sábado, 28 de febrero de 2009

La Gratitud: Una clave que puede obrar maravillas!

Durante las últimas semanas hemos visto un resumen de algunas poderosas claves para espiritualizar nuestra vida, por ejemplo, en uno de los primeros artículos de este blog hablamos acerca del poder de bendecir y del concepto inmaculado. Estas claves también nos ayudan a atraer la abundancia de dones y regalos divinos a nuestra vida. Pero había una clave que probablemente todos conocemos pero de la cual no hemos hablado: La Gratitud.

En mi opinión esta es una de las claves espirituales más poderosas que tenemos, y definitivamente no deberíamos dejar de usarla ni un solo día de nuestra vida. Sin embargo a menudo se nos olvida por qué esta clave es importante e incluso nos olvidamos de aquellas cosas grandes o pequeñas por las cuales deberíamos expresarle a Dios nuestra gratitud. 

Hoy quiero que refresquemos nuestro conocimiento referente a la gratitud, y qué mejor forma de hacerlo que dejando que sea la Madre María la que nos hable respecto al tema. En su libro “Las Claves Maestras de la Vida Abundante”, ella expone un planteamiento muy interesante con respecto a la gratitud, y la define como una de las claves para lograr desbloquear nuestro cuerpo emocional.

En la medida que estaba haciendo la traducción del texto que verán a continuación, entendí que realmente ella nos muestra cómo debemos dejar a un lado la ingratitud y buscar siempre y en cualquier situación una razón por la cual dar gracias.

El texto también me aclaró mejor porque los Maestros enfatizan que debemos tomar la responsabilidad por nosotros mismos y por lo que sucede en nuestro mundo interno. Entendí que la gratitud debe ir de la mano de este enfoque hacia la vida.

Me impactó igualmente que esta enseñanza me mostrara cinco razones más por las cuales darle gracias a Dios:

  1. Por haberme creado.
  2. Por darme la oportunidad de descender al Universo material como una extensión suya.
  3. Por estar vivo.
  4. Por ser auto-consciente.
  5. Por tener la oportunidad de tomar decisiones

Pero dejemos que sea la propia Madre María la que nos exponga su visión sobre la importancia de la gratitud (p. 473, 475):

Quiero hablarte acerca de la clave maestra para lograr dominio sobre el cuerpo emocional. La clave maestra es la de adoptar la actitud de que cada situación que encuentras es una oportunidad para expresar la luz de tu Ser verdadero, la luz de tu llama divina, que permitirá magnificar todas las condiciones a tu alrededor. Tú estás aquí para imbuir cada situación que encuentras con luz, de forma que independiente de cuan imperfecta u oscura dicha situación pueda parecer, esta será elevada a un nivel superior por tu misma presencia. Y, amado, cuál es la clave para dejar que la Luz fluya? En últimas la clave es asumir tu verdadera identidad tal y como he explicado. Sin embargo, entiendo que esto puede sonar como una meta distante en tu situación actual. Por lo tanto, te daré una clave intermedia que puede obrar maravillas en cuanto a abrir el flujo de la Luz Divina a través de tu ser. Esta clave puede ser resumida en una sola palabra, y esta es “gratitud”.
Cuando sientes gratitud hacia Dios por haberte creado y por darte la oportunidad de descender al Universo material como una extensión de sí mismo, serás capaz de anclarte en el sendero que te llevará a superar todas las dudas. Amado, soy consciente de que he definido una meta alta para ti cuando hablo acerca de lograr la experiencia interna de que eres una extensión de Dios. Puede que no estés listo para esta experiencia, y por lo tanto te digo que si empiezas a contemplar y cultivar una “actitud de gratitud”, habrás tomado un paso importantísimo  para el logro del conocimiento interno que erradicará toda duda.

La gratitud es verdaderamente un sentimiento que puedes cultivar, incluso si aún albergas sentimientos de duda o escasez. Amado, hemos hablado acerca de personas que sentían como si no tuvieran más alternativas. Sin embargo, no tenían más alternativas porque estaban cegados por la programación de su ser mortal.  Por lo tanto lo que estoy diciendo aquí es que necesitas separar tu “yo consciente” de dicha programación. Cuando haces esto, tú te das cuenta de que siempre tienes más de una opción para responder a una situación. Por eso, no importa qué situación encuentras, no importa qué tan difícil pueda parecer, siempre existe algo de lo cual puedas estar agradecido. Y si estás dispuesto a conscientemente cultivar el hábito de siempre buscar una razón por la cual estar agradecido, habrás tomado el paso más importante para atraer más abundancia a tu vida.

Qué es la gratitud? Gratitud es el aspecto inferior del conocimiento interno del cual les he hablado en esta clave. Gratitud es la disposición  de confiar en que cuando das libremente, recibirás más aun, incluso aunque actualmente no tengas prueba de esto. Gratitud es el conocimiento de que no has sido abandonado por Dios, de que Dios está aquí contigo y de que Dios te ha dado aquello que necesitas para trascender tu situación actual y elevarte al siguiente escalón en la escalera de espiral. Puede que no tengas todo lo que quieras, pero tienes aquello que necesitas para dar el siguiente paso, y eso mismo es una razón más para estar agradecidos. La gratitud es el sentimiento de que tienes lo que se necesita para elevarte más, y cuando tú haces el mejor uso de aquello que tienes, Dios seguramente te dará más. Esto es lo que Jesús prometió en su parábola de los talentos, y esto es una promesa verdadera.

Amado, con todo lo que he dicho acerca de que el Universo es un espejo, puedes ver que cuando las personas entierran sus talentos lo que le están diciendo a Dios es “Dios, estoy privado de tu abundancia y por lo tanto no tengo razón para estar agradecido. Si tú quieres que deje de sentirme desagradecido, dame de tu abundancia y automáticamente me sentiré agradecido”. Amado, puedes ver que este enfoque nunca va a funcionar y que es el resultado de una programación del príncipe de este mundo?. Este programa está basado en la ilusión de que los sentimientos son el resultado de las condiciones externas. Sin embargo, lo que he tratado de explicar de diferentes maneras es que tus sentimientos son controlados por tus pensamientos y estos a su vez son controlados por tu sentido de identidad. Por lo tanto, cuando te haces responsables de tu propia vida te das cuenta de que eres responsable por tus propios sentimientos y que no puedes usar las condiciones externas como una excusa para permitir los sentimientos impuros.

Te darás entonces cuenta de que todas las cosas han sido traídas a la manifestación a través de un flujo a través de los cuatro  niveles del Universo material. El reino emocional está por encima del reino material, lo que quiere decir que los sentimientos son los que están antes de la manifestación física. En otras palabras, si estás esperando que Dios te de abundancia antes de sentir Gratitud, nunca serás capaz de traer esa abundancia al reino material. Serías como la persona que espera que su imagen en el espejo le sonría antes de que ella misma le sonría al espejo. El sentimiento de Gratitud –basado en el conocimiento interno de que es un placer para el Padre darte su reino- es el vehículo para traer abundancia al reino material. Por lo tanto, solamente cuando puedas sentir Gratitud por lo que tengas te puede Dios dar más.

Mi punto es que si quieres que tu situación mejore, debes reclamar nuevamente tu poder para tomar decisiones. Debes dejar ya de evadir la toma de decisiones, incluso al punto de que dejar ya de usar la religión externa como una justificación paraNO tomar dominio sobre tus cuatro cuerpos inferiores. Debes asumir la responsabilidad y aceptar el hecho de que tu situación puede mejorar solamente cuando uses tu voluntad superior y la visión de tu plan divino para producir el sentimiento positivo que se convierta en el vehículo para dejar que la abundancia de Dios fluya al reino material.

La forma de comenzar este proceso es estar agradecido porque estás vivo, porque eres un ser autoconsciente, porque tienes la oportunidad de tomar decisiones. En lugar de sentir que tienes que tomar todas las decisiones por ti mismo, puedes reconocer que Dios ha enviado un confortador. Tienes tu Ser Crístico, que es tu Maestro interno. Tienes seres espirituales en un reino superior que te sirven como Maestros personales. Ellos están listos para guiarte en cualquier momento de forma que puedas tomar mejores decisiones, pero ellos no tomarán las decisiones por ti. Por lo tanto debes estar dispuesto a ayudarte a ti mismo. Debes estar dispuesto a superar el sentimiento de escasez, el sentimiento de miedo, el sentimiento de carencia, el sentimiento de injusticia, el sentimiento de ingratitud. Debes estar dispuesto a colocar el esfuerzo de tu voluntad divina y encontrar algo por lo cual estar agradecido. Y entonces debes construir sobre ese algo y pedirle a tus Maestros espirituales por su guía interna, de forma que puedas tomar mejores decisiones que te darán más cosas por las cuales estar agradecido.

En un próximo artículo exploraremos algunas razones que nos da Babaji para estar agradecidos con la Vida.

1 comentario:

Lina M. dijo...

Gracias...,Amada Madre María...,cada vez que leo un artículo mi comprensión se expande, y en este artículo veo tu enseñanza cargada de psicología y de ánimo para nosotros. Siendo la gratitud en la que más confío y la que a lo largo del día, voy dejando de lado, pidó excusas por omitirla. En tu Rosario de La Gratitud veo muchísima belleza y cada palabra hilada, es creo yo un Don de Sanación. Aquí, me emociona despertar a un nuevo concepto más elevado de lo que son los sentimientos y los pensamientos, todos sabemos que según tu pienses, en eso te conviertes, pero hay una dimensión enorme en el enfoque de los talentos y del hecho de que nuestros sentimientos determinan nuestras condiciones externas, y por ello si en cada sentimiento de gratitud expandemos la Luz Divina que Somos, hacia cada cosa que vemos y hacemos nuestra energía se magnífica en la expansión de cada condición exterior impulsándola a demostrar más belleza y más perfección, a veces para mí no era tan obvio todo esto, quizás por qué no profundizaba en lo que hoy nos explica La Madre María, la trilogía de la gratitud. Y, está trilogía es en orden perfecto, pensamiento-sentimiento-sentido de identidad, y en está cadena el sentido de identidad predetermina los pensamientos que son quienes generan la clase de sentimientos que tenemos y que expresamos. Y por ello, si creamos más sentimientos de gratitud creamos condiciones externas más sanas. Es mágico y tan sencillo. y yo lo he usado con manifestaciones sorprendentes tales como ser salvada junto con mi familia de perecer en un naufragio en alta mar, al ser rescatados en segundos por otra embarcación y ello por que en el transcurso del viaje de ida y de venida no cese de dar gracias a Dios por todo cuánto se venía a mi cabeza, por el mar, por la vida, por el cielo...,termine exhausta pero sé que si opera en cuestión de horas un gran milagro, la infinta magia que procede de La Mágica Presencia de Dios que todo lo interpenetra ya que ella lo es todo....,Gracias eternas.