martes, 12 de mayo de 2009

¿Quién o qué es Dios? Parte II

En nuestro artículo anterior vimos cómo ese Ser que llamamos Dios puede describirse a partir de tres aspectos que representamos en la figura del ocho. También exploramos algunas características del aspecto superior de la gráfica, que definimos como la Totalidad o también el Ser Puro de Dios. En este artículo exploraremos cómo a partir de la Totalidad de Dios y de las Presencias que lo habitan, surge la idea de crear un Universo que es inferior a la Plenitud del Todo. En estos extractos sacados del Libro "Las Claves Maestras para la Libertad Espiritual", el amado Maitreya nos mostrará cuál es el verdadero propósito de la Creación, y al mismo tiempo nos mostrará cual es el objetivo espiritual más elevado al que nosotros, como seres auto-conscientes, podemos aspirar.

Dejemos entonces que sea el Maestro el que nos guíe a través de su explicación sobre este tema fundamental (Nota: en esta traducción el término la Totalidad de Dios y el Ser Puro de Dios son la misma cosa):

Una presencia en la Totalidad tiene la habilidad de imaginar o conceptualizar algo que no experimenta. De esta manera, algunas de las Presencias en la Totalidad imaginaron el concepto de algo que estuviera por fuera de la Totalidad. ¿Cómo sería un "mundo" que estuviera separado del Ser Puro de Dios? Estas presencias contemplaron el hecho de que no tenía significado hablar de algo que estuviera separado de la Totalidad porque la Totalidad es todo lo que hay, y por lo tanto está en todas partes. Por lo tanto ellos reconocieron que cualquier ser o estado de consciencia separado de la Totalidad no podría existir como una realidad, sino solamente como una percepción en la mente. Pero entonces ellos imaginaron que una esfera podría definirse por fuera de la Totalidad y que un Ser podría entrar o nacer en esa esfera a fin de experimentar la ilusión de una existencia separada.

En la Totalidad no existe la sensación de carencia o escasez. Las Presencias en la Totalidad de Dios tienen todo lo que desean, porque sus pensamientos pueden manifestarse instantaneamente si así lo desean. Desde el punto de vista de un ser humano, en un planeta caracterizado por la escasez, uno se podría preguntar por qué razón un Ser en la Totalidad podría querer experimentar algo inferior al Ser Puro de Dios. Pero las Presencias en la Totalidad comprendieron que al experimentar algo diferente o inferior a esa plenitud, tú podrías apreciar plenamente lo que tienes.

Las Presencias que habitan en la Totalidad concibieron establecer una esfera separada del Ser Puro de Dios. Una Presencia podría entonces proyectarse a sí misma en esa esfera y establecerse allí como un ser separado. Entonces, podría crear un mundo separado en esa esfera y esto podría ser una valiosa experiencia de aprendizaje para este Ser. Pero una vez que se ha creado una esfera en la cual la existencia separada es posible, se abre otra nueva posibilidad. El Ser que se proyecta a sí mismo en la esfera tiene plena memoria de su existencia en la Totalidad, pero este ser puede ahora crear extensiones auto-conscientes de sí mismas, seres que son creados sin tener memoria de la Totalidad y por lo tanto -desde su incepción- se ven a sí mismos como seres separados. Debido a que fueron creados a partir de la consciencia de su Creador, el Creador aún puede experimentar el mundo a través de sus mentes individuales. Por lo tanto, el Creador puede experimentar lo que significa ser un Ser separado.

Pero debido a que estos seres son extensiones de la consciencia del Creador, tienen todo el potencial para expandir su sentido de identidad individual hasta que logren la unidad con su Creador.  Estos seres pueden entonces tener la opción de asumir el rol del Creador, y pueden incluso ir más allá y entrar a la Totalidad como Presencias individuales. Debido a que estos seres comenzaron su existencia auto-consciente como seres separados, pueden entrar a la Totalidad con plena memoria de lo que significa estar separados del Ser Puro de Dios, lo cual les dará un sentido de apreciación por la Totalidad. Ellos entonces pueden compartir ese sentido de apreciación con las Presencias que permanecieron en la Totalidad, y de esta forma todos crecen en la interacción que se produce entre la Totalidad y todo aquello que es inferior a la Totalidad.

En resumen, las Presencias en la Totalidad se dieron cuenta de que existía un gran sentido en crear un proceso a través del cual un ser puede comenzar teniendo un sentido de identidad como un ser separado y limitado que está enfocado en sí mismo en un mundo que está separado de la Totalidad de Dios. Este ser puede entonces crecer gradualmente en auto-consciencia hasta que expanda su ser y logre abarcar a la Totalidad. Este ser puede entonces entrar al Ser Puro de Dios teniendo memoria de lo que significa escalar la cima del Ser para llegar a la Totalidad, logrando a su vez un mayor sentido de apreciación que un ser que nunca ha experimentado nada diferente a la plenitud del Ser Puro de Dios. A este proceso los Maestros lo han definido como el Sendero de la Unidad, lo que da a entender que este camino te lleva de sentirte un ser separado de Dios hacia un sentido de unidad con la Totalidad, de unidad con toda vida.

