sábado, 9 de mayo de 2009

¿Quién o qué es Dios? Parte I

Por unos días vamos a dejar de hablar de las falsas creencias para tocar otro tema que es muy importante e iluminador. En esta serie de artículos tocaremos el tema de ¿Quién o qué es Dios?.

El propósito de esta enseñanza es el de expandir nuestro conocimiento de ese Ser que llamamos Dios, de manera que al entenderlo mejor podamos expandir la imágen mental que tenemos de él. A menudo, las imágenes mentales limitantes que tenemos de Dios pueden bloquear la oportunidad de lograr una experiencia directa con él.

En esta dispensación los Maestros nos han entregado una revelación increiblemente rica sobre Dios y la creación. El objetivo de esta enseñanza es que esta nos dé contexto para entender mejor quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos en nuestra travesía espiritual.

Sin embargo, ellos también nos previenen contra una de las grandes limitaciones que tiene la mente humana: la incapacidad de percibir las cosas que están más allá de este universo físico. Esta característica, sumada a la tendencia de la mente a evaluar todo de forma lineal, son obstáculos para lograr un mayor entendimiento de la realidad de Dios. 

El propósito de la enseñanza espiritual y de la revelación progresiva consiste en darnos un mejor entendimiento del mundo espiritual, lo cual nos puede ayudar a clarificar las experiencias directas que vamos teniendo con la Presencia de Dios en nosotros. Sin embargo, los Maestros nos previenen para que no convirtamos este conocimiento en una "imagen gravada en piedra", sino más bien para que liberemos la mente de la visión limitada de Dios que tienen la mayoría de personas de este mundo.

Para empezar a entender mejor a Dios, el amado Maitreya nos da la figura del ocho que vemos en la imagen que acompaña este artículo. Esta imagen tiene una figura superior, una figura inferior y el nexo, que es el punto donde las parte superior e inferior convergen. El creador está representado en este nexo. La figura superior una representación de un nivel de Dios, de una realidad de Dios que está por encima del Creador. A este nivel de Dios podemos llamarlo también el Ser puro de Dios o también La Totalidad.

¿Qué es la totalidad? ¿Quién es este ser puro de Dios?

El amado Maitreya en su libro "Las Claves Maestras para la Libertad Espiritual" nos dice que este aspecto de Dios es algo que no puede ser adecuadamente descrito con palabras o imágenes humanas, ya que la mente humana no es capaz de contener todo lo que este representa. 

Este aspecto de Dios está más allá del mundo de la forma, y por lo tanto no puede ser representado por nada del mundo de la forma.

En el universo material encontramos formas que existen y están separadas unas de otras, cada una con sus carácterísticas específicas. Por lo tanto identificamos a cada una por sus diferencias. Estas diferencias también establecen límites o fronteras entre ellas y las separan del todo. Naturalmente esto causa que las personas se enfoquen en las diferencias y previene que perciban este mundo como un todo coherente. Dicho de otra manera, los seres humanos vemos los árboles pero no el bosque.

En la Totalidad de Dios no hay formas separadas, ni contradicciones, ni limitaciones. Maitreya nos dice que la mente humana encuentra difícil concebir un mundo sin separación o diferencias, y por lo tanto uno podría decir que el mejor camino debería ser el de no hablar acerca de la Totalidad de Dios, dado que las palabras son muy pobres en expresar esta expresión de Dios. Sin embargo, el esfuerzo por comprender estos conceptos es muy útil en el sentido de que nos ayudará a entender posteriormente por qué fue creado este universo.

Reexpresando y resumiendo lo que hemos visto hasta el momento podemos decir que la Totalidad de Dios es:

-Un nivel de Dios.
-Una realidad de Dios.
-Una realidad que está más allá del Dios Creador.

La Totalidad de Dios, que también podemos llamar el Ser Puro de Dios es un Ser en el cual no hay diferenciación, que es pleno y autosuficiente y en el cual no hay lugar para una forma o ser separado de esa Totalidad. Otra particularidad interesante acerca de la Totalidad de Dios es que en este nivel de la Divinidad todo es Consciencia, es decir, no existe nada dentro del Ser Puro de Dios que no sea autoconsciente. En la Totalidad, todo lo que existe es consciente de sí mismo como Dios.

