martes, 3 de marzo de 2009

El Ser y la Consciencia

Una de las características de esta dispensación de Shangralah es el gran énfasis que hacen los Maestros para que entendamos realmente que somos extensiones de Dios, y en esencia UNO con él. Pero, realmente hemos explorado a fondo este concepto?. Es decir, entendemos a fondo lo que esto significa?. Sé que estas son preguntas profundas y de ningún modo espero que este corto artículo responda a fondo la esencia de esta inquietud. Pero por lo menos quiero entregarles algunos pensamientos y analogías para que reflexionen, de forma que esto les ayude a desentrañar este misterio.

René Descartes se hizo famoso con su frase de “Pienso, luego existo”, la cual nos permite resaltar una característica esencial de los seres humanos, y es que somos seres conscientes. Somos capaces de percibir e interactuar con el mundo exterior, pero realmente lo que nos diferencia del resto de la creación es que somos auto-conscientes, es decir conscientes de nosotros mismos.

Muchas personas se identifican tanto con sus opiniones y puntos de vista, que terminan creyendo que ellos son sus pensamientos. Pero, es esto así?. Somos acaso nuestros pensamientos? O nuestros sentimientos? Y si no es así, entonces qué somos?.

En el libro de “Las Claves Maestras de la Vida Abundante”, la Madre María nos da unas aclaraciones fundamentales. El texto es complejo pero si lo estudian con detenimiento lograrán gran comprensión. Ella nos dice:

“Tú mismo eres ser o una identidad auto-consciente, y este ser o identidad auto-consciente tiene dos aspectos, uno es el "ser" (o la identidad) y el otro es la "auto-consciencia" . Eres consciente de que existes, de que eres un ser, de que tienes vida. Y esa consciencia se enfoca en lo que tu percibes como tu ser, o tu identidad”

La Madre María nos da un ejemplo para que entendamos este tema complejo. Visualicemos una copa con un líquido adentro, tal como el de la foto que acompaña este artículo. Uno podría decir que nuestra auto-consciencia es el equivalente a la copa, y el sentido de identidad (el ser), es decir nuestros pensamientos, sentimientos y memoria, es el equivalente al líquido contenido en la copa. Dice la Madre María que la auto-consciencia es la que nos da la existencia, y el sentido de identidad (el ser) nos permite tener un enfoque específico y por lo tanto nos da la manera de expresarnos a nosotros mismos en el mundo de la forma.

Pero la Madre bendita nos profundiza más en estos conceptos. Ella dice:

“La auto-consciencia es independiente de la identidad (el ser) en el sentido de que la primera no depende de ninguna forma. Esta puede existir como consciencia pura sin necesidad de tener un enfoque específico y sin necesidad de manifestarse a través de una individualidad específica. Esta auto-consciencia es el propio núcleo del ser de Dios. Uno podría decir que el Dios más elevado es un estado de consciencia pura, y esta consciencia está más allá de la forma, lo cual quiere decir que esta nunca puede perderse o dividirse. Sin embargo, la consciencia puede expresarse a sí misma a través de una forma particular, o a través de un ser individual porque “sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho”.

Pero todos sabemos que como consecuencia de la caída del hombre, y de nuestra inmersión en el reino de la dualidad, hemos generado recuerdos, pensamientos, sentimientos y acciones impuras. Por eso, surge la inquietud si con esta caída hemos “manchado” esa expresión misma de Dios que es la autoconsciencia. Veamos lo que dice la Madre María:

“El contenido del ser individual (la identidad) puede oscurecer la consciencia pura, más sin embargo, la consciencia pura es inmutable y eterna. Tal como dice el viejo proverbio Indio: Los hombres pueden ir y venir, pero yo permanezco por siempre”.