En nuestro próximo artículo explicaremos de qué forma fue creado el Universo, lo cual tendrá sentido a la luz de las teorías científicas como las del Big Bang, que han buscado explicar el origen del Cosmos. Si bien esta es una enseñanza que maneja un nivel de complejidad alto, su comprensión nos dará un mejor entendimiento del propósito del sendero espiritual, y nos ayudará a responder la pregunta de ¿De dónde venimos? y ¿Para dónde vamos?.

Nota: la foto que acompaña a este artículo es de un Jardín Zen en Kyoto. Estos jardines tienen como propósito ayudarnos a alcanzar en el silencio interno y desarrollar la habilidad de calmar la mente. Debido a que muchos de los conceptos Zen son un reto para la mente lineal, me pareció interesante colocar esta foto, como un símbolo del reto que constituye para nuestra mente el meditar y profundizar en estos conceptos sobre Dios que nos ha entregado nuestro amado Maitreya.

21 comentarios:

Ernesto dijo...

Excelente artículo Hugo. Este y los anteriores me llevaron a recordar una pregunta que siempre tuve flotando... ¿La Presencia Yo Soy de cada individuo en este universo es la extensión directa del Creador de este Universo (independientemente del nivel de Conciencia)? ¿O hay entremedio otros seres (cósmicos) en línea directa? La segunda pregunta que siempre tuve es: Es claro que cada ser humano tiene su ser real superior, del cual es una extensión o proyección en el mundo de la forma, pero la pregunta es ¿cada Presencia Yo Soy tiene una única extensión en el mundo de la forma? (en un mismo tiempo).
Un Abrazo!

Hugo dijo...

Hola Ernesto,

Gracias por tu comentario. Me alegra mucho que te haya gustado esta enseñanza.

Con respecto a la primera pregunta yo diría que de acuerdo a lo que explica Maitreya la respuesta es claramente Sí. Es decir, la Presencia YO SOY de cada individuo en este universo es la extensión directa del Creador. Una revelación interesante que hizo la presencia de la Luz Infinita en su dictado, es que la Presencia que creo este Universo es el señor Ishvara, o sea que este ser el el ser del cual todos descendemos. Luego veremos que relación tiene este ser con Alfa y Omega, que son la polaridad masculino femenina más elevada en este universo.

Con respecto a la segunda pregunta, mi entendimiento es que es así como lo planteas. Es decir, que cada Presencia tiene una UNICA extensión en el mundo de la forma.

Sin embargo, en los próximos artículos trataré de explorar tu pregunta en más detalle.

Saludos,

Hugo

Reyna García dijo...

Hola Hugo.
Que acertado este tema, hace tiempo
que vengo haciendome algunas preguntas, te comento que la física
y la física cuantica son algunos
de mis areas favoritas, y ver ahora estos temas desde el lado espiritual en verdad me da una gran alegria, se que conforme se
avanse todo se ira aclarando, tengo algunas preguntas bueno varias pero solo quisiera luz en tres de ellas.´
Primera.Expandir el Ser y lograr
alcanzar la totalidad es lo mismo
que experimentar la Conciencia
Cósmica ?. Segunda pregunta. se ha
habla en el Rosario de los 8 Rayos
de. YO SOY EL UNO y cada Ser que
procede de mi SER, se puede convertir en todo lo que YO SOY.
mi pregunta es ahora en este proceso hacia la UNIDAD tenemos extensiones autoconcientes nosotros?. y si me podrias decir como se entiende adecuadamente como es que actua la segunda ley de la termodinamica en nosotros ?.
y me gustaria si es posible que ampliaras mas sobre el Sr. Ishvara.
GRACIAS Y UN ABRAZO FRATERNO.

Walter dijo...

Hola Reyna, voy a contestar dos de tus preguntas:Expandir el Ser y lograr
1. Alcanzar la totalidad es lo mismo que experimentar la Conciencia Cósmica?
Respuesta: si es lo mismo.
2. se ha habla en el Rosario de los 8 Rayos de: "YO SOY EL UNO y cada Ser que procede de mi SER, se puede convertir en todo lo que YO SOY". Mi pregunta es ahora en este proceso hacia la UNIDAD tenemos extensiones autoconcientes nosotros?.
Respuesta: No, el objetivo de esta afrimación dentro del Rosario es que ampliemos la conciencia -Consicnia Cósmica- y la expandamos hasta el punto de identificarnos con el Creador. Eso es una afirmación sumamente poderosa para romper la conciencia de la sepración.

Un abrazo y mucho amor,

Anónimo dijo...

Apreciado Hugo:

Gracias por ese magnífico extracto que nos has traido. Por favor me puedes indicar las páginas del libro "Las Claves Maestras para la Libertad Espiritual" de donde lo sacaste. Muchas gracias por tu ayuda.

Francisco

Hugo dijo...

Gracias Francisco. Me alegra que les haya gustado. Realmente el tema es muy interesante.

El extracto viene de la página 69. El concepto de vacío donde tienes inquietudes lo encuentras en la página 70, al lado de donde están las gráficas.

Saludos cordiales,

Hugo.

