domingo, 22 de febrero de 2009

Reflexiones sobre la Dualidad (2)

Siguiendo con nuestro estudio de la dualidad, he decidido hacer un pequeño cambio de ruta, y en lugar de seguir adelante con la enseñanza de Madre María que veníamos estudiando, he decidido cederle la palabra a nuestro amado Maestro Babaji, el cuál nos habló hace algún tiempo de este tema.

En este artículo extraigo unos fragmentos de su explicación de la dualidad, lo cual complementa y fortalece aquello que nos explicó la Madre María. Este dictado de Babaji es el primero de la serie Aceptad la Abundancia de Dios, entregada a Walter Javier Velásquez en Abril de 2007.

Nos dice el Maestro:

"La mentira fundamental de la separación de Dios es la más antigua de todas las mentiras dualísticas y es el origen del sufrimiento que experimenta la humanidad. Esta mentira dice que Dios está allá en el cielo y que la humanidad vive lejos de Él. Esta creencia data desde los tiempos del jardín del Edén (Lemuria). Por esa época la gente vivía en la conciencia de la Unidad y decidieron, por libre albedrío, experimentar con la dualidad, en la cual existen el bien y el mal relativos –el árbol del conocimiento del bien y del mal-. Se dice que son relativos porque se reconocen con base en su polo opuesto. La gente define la guerra como la ausencia de paz y la paz como ausencia de guerra. En Dios no hay paz, puesto que no existe guerra, Dios simplemente Es. En el mundo de la relatividad se define al bien como algo que no es “malo” y al mal como algo contrario al “bien”, pues bien, ambas definiciones están en el campo de lo relativo. Dios está por encima de la dualidad, para Él no hay “bien” ni “mal”, Él solo percibe lo que Es.

Aquí Babaji nos da una carácterística fundamental de la dualidad que no debemos olvidar, y es la polarización que surge como consecuencia de los extremos relativos. Por ejemplo, la consciencia de la dualidad nos hace ver el mundo en dos bandos diferentes: los buenos por un lado y los malos por el otro. Maitreya nos explica en su libro como esta tendencia a segmentar los conceptos y las personas en dos grupos ha sido una de las grandes causas que han generado guerras y dolor para la humanidad.

Pero sigamos en la explicación de la Dualidad que nos da el amado Babaji:

"Dios no puede experimentar la dualidad puesto que el solo ve perfección. Él solo puede ver lo que Es. Para Dios poder comunicarse con los hombres necesita de un mediador –el Cristo-, el cual se encuentra en un punto intermedio entre Él y la dualidad, pero este mediador también debe estar por encima de la dualidad. El Cristo vive en la conciencia de la Unidad, sin embargo es consciente de que la dualidad existe".


"Los Maestros Ascendidos y no-Ascendidos nos hemos elevado por encima de la dualidad, pero como el Cristo, somos conscientes de que todavía existen hermanos en la dualidad. Nuestra experiencia es fundamental para ayudaros, por eso las personas que niegan la existencia o la necesidad de los Maestros retardan su camino espiritual. Algunos afirman que se pueden comunicar directamente con Dios, pero no son conscientes que para lograr esa comunicación deben estar por encima de la dualidad. Muchas personas que dicen que hablan con Dios, realmente están en comunión con su Ser Crístico o con algún Maestro Ascendido, aunque ciertamente hay personas que realmente han visto a Dios, pero esto no es tan común. Sin embargo, tener comunicación con un Maestro es en cierto modo tener comunicación con Dios, puesto que nosotros somos Uno con Él".


"En la dualidad todo es relativo. Todo está sometido al cambio constante. Lo que es “malo” para unos puede ser “bueno” para otros y viceversa. El “bien” es relativo y en oposición al “mal”, el “mal” solo existe para alguien de acuerdo a su concepción personal o cultural del “bien”. Esto lo demuestra muy bien la religión: para algunas matar es algo malo –porque es algo contrario al bien- pero en ciertas circunstancias lo pueden ver como algo bueno. Por ejemplo, para un musulmán fundamentalista matar americanos es algo “bueno”, porque para él los americanos son “malos”".


