viernes, 10 de abril de 2009

Dictado en vivo del amado Gautama Buda

Quiero compartir con ustedes un dictado de Gautama Buda recibido por el mensajero de Shangralah para el mundo de habla hispana. Este dictado fue entregado el 15 de Marzo de 2009 en la vereda del Marqués en el suroccidente de Colombia.


En este dictado, el Buda responde a una persona de la audiencia que le pregunta: ¿Cuándo podré hablar directamente con Dios o con un Maestro?


En este dictado este Maestro nos da unas claves importantes para trabajar en nuestra psicología y profundiza el trabajo de la comunidad amor. Esta enseñanza es un complemento al dictado que dio el Ser de la Luz Infinita en Marzo 15 y que también hemos puesto en este Blog.


Espero que sea para ustedes de mucho provecho.

Nota: Si desea bajar el dictado dele clíck al texto de abajo. Sino puede escuchar el dictado dandole click al boton Play de la cajita que está debajo del texto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por compartir esta disertación. La Luz no necesariamente viene envuelta en lujosos empaques ni con papel regalo exquisito. Me enseña cómo si me desocupo de mi ser exterior, mi ser interior permite que mi aspecto externo se vuelva una caña de flauta, así sea rústica, para que Dios a través de su Jerarquía, toque su Melodía.

Un abrazo Walter.

Francisco

Ema dijo...

Gracias Amado Señor Gautama, como bien sabes desde que estoy aquí mi ego recibió algunas estocadas maestras, y seguirá recibiéndolas, a veces digo, bien, tengo que hacerme cargo de estos asuntos de mi ego, esta es una batalla diferente, es conmigo misma, y otras veces quiero salir corriendo, pero, ¿A dónde puedo escaparme de mi misma? ¿Sabes Amado? Siempre admiré esa vida que tuviste como el monje Sumedha, pero no me había dado cuenta hasta que lo mencionaste, que, ese Sumedha simboliza nuestras almas, y Tú Mi Amado, El Buda que dice ¡Sumedha despierta a tu realidad- Divina!
Que bien se siente, sintiéndose Sumedha, Creo que es un sentimiento de unión, una conexión especial con tu corazón.
Ema.

Lina M. dijo...

Amado, Gautama Buda, gracias, por tu espera y por tu Infinito Amor Incondicional...,nos enseñas a andar un camino sin tormentos, que a veces, es y ha sido el camino con el que señalamos a otros y de vuelta, se nos señala. En dónde, aún debe haber tanto cariño...,como nos sea posible para nosotros y luego, hacia los demás...,estamos recuperando la forma de amar...,y al ir desnudando nuestro ego, se empequeñese, se disuelve y no queda casi nada nada de él...,sabes, me hiciste recordar el modo en que se aprobaba a los estudiantes en La Grecia de Pitágoras...,para acceder a su escuela...,en la cual, si el estudiante no superaba la prueba del orgullo propio, simplemente, se desconectaba de toda posibilidad de continuar....,de empezar a adquirir sabiduría..,y esto, es así, porque, aún el que dirán afecta mucho...,pero, poquito a poquito vamos soltando todo esto...,mil gracias...,Lina.

Reyna García dijo...

Muchas Gracias Amado Señor Gautama
por tu infinita paciencia y tu amor
incondicional, mientras avansamos
y vamos desenmascarando al ego este
va perdiendo poder, Gracias.