“El ser (la identidad) es moldeable, y tal como les he dicho, depende de cómo ustedes se ven a sí mismos, de cómo se imaginan ustedes que son y qué deciden que es real y parte de ustedes. Todo depende del  contenido que ponen dentro de la copa, y obviamente la identidad (el ser) puede ser afectado por el mundo de la forma. Por esta misma razón el Yo Consciente puede perderse y olvidar que la consciencia pura es su fuente. Sin embargo, el punto fundamental es que uno puede cambiar su auto-consciencia cambiando el contenido del ser (la identidad)”.

Esta última frase es especialmente importante en la medida que si bien nuestra auto-consciencia es en esencia pura, por ser Dios mismo, el contenido de la copa se ha contaminado y por lo tanto ha oscurecido nuestra auto-consciencia. Para mayor claridad yo les voy a dar un ejemplo sencillo de mi vida personal. Yo entiendo claramente que soy uno con Dios, y en muchos momentos de mi vida siento ese punto de consciencia pura, que aparece especialmente cuando dejo de identificarme con los pensamientos, sentimientos e imágenes que pasan por mi mente. Pero por momentos, me identifico con el “contenido de la copa”, es decir con mis expectativas, deseos humanos y con algunas imágenes inferiores que pasan por mi mente. Precisamente en esos momentos se me dificulta enormemente sentir la pureza de la consciencia.

Veamos este ejemplo maravilloso que nos da la Madre María:

“Uno podría decir que la consciencia es un hoja de papel limpia, y que en ese papel el Creador dibujó un precioso dibujo de tu patrón o diseño divino. En la medida que empezaste a aceptar el sentido inferior de identidad, es como si hubieras empezado a hacer garabatos con tinta negra en el papel. Si sigues haciendo esto, llegará un punto en el cual los garabatos cubrirán no solamente el diseño divino que dibujó Dios sino también el resto del papel. En este tu consciencia pura y la matriz de tu ser espiritual habrán sido cubiertos con una intrincada red de trazos negros sin ningún tipo de estructura definida. Afortunadamente, las líneas negras que garabateaste no están hechas con marcador permanente. De hecho, las líneas negras que garabateaste fueron dibujadas en una fina capa de plástico que cubrían el papel, razón por la cual el papel blanco y el diseño divino original permanecen intactos y sin mella”.

Este es sin duda un tema algo difícil de entender y amerita más de una leída, pero siento que es de suma importancia que tengamos muy claro este concepto ya que nos ayudará a entender otros temas críticos en los cuales profundizaremos en el futuro.

Si les queda alguna inquietud no duden en preguntar. Probablemente sea la misma Madre María la que les dé la respuesta.

Nota de la Traducción: la palabra "awareness" se tradujo como consciencia y la palabra "self" como el ser (con minúsculas) o la identidad.

6 comentarios:

Hugo dijo...

Apenas terminé de escribir este artículo hablé con Walter telefónicamente y él me recordó un dictado dado por Magda con Jesucristo en Cartago llamado "Mi encuentro con el Maestro" (está en soisdioses.com). En este ellos usan un ejemplo muy similar al que nos da Madre María en su libro.

Claramente el objetivo de esta enseñanza es que nos hagamos conscientes de que no tenemos que hacer nada en este mundo para ser merecedores y dignos de ser UNO con Dios. Nos lo hemos ganado por ser una extensión de él.

Aquí va el extracto:

"No creáis que todos lo errores que habéis cometido han dañado la pureza del Ser que tú eres. El Ser que tú eres es inmortal, es perfecto y no puede ser dañado por nada de lo que hayáis hecho o te hayan hecho en este mundo. Haced de cuenta que tú –como un Ser espiritual inmortal- tienes un acetato transparente sobre la hoja en blanco de tu Espíritu puro. Es sobre ese acetato (de la identidad humana) que se han escrito cosas infames. Es el acetato el que se ha manchado. ¡Pero tú no eres el acetato! Lo único que tienes que hacer para vivir la plenitud de Dios es arrojar a un lado ese acetato que hace parecer que esas manchas han sido escritas sobre tu Espíritu –lo cual es una mentira.

Ahora que habéis arrojado ese acetato de condenación al fuego Sagrado, te das cuenta de que tu Espíritu –al que llamaré la Presencia YO SOY- es puro, es santo, es digno y es Abundante en este momento. ¿Lo aceptas Hija o Hijo de mi corazón? Si lo puedes aceptar, entonces ya todo está hecho. Porque si tú aceptas que eres digna y yo acepto que eres digna, y el Dios Padre acepta que eres digna; nada ni ninguna fuerza en este mundo se podrá oponer a que encarnes la victoria del Cristo, la abundancia del Cristo y la sabiduría del Cristo en tu vida".

Yolanda Quiroz dijo...

Gracias Hugo por recordarnos estas enseñanzas.
Encontré un dictado de la Madre María sobre la autoestima que tiene otra forma de enseñanza sobre algo que aparentemente puede estar tan contaminado, pero siempre existe la opción de volver a su estado puro.
Este es un aparte del dictado:

Pues bien, mi amado, en realidad yo soy la representante de la Madre de Dios para este planeta Tierra. Y como esa representante de la Llama de la Madre de Dios, yo puedo asegurarte que no existe absolutamente nada sobre el universo físico, sobre el universo material, que yo no conozca. Mi amado, yo conozco cada uno de los aspectos de este mundo. Así, mi amado, yo conozco cualquier problema que un ser humano en la Tierra pueda enfrentar en la vida. Y por consiguiente, con ese conocimiento yo puedo asegurarte, mi amado, que no hay ni un solo problema en la Tierra que no tenga una solución.

Mi amado, no importa cuan insuperable pueda parecer tu situación en el momento, siempre hay una salida, o más bien mi amado, existe una salida exitosa. No importa cuan grande sea el error que hayas cometido en el pasado, cuan imperfecto o impuro te hayas sentido. Absolutamente, no hay ninguna condición en la Tierra de la cual no puedas sobreponerte, de la cual no puedas ser purificado. ¿Mi amado, cómo puedo decir esto? Puedo decir esto porque yo conozco algo sobre el mundo material que nunca se te ha enseñado, ni siquiera cuando eras niño.

Porque mi amado, en este mundo hay fuerzas que no quieren que sepas la verdad que ahora te voy a decir. Como ves, mi amado, podrías bajar al sistema de alcantarillado local y observar que el agua que entra a esa alcantarilla es más sucia de lo que te puedas imaginar. Puede estar contaminada por los químicos, por los desechos humanos o por toda clase de cosas sucias. Sin embargo, mi amado, si tomas un poco de esa agua en una olla y la pones en tu estufa y luego la hierves, ¿que sucedería? Pues bien mi amado, el agua se convertiría en vapor, ¿no es verdad? Y entonces, el agua saldría de la olla y sería purificada de todas las impurezas.

Y así, asumiría una forma diferente a medida que las moléculas puras de hidrógeno y de oxígeno se combinan para formar el vapor de agua, que es invisible al ojo humano. Pero no obstante, de nuevo puede condensarse en gotas de agua que ahora son puras. En realidad, son tan puras, que ya no existe más el estado anterior de contaminación. Es como si el agua que estaba en la olla ya no existiera. Y en realidad, ya no existe porque se ha transformado a un estado puro. El estado puro que tenía el agua antes de que la contaminación empezara.

Yolanda

Reyna García dijo...

Este tema es complejo y se me dificultaba comprenderlo y por supuesto interiorizarlo, gracias a
los ejemplos y el extracto que menciona Yolanda he podido comprender este concepto. GRACIAS

Hugo dijo...

Totalmente de acuerdo en que es un tema complejo. Pero su importancia es tal que vale bien la pena dedicarle el tiempo a leer y releer hasta que lo tengamos muy claro.

El ejemplo de Yolanda es realmente muy aclarador. Le envío nuevamente mi gratitud por tan valiosa contribución.

Gracias Reyna por tus comentarios y por tu aporte a este blog.

Lina M. dijo...

Gracias, es un tema complejo y muy bello. Sé que no poseemos el cuadro completo del Espíritu Santo que habita en nosotros, pero quizás, podemos verlo desde otro punto de vista...,La Gracia Divina e Inmaculada...,que nos habita es incorruptible. Por lo tanto, independientemente, de la auto- conciencia de que somos Seres Divinos experimentando la vida humana de este planeta y de que con gran alegría dijimos, sí venimos a demostrar que aunque todo un Dios esté sumergido en la más destructiva de las experiencias, en apariencia en contra del espíritu, nunca puede perderse por qué en esencia es Dios mismo. y Dios no se pierde a sí mismo, Dios se expande a sí mismo. Dios, está experimentando la realización perfecta de su luz...,al conducir, toda clase de oscuridad hacia la luz, por ello, en el mensaje que anexa Walter, La Madre María nos dice, nos pide qué aceptemos que Somos Hijos e Hijas de Dios, tan Inmaculados como lo es Nuestro Padre Divino, tan Llenos de Gracia Bendita como lo Es Nuestra Madre Divina, y recordemos que somos los príncipes que estamos despertando de un gran sueño en el que teníamos olvidada Nuestra Filiación Divina, Nuestra Noble Cuna. Aún, se hace complejo al decirlo, pero os diré que ni decirlo ni escribirlo nos acerca a está verdad tan directamente como sentirlo. Yo, deseaba tanto sentir ese amor...,y me preguntaba, por qué estoy al lado de una rosa y no siento ese amor, esa unidad. ¿Qué me falta para amarla?..,Aún, debo amar más. Pero, encontré en mi imaginación y creatividad ese amor...,yo miraba la imagen de la Radiante Presencia de Dios, por largos periodos, sin embargo me parecía no sentirme unida a ella...,y decidí, que debía amar aún más. Entonces, empecé un poquito una forma de amar a Dios a través de imaginar que entraba en mi corazón y allí de rodillas y con mis manos unidas, saludaba a Dios en mí. Para sentirme más cercana a Dios me imaginaba que soy una niña, y pido a los ángeles, me ayuden a subir hasta mi Ser Crístico, una vez allí, lo abrazo y me siento abrazada y amada, si busco consuelo sigo en la forma de una niña y si necesito más consuelo me hago al igual que un bebé y colocó mi cabeza en su hombro y allí imagino y siento que soy inmensamente protegida y amada...,me despido de mi amado ser crístico y pido ser conducida por mi ángel hasta Mi Magna Presencia Yo Soy...,aquí, se es Mi Dios Padre-Madre...,no puedo expresaros los momentos de felicidad y de éxtasis...,al sentarme en los hombros de Dios...,y decirle que le amo al oído y mirarlo, y alborotar sus cabellos para luego reacomodárselos...,pedirle que cierre sus ojos para besar sus parpados y sus largas pestañas...,decirle que soy feliz...,y luego abrazarme a él y sentir su sonrisa de oro y de amor inefable...,y luego ser alzada en sus brazos, para sentir que el se siente muy pero muy feliz de saberme su hija...,y yo de saberme ttan maravillosamente amada...,y sabéis cuánto Nuestro Amado Saint germain nos pidió que para entrar en el Reino de los Cielos debiamos ser tan puros como un niño..,yo, aún tengo sanarme mucho pero nada puede separame del hecho de que soy amada ahora mismo sin necesidad de ser santa y pura, soy amada por qué he sido, soy y seré siempre Hija de Dios, sin importar quién o que soy en este momento, pero sin perder de vista, que estoy transformándome día a día para ser y transformar en pureza toda la luz que prometí custodiar y que tan sólo le pertenece a mi Padre Celestial y que el me confió para yo desmoldearla y moldearla a mi libre voluntad...,y trascenderla de nuevo hacia la Gracia Divina pero está vez cargada de toda la sabiduría y enseñanzas que yo le proporcionaría..,por ello entendéis que no existen ni el pasado ni mucho menos pecados...,está es mi humilde manera de entenderlo...,es como saltar de un estado de la mente a un estado del corazón...,Gracias.

