jueves, 19 de marzo de 2009

La Verdadera diferencia entre Tú y Jesús

Todos hemos escuchado que los Maestros nos dicen que Jesús vino a ser un ejemplo de aquello que nosotros podemos ser. La religión dualística se dedicó a hacer de él un ídolo inalcanzable al convertirlo en el "único" hijo de Dios. Pero si él es un ser igual a nosotros, ¿por qué él logró esas cosas que nosotros aún no hemos logrado?. La respuesta de la Madre María es corta y contundente, y nos pone a pensar a todos.

Dice ella en la página 136 del libro "Las Claves Maestras de la Vida Abundante":

La verdadera diferencia entre tú y Jesús es que él reconoció y aceptó su origen como un hijo de Dios, mientras que tú aún no lo has hecho. Sin embargo, tú tienes el potencial para reclamar tu verdadera identidad siguiendo el ejemplo dado por Jesús y dejando que esa mente esté en ti (la mente Crística), la cuál también estuvo en Jesús el Cristo (Filipenses 2:5).

2 comentarios:

Lina M. dijo...

Gracias, Hugo, la diferencia de la Aceptación como Hijos de Dios, ya la he ido asumiendo...,por ello, la Madre María nos pide mirarnos unos a otros como Soles caminando por la Tierra sin reparar en las múltiples apariencias que tenemos aún como seres de la Tierra sino reparando en vernos como Los Conceptos Inmaculados que Somos, realmente, aún, es difícil separar a cada uno del drama que realiza en está encarnación...,supongo, que es por qué aún no nos miramos a nosotros mismos como Hijos de Dios y muy dignamente Amados...,Somos Dioses caminando por la Tierra, Dioses ayudándonos unos a otros en reconocer y aceptar nuestra Divinidad...,en tanto que cómo Dioses podemos vernos y admirarnos de tanta belleza que hay en cada uno...,y de la que empezamos a distinguir al ir aclarando nuestra visión de la verdad incondicional que nos revela como Dioses...,acepto que llevo en mí la calidad de un Dios que es Mi Mágica Presencia a través de mi ser, que para efectos de está aceptación no me identificaré mas como del sexo femenino sino simplemente, como un ser dotado de Divinidad...,Gracias, cada día está verdad es más mía...,y debido a ello estoy trascendiendo mi identificación humana en Divina, y aceptando que todos los demás lo son también. Por ello, siento infinito amor por cada ser del Universo Manifiesto al aceptar que ellos también son Dioses ya realizados o potencialmente realizados y no me es posible sentirme desde mi aspecto Humano-dual que aún estoy siendo, separada de nadie ni de nada no importando que apariencia puedan tener...,así ratifico mi Unidad con Dios dentro de mí y mi Unidad con Dios en todo el Universo Creado, como Hija de Dios...,por lo cual, Todos los hijos de Dios-Creador somos hermanos, y saludo con infinito amor a todas las Extensiones de Dios creadas por Él en todos los Universos y en nuestra Madre Tierra...,Gracias, Madre María por Tu Don de la Unidad.

Reyna García dijo...

Durante mucho tiempo vi a Jesús como un ser remoto que no podia alcanzar pues siempre se me dijo que El era el único hijo de Dios algo en mi interior se resistia a
creerlo, despues aprendí que esto
no era asi y comenze a conocer a
un Jesús mas cercano a mí en la dispensacion anterior le conoci mas
y le comenze amar con todo mi corazón pero algo de separación quedaba, en esta dispensación me he enamorado de El y recien lo comienzo a sentir como un hermano
como un hermano gemelo que amorosamente de dice tu y yo somos uno. gracias Madre Bendita sin tu guia no seria posible seguir.
Con Amor. Reyna.