"Este es el mundo de lo relativo, de lo dual, donde todo de mide en relación a su contrario. En la conciencia de Dios o conciencia de la Unidad no existe tal cosa, Dios solo ve la perfección, la cual no necesita definiciones dualísticas. Para Dios no existe la paz, puesto que no existe tal cosa como la guerra.  Sin embargo, buena parte de la humanidad aún vive en la dualidad y es por eso que El nos ha enviado a nosotros a hablaros, porque quiere que viváis con El en la Unidad".


"Cuando encarnáis al Cristo entonces os estaréis elevando por encima de la relatividad. Cuando viváis en la conciencia del YO SOY estaréis en la Luz, por encima de la dualidad. Para eso no se requiere haber muerto físicamente e ir al cielo. Esta conciencia la podréis lograr en esta vida, pero es un sendero gradual. Para lograrlo debéis ser constantes, entonces alcanzareis la única constante, el Reino de Dios, la Luz, la Iluminación".


"Los pasos para alcanzar ese estado de conciencia han sido ya descritos por otros Maestros desde tiempos remotos. Sin embargo, en la medida en que os elevéis en conciencia, multiplicando lo que os he dado, podré recibir permiso del Padre para dar más sobre este tema específico. Si enterráis mis palabras en la tierra infértil del intelecto no podré daros más de lo que YO SOY".


Babaji va más allá aun y nos muestra la relación de la experiencia en la dualidad con el plan original de Dios:


"Sin embargo, Dios aún necesitaba experimentar conscientemente los planos inferiores de la Ma-ter o materia, así que cada Presencia YO SOY proyectó fuera de sí misma un alma auto-consciente o “Tú Consciente” para experimentar con los planos de la dualidad. ¡Si! ¡Vosotros sois Dios mismo experimentando lo que se siente estar en la dualidad!. Lo que sucede es que en el proceso lo olvidasteis y os identificasteis con la dualidad en sí, pero vosotros sois más que eso, ¡Vosotros sois Dios! (Juan 10, 34)"


"A cada “Tú consciente” le fue otorgado el libre albedrío. Cuando Dios tomó esa decisión, el error ya estaba dentro de las posibilidades. La “caída” tuvo como propósito que Dios (vosotros), pudieseis experimentar todos los matices y posibilidades de la creación –incluyendo ir en contra de la misma creación-. Dentro del libre albedrío está la cualidad fundamental de co-crear el universo con Dios, así que las condiciones adversas donde se utiliza la Luz Ma-ter para llevar a cabo acciones que van en contra de la Voluntad de Dios o del propósito original para el universo no son creadas por Dios sino por las Unidades auto-conscientes que quisieron experimentar lo que se sentía ir en contra del propósito Divino. Así generaron condiciones destructivas que se devolvieron a ellos en la forma de muerte, sufrimiento, hambre y dolor. Así que definitivamente Dios, el Único Dios que existe, está presente en Todo, ya sea que este cualificado de forma correcta o incorrecta. Sois vosotros los que definís como va a ser cualificad la Luz Ma-ter".


"La tesis de la separación de Dios es la mentira de la eras, cada molécula del cosmos está interconectada con el Todo de una manera precisa. No existen ruedas sueltas en el Gran engranaje del Universo, vosotros no sois seres separados, sois Uno con Dios. Lo que pasa es que soñasteis que vivíais separados del Todo y ahora estáis despertando de ese sueño".


En nuestro próximo artículo buscaremos darle respuesta a las preguntas que dejamos pendientes en el primer artículo de esta serie. Le damos las gracias y le enviamos nuestras bendiciones a Babaji por su enseñanza y le prometemos multiplicar la luz que nos ha dado.


No hay comentarios: