domingo, 15 de marzo de 2009

La actitud correcta ante los errores de la Vida

A menudo hay pequeños extractos de enseñanza que pueden ayudarnos a transformar nuestra vida. Dichos extractos a menudo nos dan un enfoque diferente de las cosas, y en la medida que lo aplicamos vemos cómo nuestra vida da un giro hacía lo positivo. Hoy quiero traerles un extracto que cumple con estas carácteristicas.

El tema es el de la autocondenación. Resulta que como seres humanos enfrentamos una realidad brutal: estamos encarnados en un planeta oscuro y estamos atrapados en la consciencia de la dualidad. Esto ha dado como resultado que tengamos un abultado "equipaje" de pecados, errores, perverciones y todo tipo de energías mal calificadas de las cuales queremos escapar. Sin embargo, estas energías nos aprisionan y continuamente nos hacen caer en comportamientos que sabemos no son adecuados para personas que buscan la luz divina. Cuando esto sucede, y caemos en estados de "pecado" o "maldad" a menudo nos autocondenamos o nos sentimos pecadores. Esto no solamente afecta nuestra autoestima, sino que también hace que enviemos el mensaje equivocado al espejo cósmico.

Pero la Madre María nos invita a que trascendamos la autocondenación y miremos los errores y pecados por lo que son: efectos de la influencia de la consciencia de la dualidad que, con un esfuerzo dedicado, llegaremos a trascender.

Por eso hoy los dejo con esta corta pero profunda enseñanza de la Madre Bendita, que tiene como propósito que dejemos atras la condenación:

Tú puedes lograr mucho adoptando la actitud de que Dios nunca ha requerido que tú seas perfecto(a). Dios te dió libre albedrío y el derecho a experimentar con ese libre albedrío. Dios no te culpa por haber tomado ciertas decisiones; Dios simplemente quiere que aprendas de esas decisiones y te liberes de sus efectos. Por lo tanto, no necesitas sentir verguenza o culpa por tus errores pasados. Dichos sentimientos lo único que logran es prevenir que aprendas la lección y te liberes dichos errores. Lo que necesitas hacer es abiertamente admitir los errores, aprender las lecciones que necesitan ser aprendidas y entonces dejar ir las creencias dualísticas que te empujaron a equivocarte.

Todos y cada uno de los errores que has cometido fueron influenciados por o fueron basados completamente en la consciencia de la dualidad, la mente del anti-cristo. Esta consciencia no es parte de tu ser verdadero, no es parte integral de tu esfera del ser. Por lo tanto, en cierto sentido uno podría decir que tu yo verdadero, el ser espiritual inmortal que tu eres realmente, no cometió esos errores. Los errores fueron cometidos porque construiste un sentido temporal de identidad basado en la consciencia de la dualidad, y este sentido de identidad es en últimas irreal.

1 comentario:

Lina M. dijo...

Gracias, Hugo...,que importante aclaración que da aquí La Madre María. Gracias, Bendita Madre María, es muy bello tu amor y el cómo nos cuidas...,gracias, de todo corazón, también, a todos los que desde el inicio de estás enseñanzas en Colombia, no han flaqueado en sus esfuerzos de ser nuesta ayuda...,también, doy gracias a la vida de que sepáis el idioma inglés...,muchas cosas no sabríamos sin está habilidad de traducirlo todo al español...,y también doy gracias, por qué estéis en Colombia...,mil y mil gracias...,con Amor y Luz...,Lina.