veían obligadas a acudir a la prostitución para sobrevivir, amados míos. Así que yo di esa enseñanza en contra del divorcio en aquella época para defenderlas. Pero os digo que esta época es diferente y hoy en día esta enseñanza ya no aplica necesariamente porque  en esta época las mujeres pueden trabajar y pueden vivir solas e independientes.


Así que realmente ha llegado la hora de rescatar y defender a las mujeres. Fue lo mismo que sucedió cuando iban a apedrear a la mujer por haber cometido adulterio y yo me apresuré a defenderla (Juan 8, 1:11). Entonces podéis ver que parte de mi misión fue la de restablecer el papel legítimo de la mujer. Si vosotros estudiáis detenidamente la historia veréis que la primera Papa realmente fue María Magdalena, en el sentido de que fue la persona que deje designada a cargo de los discípulos y a cargo de la expansión del cristianismo, que en aquella todavía no se llamaba cristianismo, sino que se llamaban o simplemente se decían “los seguidores” o utilizaban otro nombre para definir a estas personas que seguían mis enseñanzas. La palabra cristianismo fue colocada mucho tiempo después.


Pero entonces veréis como Constantino y como los cardenales, que eran ángeles caídos encarnados, asumieron el control de la Iglesia y entonces repudiaron a las mujeres y las llevaron a un nivel muy bajo. En verdad a vosotros os ha faltado investigar más la historia. Investigad, estudiad la historia y veréis como en los primeros mil años de la iglesia católica las mujeres podían bendecir la comunión y realmente podían bendecir el pan y el vino. De forma que ellas daban la comunión, pero fue en el año mil que alguien decidió que las mujeres ya no podrían hacerlo más, pero solo fue con el deseo de reprimirlas y de hacerlas a un lado para que cumplieran con su verdadero papel en la iglesia.


Realmente yo nunca quise que fuera un hombre el primer líder de la Iglesia. Tampoco quise que el género masculino se apoderara de la religión cristiana y decidiera como debería ser la Iglesia. Yo soy una persona que está de acuerdo en que las mujeres que son monjas deberían tener el poder de bendecir y poder ser sacerdotes dentro de la iglesia, exactamente en el mismo rango de los hombres. Pero realmente han sido los ángeles caídos quienes han traído esta doctrina que es anti-madre en naturaleza y que niega el poder de la madre divina en la Tierra y las relega a un papel subordinado en la historia del planeta.


1 comentario:

Lina M. dijo...

Jesús, amor inefable que eres a través de Nuestro Santo Ser Crístico. Mucho, antes de que nuestra Madre María nos introdujera en el concepto más elevado y revelador de lo que es el Cristo, ya me había anticipado ante está verdad, a través de una experiencia creo extracorpórea...,sé qué cada uno ha vivido circunstancias bien diferentes y por ello cada uno de nosotros somos Universos dotados de grandes dones y de grandes sabidurías...,entonces, cómo me llamé Lina Cristo es algo que deseo compartir..,por x o y razón, siempre había visto muy singular las señales de los estigmas en las personas que lo manifestaban...,cuando, aquí se pasó en la televisión una película llamada casualmente tan sólo "estigmas"...,quede realmente impactada, la miraba entre asustada y maravillada, sabéis que no es ajeno a nosotros el hecho de que San Francisco de Asís, manifesto los estigmas, al final de su vida. Pues bien, era precisamente lo que en está película se daba a través de una mujer que en medio de la trama tan impactante que se veía, hacía más que inusual tal hazaña, primero por ser mujer y segundo por no tener una adherencia espiritual a ninguna religión. Esto, hacía la trama aún más espeluznante y llena de sentido y de magia, quizás, por que todos somos Hijos e Hijas de Dios, y para nada, esto nos debe hacer indignos de creer que no somos dignos de una experiencia mística, si es que así, debería llamarse a los estigmas. Esto, quedó en mi cabeza por mucho tiempo, tanto es así, que al participar por vez primera en un grupo de meditación guíado por un canalizador en Bogotá...,me ví proyectada en la misma escena final de la película y viviendo la crucifixión al igual que le acontecierá a Nuestro Señor Jésus y con las mismas heridas que tenía en la cruz, al igual, que la mujer que protagonizo, está escena. Es verdad, recordad somos cada uno universos únicos no podéis vivir lo mismo ni ser iluminados de las mismas formas..,os contaré que vivencié: primero, la alegría más hermosa que jamás haya experimentado en mi vida, y ello, por lo especial de las circunstancias, yo, en la cruz sintiéndo tanto amor y paz, cómo creo mi cuerpo y alma aceptaban. Segundo, sentí, que en la cruz o en está instancia de la crucifixión, para nada Jesús estaba triste o acongojado, por el contrario, la paz que sentía era la misma que el vivió, así, lo entendí...,ello, me dió a entender que cómo mujer no era indigna de ser un Cristo, comprendí, que Jesús estuvo aquí, cómo hombre, pero que de igual forma hubiese podido ocupar esté lugar, cómo una mujer...,así, que no está demás aclara que es un Derecho Divino y Soberano ser Cristos y no está ligado a nuestro sexo..,por ello capte que sí Jesús era Jesús y después se llamo Jesucristo...,yo me llamaría....,Linacristo...,y todo mi sentir lo sintió honesto, bello y digno..., pero, además, desde está proyección tuve conversación con una luz..,ante la cual sentí y dije, que ya no me quedaba más, que ascender...,y con una telepática, se me hizo sentir, que sí. Y empecé a irradiar tanta luz que no sabía que si alguien me mirará, no distinguiría mi cuerpo...,lamento haberme asustado durante está experiencia, estoy segura hubiese alcanzado mi ascensión, allí mismo. Es algo, que me dejó, la certeza de que en la creación lo femenino y lo masculino son exactamente iguales, ni uno más que otro, por ello os relato mi experiencia, espero os ayude a entender tanto las palabras de Jesús como las de María...,Gracias.