viernes, 29 de mayo de 2009

Los enemigos del SER (Parte VI)

Debido a que en nuestro artículo anterior surgieron algunas preguntas vamos a dedicar los artículos de hoy a tratar de resolverlas a la luz de las enseñanzas que ha dado el amado Maitreya en su libro "Las Claves Maestras de la Libertad Espiritual".

Luz Marina nos escribe lo siguiente: ¿quisiera que me corrigieran si estoy errada. Nosotros atraemos a estas entidades y les damos entrada a nuestro campo energético;ellos son seres independientes que solo busca quien cómodamente los acepte y les entregue luz, los miro como una especie de larva, parásito o algo así?

Respuesta: Es correcto, nosotros atraemos a las entidades a través de comportamientos que están basados en mentiras dualísticas. Estas entidades a su vez surgieron cuando los seres que se alejaron de Dios crearon una gran entidad que tomo consciencia propia, con un instinto de supervivencia que le genera la necesidad de alimentarse de energía mal calificada. 

Pero, examinemos por un momento a los ángeles que cayeron, ¿Por qué habrían ellos de necesitar de nuestra Luz? La respuesta es que después de la caída, a pesar de que estos seres fueron capaces de retener parte de su luz, el hecho de que rechazaron el sendero de la Unidad y cayeron significó que no iban a poder acceder a la Luz desde dentro de sí mismos. Sin embargo, ellos saben que necesitan la luz para vivir, por lo tanto vieron claramente que un día agotarían su luz y dejarían de existir.

Al mismo tiempo estos seres caídos tienen otro problema, y es que la entidad que crearon se generó a partir de la luz que recibieron y que mal calificaron. Obviamente, esta entidad no fue creada por Dios, y por lo tanto jamás ha tenido ni tendrá la opción de recibir la luz desde dentro de sí misma. En otras palabras, dicha entidad solamente puede recibir luz desde fuera de sí misma, de un ser que si tiene luz. La entidad también necesita luz para sobrevivir, y por lo tanto enfrenta la extinción a menos que reciba más luz. Y precisamente debido a que los ángeles caídos han creado esta entidad, ellos tienen una conexión hacia ella, lo cual quiere decir que la entidad puede quitarles su luz. Por lo tanto, el monstruo que fue creado por los ángeles caídos finalmente se vuelve hacia ellos -al igual que en la historia de Frankestein- e intenta consumir su luz para su propia supervivencia, por lo tanto acelerando la debacle de sus amos.

Entonces, con base en este entendimiento podemos comprender por qué razón estos seres buscan acceder a nuestra luz. Sin embargo, ellos no pueden tomar nuestra luz en su estado más puro y elevado, porque no la podrían tolerar. Por eso, a través de comportamientos inadecuados, estos seres buscan influenciarnos a fin de que califiquemos erroneamente nuestra luz y de esta forma ellos puedan nutrirse de nuestras energías.

Veamos la explicación que nos da Maitreya de cómo estos seres son capaces de tomar las energías de la humanidad:

Déjenme brevemente describir la razón principal que permite a los seres caídos robar la luz de las personas. La realidad es que un ser caído se ha identificado por completo con un sentido de identidad basado en la mente del anti-cristo, la cual sólo puede existir en las sombras; es decir, una vibración baja.  Por lo tanto, si un ser caído llegase a recibir una porción de pura luz espiritual, este ser caído no podría hacer nada con ella. Por el contrario, esta luz pura sería extremadamente incómoda para un ser así, haciéndole sentir como si se estuviera quemando. Y si la luz fuera suficientemente concentrada, literalmente podría quemar y consumir a estos seres.