En este mundo material nos hemos acostumbrado a tener un sentido de existencia en el cual nos vemos separados de Dios, es decir, nos vemos separados del todo. En general como seres humanos nos vemos separados del resto del Universo y de las demás personas, por eso somos capaz de dañar a otros sin entender que al hacerlo, realmente nos hacemos daño a nosotros mismos.

En la Totalidad de Dios no existe el sentido de separación. Sin embargo, existen seres individuales, a los cuales Maitreya prefiere llamarlas Presencias. Estos seres tienen conciencias individualizadas, pero en consciencia no solamente se ven como siendo Uno con la Totalidad de Dios, sino que se perciben a sí mismos como la Totalidad de Dios.

Estas Presencias pueden enfocar su consciencia en un "punto" en particular- aunque en la Totalidad de Dios el tiempo y el espacio no tienen ningún sentido - y pueden enfocarse en una cualidad particular del Ser Puro de Dios. Sin embargo, estas Presencias nunca pueden perder su capacidad para ser uno con la Totalidad de Dios, para estar en la Totalidad de Dios. Estos Seres pueden tomar decisiones, por lo tanto tienen libertad de elección. Pero no pueden tomar decisiones separadas en el sentido en que nunca estos seres querrán algo que los beneficie a ellos mismos pero que dañe a otros. Tampoco estas Presencias buscarán elevarse a sí mismas para ser mejores o más importantes que los demás. Estos conceptos no tienen significado en la Totalidad de Dios. 

Las Presencias que habitan en el Ser Puro de Dios no tienen un sentido de unidad con Dios, ellos SON DIOS.  Por lo tanto una Presencia en la Totalidad de Dios jamás pensaría que las leyes de Dios o el Propósito de la Creación le han sido impuestas por una autoridad externa. Ellos son la Ley Sagrada y ellos definen el propósito de la creación.

A pesar de que esto es muy difícil de entender con nuestra mente humana, la imagen que el Maestro nos quiere dar con este conocimiento es que en la Totalidad de Dios una existencia separada simplemente no es posible. Una Presencia en la Totalidad de Dios puede experimentar absolutamente todo lo que es y existe en la Totalidad, y puede experimentarlo todo al mismo tiempo si así lo quiere. 

En nuestra próxima entrega exploraremos la relación que tiene esa Totalidad de Dios, ese Ser Puro de Dios con el aspecto de Dios que es el Creador y consecuentemente con este Universo. Indudablemente esta es una enseñanza que requiere que expandamos nuestra mente para que intentemos concebir aquello que está más allá de las palabras. Sin embargo, el esfuerzo por hacerlo nos dará un valioso entendimiento del por qué de la Creación.

Cualquier inquietud al respecto es bienvenida. Quedo atento a los comentarios.


  

14 comentarios:

alde dijo...

Gracias por tocar este tema que para mí siempre ha sido muy confuso. Aclaro que mis dudas no tienen el ánimo de crear polémica en el sentido de tener o no la razón, entiendo que es mi forma particular de ver y me gustaría corregir mi percepción.

Es muy difícil para mi mente dualista entender el concepto de “seres unidos”, pues mi razón me dice que si son varios deben ser diferentes pues si no fuesen diferentes serian uno. Si uno no ve diferencia entre una manzana y una pera para uno son lo mismo, es decir una sola cosa y no dos cosas. Tal vez la enseñanza se refiere a que en realidad somos “partes” de Dios y que somos uno porque nos identificamos con Él cuando dice: “…se perciben a sí mismos como la Totalidad de Dios”. Porfa denme luz sobre este espinoso asunto.

De ahí surge este cuestionamiento. Si somos libres de decidir con que nos identificamos, somos libres de separarnos de Dios si queremos, y vemos que la enseñanza dice claramente que no podemos: “Sin embargo, estas Presencias nunca pueden perder su capacidad para ser uno con la Totalidad de Dios”. Esto me parece verdad pues pienso que la unidad no puede ser una elección, es decir, unos unidos y otros no porque entonces no sería unidad, por lo tanto o somos todos uno o no lo somos. La explicación que para mi llena todos estos vacios es que la separación es solo una ilusión, es decir no es real, Nos parece real porque estamos razonando desde una mente que aunque errada o ilusoria, es muy coherente. El maestro dice claramente: “ … no pueden tomar decisiones separadas …”, por lo tanto ( y por fortuna. Digo parodiando la canción: Sólo le pido a Dios ... que esto no sea real, ja, ja) unicamente podemos tener la ilusión, el sueño de que estamos separados pues no se puede ir en contra de una Ley porque dejaría de ser Ley.

Ustedes ya deben estar al igual que yo retorciéndose de la risa de mi mente dualista y sus elucubraciones, pero quiero exponerla aquí porque estoy dispuesto a evaluarla y aprender a ver las cosas de otra manera.

De verdad, estoy pensando dejar de pensar tanto, ja, ja



Un abrazo

Hugo dijo...

Hola Alde,

En realidad este aspecto de Dios que hemos expuesto está tan lejos de nosotros que en realidad nuestra mente humana difícilmente puede concebir lo que significa estar y Ser en la Totalidad.

Podríamos decir que el Ser Puro de Dios es el aspecto más elevado de Dios y por eso en él no hay separación, formas ni diferencias.

Cuando entremos a ver como surgió el universo material entenderemos mejor cuál es nuestro rol particular y específicamente por qué estamos aquí. Aquí ya exploraremos el mundo de las formas y de los seres "separados". Yo diría que todo lo que hemos expuesto en este blog aplica más para este otro aspecto del Ser de Dios que para la Totalidad.

Este artículo es solamente un abrebocas que tendrá significado en la medida que avancemos a los artículos posteriores. Creo que en ese momento abordaremos nuevamente tu pregunta.

Saludos,

Hugo.

alde dijo...

Gracias Hugo, encuentro muy enriquecedor hablar sobre estos temas y doy tambien gracias a los Maestros por esta magnífica oportunidad, ya que tengo grandes vacios que han quedado al abondonar mis creencias anteriores.

Un abrazo.

Walter dijo...

Hola Alde, voy a tratar de esplicar tu duda que dice: "Es muy difícil para mi mente dualista entender el concepto de “seres unidos”, pues mi razón me dice que si son varios deben ser diferentes pues si no fuesen diferentes serian uno", con un sencillo ejemplo:
Imagina a Dios como un Sol, e imagina que de ese Sol salen millones de rayos. Cada Rayo es una Presencia, cada Presencia tiene conciencia de sí mimso como un Ser Individual, pero al mismso tiempo sabe que está conectado al Sol y esto le permite tener conciencia de sí mismo como Dios.
Una vez estuve en un lugar selvatico de Colombia donde habia muchos hombres que pertenecian a un grupo armado irregual. Estas personas habian causado muchas muertes y dolor en esa región. Dios me permitió ver como de cada una de estas persona salian rayos de Luz que iban directo a corazon de Dios (el Gran Sol Central), lo que entendí es que cada uno de ellos era una expresión particular del mismo y Unico Dios que existe, era Dios manifestandose de muchas formas distintas. En el nivel humano ellos se identificaban como separados de Dios, pero en la Presencia YO SOY de cada uno, ellos sabian que eran Dios. Todos somos Dios, la cuestion consiste en cuánto tiempo nos vamos a tomar para aceptarlo.
Como dices, la separación es una mentira. En relaidad no estamos ni estuvimos separados de Dios, lo que sucede es que imaginamos que estabamos separados y nos creimos nuestra propia mentira.
Pensemos en esto: Si Dios es el Todo en todo, si Todo está hecho de la sustancia de Dios, si cada particula subatomica de este Universo es la sustancia de Dios, si el unverso es un Todo, y Todo es Dios, entonces ¿Cómo podriamos estar separados de Dios?

alde dijo...

Gracias Walter, la verdad que el ejemplo está chévere, me da una visión más clara de cómo es que funciona esto de ser individual y al mismo tiempo como todos conformamos el uno. A mi me encantan los ejemplos y los cuentos.

Cuando leo las enseñanzas veo que son ciertas pero no soy capaz de imaginarme o sentirme realmente unido y cuando hablan del YO SOY siento que es otro y no yo, es decir yo puedo decir YO SOY pero sigo creyendo internamente que no soy, cierro los ojos y pienso profundamente en eso pero muy internamente se que cuando vuelva a abrirlos seguiré siendo yo separado, el mismo, como que no soy capaz de desprenderme de esa idea, que no me parece que fuera una mera idea sino una realidad.

Tal vez en todo esto hay una tara generada por el proceso educativo que nos ha enseñado que aprender es memorizar, entonces inconscientemente asumo las enseñanzas como una acumulación de conocimientos y de esa forma se convierte en una imagen gravada en piedra.

Tal vez sea la práctica en la vivencia diaria la que realmente nos cambia, soy facilista al querer leer y leer y leer y pensar que estoy avanzando porque ahora se más cosas, pero veo que no, cuando llega la prueba generalmente fallo, el conocimiento en piedra no ayuda mucho porque aparece algo más grande que lo avasalla en un segundo, el ego nos quita el conocimiento en piedra, como se dice popularmente: “tan fácil como quitarle un dulce a un bebe” ( será verdad que es tan fácil?, yo no lo he intentado pero creo que no, ja ,ja)

Por ejemplo, generalmente cuando las cosas no suceden como yo quiero que sucedan, me enojo y lucho por cambiar la situación, pero cuando logro darme cuenta de mi enojo y trato de ser consciente de que es una respuesta inadecuada, aunque no logre evitarla al menos la demoro, la pienso, la veo actuando en mi, entonces doy algunos pasos, y ese conocimiento se afianza un poco, se interioriza y la próxima vez es un poco más fácil y avanzo un paso más y así. Digamos que de esa forma el conocimiento deja de ser de piedra y se hace viviente, poderoso. (Como quien dice que si “no me saca la piedra”, entonces “me saca la piedra”, ja, ja)

En conclusión, “El problema no es tanto hacerse a la verdad sino deshacerse de la mentira”, y para eso hay que trabajar.

Un abrazo

Ema dijo...

Hola Hugo,
Esta manifestación de Dios de la que nos habla El Señor Maitreya ¿Será la misma manifestación que los cabalistas en el árbol sefirótico han llamado al espacio que hay más allá de Kether: Ain Soph Aur, luz sin fin. Este espacio es como un velo tendido que no podemos penetrar. Es el absoluto, el no manifestado, del que no tenemos noción alguna y del que Kether, Dios Padre, es una emanación? También me habían hablado de Dios como el todo, la nada, más allá del YO SOY, YO EXISTO, valla que difícil para la mente finita tratar de comprender lo Infinito, es como dijo un Maestros la mente finita no puede contener lo Infinito es como tratar de poner todo el mar en un vaso je je… No me gusta complicarme tratando de entender los misterios de Dios, sabemos que los Maestros no conocen todos los misterios de Dios, como podría yo pretender comprender ja ja.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hermanos:

El Ser Puro que es "Aquello" que llamamos Dios es lo que es de instante en instante, en permenente "ahora" y todo lugar o perspectiva que son ángulos de su propio Ser. Somos componentes del Ser como Presencias que se pueden autoidentificar como Yo Soy.

Las palabras se quedan cortas, pues han sido diseñadas para este nivel de visión de mundo que aparece como fracciones de percepción y entendimiento. En otros niveles de conciencia todo esta interconectado y no hay noción de seres separados, aunque hay identificación de la propia identidad dentro de la Gran Identidad.

La noción de Totalidad coincide con la de Vacío, en una total quietud, la cual realmente es la más alta vibración de lo que Es.

Por eso la Verdad es Lo que Es, en el permanente "ahora" y desde el infinito número de ángulos existentes.

Un abrazo,

Francisco

Hugo dijo...

Hola Ema,

No recuerdo muy bien los conceptos de la cábala pero la descripción de Ein Sof que planteas me suena muy similar a la del Ser Puro de Dios que plantea el Señor Maitreya.

En la parte que discrepo es cuando hablas de Dios como el todo o la nada. Si esa nada a la que te refieres es el mismo vacío, veremos más adelante que existe una diferencia fundamental entre el vacío y la totalidad de Dios.

Todo esto suena un poco complejo, pero cuando terminemos de estudiar esta enseñanza veremos que habremos ganado una comprensión valiosa de porque razón este Universo fue creado.

Saludos,

Hugo.

Hugo dijo...

Apreciado Francisco,

Gracias por tu comentario. Con respecto a la afirmación de que la totalidad coincide con el vacio diría que la visión que Maitreya tiene sobre el tema es un poco diferente. El ve el vacío como un punto del Universo que aún no ha sido llenado con luz, mientras que la Totalidad es el Ser Puro de Dios, que permanece en el estado de Plenitud más elevado, donde la Luz es la plenitud y viceversa.

Esto lo veremos con detalle en los próximos artículos.

Gracias por seguir "sintonizados"

Hugo.

Ema dijo...

Gracias Hugo,seguramente me quedará más claro a medida que estudiemos las enseñanzas del Señor Maitreya.

Gracias Francisco.
Saludos.

LUZ MARINA dijo...

Hola

Yo pienso que en todo este proceso hay que acostumbrarnos a que somos Parte de esta gran inteligencia, que somos una extensión, Que somos Dios mismo. Siempre me ha causado gran admiración, la forma como fue diseñado el cuerpo humano de manera tan precisa y como tu mano siendo diferente a todas las demás partes del cuerpo, cumple una función particular, pero en la suma de todos estos órganos hay un engranaje que finalmente forma un todo… algo así, para no enredar lo que quiero decir
Es solo eso, así como nos creímos la mentira que estábamos separados de esta gran inteligencia hay que empezar a hacer el trabajo en forma contraria, paso a paso, lentamente, de manera gradual , interiorizar que somos UNO CON DIOS.
Yo lo veo de esta manera… hubo tiempo suficiente para que nos fuésemos creyendo esta gran mentira y del mismo modo debemos tomar tiempo para que admitamos que somos LA TOTALIDAD

Un abrazo para todos.

Reyna García dijo...

Hola a todos, Hola Hugo.

Fascinante el tema, confieso que me
ha resultado un poco dificil comprender creo que conforme ahondemos en el tema todo irá tomando sentido, me siento como cuando pasas de bachillerato a la
universidad, el conocimiento adquiere cierto grado de dificultad, pero bien lo iremos comprendiendo conforme avansemos.

UN ABRAZO

Anónimo dijo...

Apreciado Hugo y demás herman@s:

Gracias por compartir la enseñanza del Señor Maytreya sobre la noción de "vacío", relacionándola con un punto dentro de la creación, justo para ser llenado de Luz.

Vale entonces contrastar en este espacio fraterno de aprendizaje mutuo lo señalado en la edición en inglés de "The Christ born in you", página 96, segundo párrafo. Dice que: "Permítanos considerar la pregunta ¿qué es Dios? En el más profundo sentido, Dios es un estado de puro Ser. Este estado de puro Ser no tiene forma, ni expresión, ni individualidad o personalidad. Es virtualmente imposible describir este puro Ser a través de las palabras y conceptos encontrados en el universo material. Muchas enseñanzas espirituales han descrito este estado de Dios como "vacío" en un intento para indicar que usted no puede proyectar imágenes materiales sobre Dios. Dios está más allá de las palabras o imágenes encontradas en este mundo. Esa es una razón por la cual la mente carnal, la cual piensa en las palabras e imágenes de este mundo, no puede desentrañar a Dios".

De la misma manera en el recien editado libro en español "El Cristo ha nacido en ti" en la página 120, en el segundo párrafo, tiene una traducción semejante a la que les he presentado arriba.

Habría que meditar si el punto al que se refiere el Señor Maitreya, sea un espacio de creación OBSCURO, que tan solo tiene los arquetipos de pensamiento diseñados por la Mente Divina,que "funcionan" como moldes de pensamiento creado, para ser llenados con la Luz de la Madre (MATER-IA).

Si observan, el "vacio" es el estado o sensación de quietud plena, que es lo más cercano que podemos comprender como el ESTADO PURO DE SER, que es Dios. Bueno de acuerdo con lo señalado en esos dostextos señalados anteriormente.

Como estamos expandiendo nuestras conciencias, posiblemente estaremos acomodando y reacomodando estas comprensiones en nuestros corazones. estoy en esa disposición, que por demás es gozosa y fascinante, como la que tiene un niño cuando descubre las maravillas de un museo.

Un fraterno saludo.

Francisco

Hugo. dijo...

Hola Francisco,

Gracias por compartir estos extractos. Cuando Maitreya habla del vacío (algo que veremos en un artículo posterior), el nos habla de un espacio de creación obscuro que aún no ha sido llenado con la Totalidad de Dios. La misión de las extensiones de Dios es llenar de luz ese vacío para que este se convierta nuevamente en la Totalidad, y al hacerlo estos seres vuelven a convertirse en el Ser Puro de Dios pero ahora con un sentido mayor de apreciación por esta experiencia, ya que estas extensiones de Dios comenzaron su travesía como seres separados.

No quiero adelantarme al artículo que viene pero quiero decirte que es perfectamente compatible con el extracto que planteaste.

Muchas gracias por añadir esta nueva perpectiva. Creo que aporta mucho a la comprensión.

Saludos,


Hugo.