Lina M. dijo...

Hugo, he estado re-leyendo sobre este artículo, y una vez más te dejo un comentario. Somos Extensiones de Dios y por ello somos Uno con Dios y en Dios, agregaría esto último puesto que en Dios vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Por lo cual no hay posibilidad de ninguna otra experiencia en Dios que ser Una Extención de su Divinidad, dotada de todos los Atributos Divinos de Dios mismo.
En un pequeño extracto del libro de Deepak Chopra, "El Sendero del Mago", se describe está unidad con Dios y con el Todo. Merlín dice: "La Separación es sólo una ilusión. Pareces estar separado de mí y de las demás personas porque tu ego asume la postura de que todos estamos aislados y solos. Pero te aseguro que si dejas de lado tu ego, nos verás a todos rodeados por un solo campo infinito de luz, el cual es la consciencia. Cada uno de tus pensamientos nace en un vasto océano de luz sólo para regresar a él, junto con cada una de las células de tu cuerpo. Este campo de consciencia está en todas partes, como un puente invisible que une todo lo que existe. Entonces no hay nada tuyo que no sea parte de los demás - salvo en la manera como lo ve tu ego. Tu Tarea consiste en ir más allá del ego y sumergirte dentro del océano de consciencia universal."...,"serás como una gota en el océano. En la medida en que seas parte de la consciencia universal, serás todo el océano."... "Puedes ser tú mismo y ser Todo al mismo tiempo. Aunque pueda parecerte un misterio, así es". Es por ello muy complejo de entenderlo, pero está una analogía que lo define, de un modo diferente pero con igual significado.
Somos seres conscientes de su propia existencia, por ello somos auto-conscientes. ¿Qué somos?, ¿Qué complejo se hace?, Creo qué parte y arte del Todo. Somos ser-identidad y auto-conscientes. Pero según entiendo sólo el ser-identidad está consciente de su auto-consciencia, sin esto no nos es posible percibirlo u entenderlo. Por lo cual, es increíble que realmente somos nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, ¿Quién puede decir lo contrario?, lo cual sólo nos deja una alternativa y es qué no estamos muy conscientes del peligro que cada uno es para sí mismo, por qué al no purificar nuestros pensamientos y sentimientos y emociones, podemos estar en trampas muy bien diseñadas por cada uno de los tantos pensamientos que aún no hemos transmutado a lo largo de los quizás miles de años que hemos vivido...,es así ó me equivoco...,así, es de delicado, lo que eliges pensar, y por ende, la clase de pensamientos que tenemos crean la clase de sentimientos que tenemos....,increíble, la responsabilidad que nos cabe por cada vez que estamos pensando.
Por ello, de lo dado por los Maestros Ascendidos, y que quizás en esté artículo estoy entendiendo con real claridad, el por qué Saint Germain dijo: ¡Eliminad, eliminad, eliminad todos los pensamientos humanos! No los sigáis reteniendo..,
Ante lo cual, yo quizás pensé que esto era una tarea casi imposible de hacer, pero nunca es tarde...,y ahora por medio de la Madre María me queda más que claro, que sí es muy urgente tener pensamientos, en lo posible, los audibles un tanto más elevedos. Ya que el Poder Creativo no discrimina que clase de pensamientos generamos, este poder cumple con dicho mandato a la brevedad posible. Esto, me recuerda en otro mensaje de Saint Germain, que dice: "Pensamientos Divinos, Sentimientos Divinos, Cualidades Divinas, Ideales Divinos sólo pueden ser encontrados al pensar en La Divinidad, ya que ellos no existen ni moran en ninguna otra parte, y lo igual produce lo igual en el Mundo entero. La Divinidad es La "Luz" y la "Perfección de la Vida".
Mil gracias...,estaba esperando leer mejor esté artículo y entenderlo mejor..., seguiré con los demás, que están en el blog.