El cálculo básico es que un ser caído sólo puede absorber luz de una vibración más baja, razón por la cual dicho ser no puede robar luz espiritual directamente de otros. Debe conseguir a aquellos que tienen luz espiritual para mal-calificar, para bajar la vibración de la luz a una que puedan absorber. Esto lo consigue haciendo que la gente se entable en cualquier tipo de actividad que baje la vibración de sus energías mentales y emocionales. Un ejemplo obvio es cualquier actividad que cause ira o miedo. Así muchas actividades alimentan de vuestra luz espiritual al conglomerado de seres caídos y bestias, por lo que Jesús dijo que tengáis cuidado para que no tiréis vuestras perlas a los cerdos. (Mateo 7:6).

Podéis ver que a pesar que muchos seres humanos cometen muchos actos por los que no tienen una explicación racional o lógica, hay una lógica y racional explicación del por qué la gente comete dichos actos. La cruda realidad es que esta gente se ha atado al conglomerado de seres caídos y bestias, y así sus mentes son -al menos una parte del tiempo- controladas, e incluso apoderadas por esta fuerza. La fuerza dualística puede manipular a la gente -arrastrando a sus cuerpos mentales y emocionales- a cometer actos que mal-califiquen luz. Cuando observan a la acción misma, pueden ver claramente que no logra nada positivo y que no tiene ningún propósito constructivo para nadie en la Tierra. Como un ejemplo, consideren cuántas batallas han causado que gente muera sin realmente lograr nada decisivo o constructivo para ninguna sociedad. Así, la acción no fue motivada por un deseo de lograr algún propósito constructivo en la Tierra. Fue provocada por el deseo de producir energía mal-calificada que alimente a los seres caídos y a las bestias tras ellos.

En nuestro próximo artículo exploraremos un poco más acerca de cómo estas entidades desarrollaron consciencia propia, y por qué razón Dios ha permitido que existan y afecten a las personas. Sin embargo, quisiera enfatizar que esta enseñanza no debe producirnos miedo de ningún tipo. Cuando logremos el entendimiento correcto estaremos muy bien preparados para protejernos y para estar por encima de estas fuerzas inferiores. Recordemos siempre que para el hombre esto es imposible, pero para Dios todo es posible.


1 comentario:

LUZ MARINA dijo...

mado Maitreya, amado Huguito


Gracias por aclarar todas estas dudas que surgen a medida que vamos avanzando en estas maravillosos artículos.

Hay una parte del texto que me llamo mucho la atención “La cruda realidad es que esta gente se ha atado al conglomerado de seres caídos y bestias, y así sus mentes son -al menos una parte del tiempo- controladas, e incluso apoderadas por esta fuerza. La fuerza dualística puede manipular a la gente -arrastrando a sus cuerpos mentales y emocionales- a cometer actos que mal-califiquen luz. Cuando observan a la acción misma, pueden ver claramente que no logra nada positivo y que no tiene ningún propósito constructivo para nadie en la Tierra”.
Acá podemos ver como en muchas situaciones de nuestras vidas somos utilizados de alguna manera por estos seres y a nuestro parecer todo puede ser normal pero de trasfondo se esconde el juego de estas fuerzas que nos invitan a mal cualificar nuestra energía y como ahora todo es tan normal y nos acostumbramos a vivir con estas imperfecciones, pasa desapercibido y así seguimos como si nada entregando nuestra luz sin hacernos la pregunta ¿Esta situación trae algo positivo o esta aportando algo a mi crecimiento Espiritual?.

Al principio es difícil aceptar que toda la antigua manera de conducir nuestras vidas, lo hacíamos de una manera equivocada, cuando nos identificábamos como seres solamente humanos y olvidando nuestra parte divina, Pero afortunadamente comenzamos el camino de regreso a casa y nos estamos apropiando de toda esta enseñanza para aceptar el hecho de que venimos a este planeta ser unas extensiones de Dios y a manifestar el reino de Dios en la tierra y para finalizar me queda muy claro que debemos ser responsables del uso que le estamos dando a toda esta luz que estamos recibiendo de los maestros a través de toda esta enseñanza.

Les dejo todo mi amor.