Francisco Javier dijo...

Hola Hugo
Te doy los agradecimientos por tu maravillosa labor al traer todos estos textos. Me gustaria saber, si tienes la respuesta para ello, en relación con el Señor Ishvara. En la tradición oriental este es uno de los nombres que se le da al Señor Shiva, pero es el mismo ser?, en ese caso el señor de este universo es Shiva y no Vishnu como rezan los textos hindues?, si es asi, y teniendo en cuenta que el Señor Shiva tambien es considerado arquetipicamente el Espiritu Santo Cosmico, estamos en un universo de amor incodicional con todas sus posibilidades y no en un universo de Amor-Sabiduria que teoricamente es el constituido por el Señor vishnu?. creo que cualquiera de los seres que crean un universo, matizan ese universo con su propio ser, y por lo tanto nosotros como creaturas de ese universo cualquiera sea el estado en el que nos encontremos estamos matizados por esa energia, por eso me parece interesante este tema.

Un Abrazo
Francisco Javier.

alde dijo...

Hugo, muchisimas gracias por compartir esta enseñanza, por tu tiempo, tu paciencia y tu comprensión.

Estoy un poco confundido. De antemano les pido me disculpen pero debo ser sincero con ustedes, ya saben no con el ánimo de crear polémica sino con el propósito de expandir mi consciencia.

La primera percepción que tuve luego de leer el articulo, es la de que somos seres creados por otro ser que imaginó un mundo separado.

Esto parece significar que realmente no fuimos creados directamente por Dios sino por otro ser, que fuimos creados como seres separados y tenemos que ascender para “ganarnos” la Totalidad.

¿Es realmente esta la enseñanza que hay en este mensaje?

Hay una frase que para mi es clave: “…Por lo tanto ellos reconocieron que cualquier ser o estado de consciencia separado de la Totalidad no podría existir como una realidad, sino solamente como una percepción en la mente.”

A mi entender (lo que no significa que este en lo cierto) nosotros no somos los seres creados por este ser sino que somos el creador que imagina estos seres que creemos ser. Es algo semejante a los seres que creamos en los sueños. No somos ese ser que está en el sueño sino que somos el soñador que lo sueña. De igual manera el soñador experimenta sucesos del sueño que no podría experimentar en su estado de vigilia y puede ser una enseñanza para él, pero lo que no acepta esta mente dualística (seguramente sesgada y obtusa, pero al fin es la con la única que hasta ahora puedo comunicarme) es que un personaje del sueño pueda volverse realidad, es decir, que realmente exista algo separado de la Totalidad.

El sabor que me queda ( mi percepción) al leer la enseñanza es que esto si fue posible y me queda esa gran inquietud.

Por favor Hugo aclárame un poco esta percepción que ha quedado en mi mente.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias mi hermano Hugo por tu información. Estudiaré y meditaré juiciosamente. Un abrazo a tod@s

Francisco

Anónimo dijo...

Apreciado Alde:

Frente a tu interrogante, se me ocurren estas comprensiones. Por lo pronto tienen sentido para mí. Mira si algo de esto te sirve.

Realmente lo que ES está unido siempre. Nosotros, las extensiones, somos Uno con el Ser Puro, la Totalidad.La separatividad es una construcción mental.

Los distintos Creadores son una Unidad con la Totalidad o Ser puro de Dios: EL GRAN SER O ÚNICO SER. Nosotros siendo extensiones de ellos en las distintas creaciones de universos, somos entonces UNO con la Totalidad del SER PURO de Dios.

El diseñar universos para ser llenados con la Luz de la madre (Mater-ia), en los cuales se proyectan las extensiones que somos del SÍ MISMO (de cada Creador respectivo), es justamente para hacer ese llenado de Luz. El cual se hace a través de nosotros como extensiones, en la medida que generamos la automaestría en el Sendero de la Ascensión hacia la Totalidad Consciente.

Lo que acontece es que la noción de separatividad es debido a la ausencia de sabiduría-conocimiento de que somos UNIDAD en la Totalidad del Ser puro.

Las Presencias en la Totalidad del Ser puro de Dios pueden tener una idea o pensamiento de separatividad como una conjetura de pensamiento. Por su parte, los Creadores diseñan universos que aparentan separación en el orden material, pero es por la percepción de consciencia limitada de quienes los habitamos.

Es así como hasta ahora lo comprendo. Espero seguir mejorando...

Cordial saludo.

Francisco

Walter dijo...

Hola Alde, permiteme aclarar un poco el tema. Tú dices:
La primera percepción que tuve luego de leer el articulo, es la de que somos seres creados por otro ser que imaginó un mundo separado.

1. "Esto parece significar que realmente no fuimos creados directamente por Dios sino por otro ser, que fuimos creados como seres separados y tenemos que ascender para “ganarnos” la Totalidad".

Respuesta: Si fuimos creados por Dios puesto que ese "otro ser" es Dios para nosotros y es una Extension de la Totalidad de Dios.El proceso de ascender no se trata de "ganarnos" la Toatlidad sino de aceptar que estamos en la Totalidad.

2. "A mi entender (lo que no significa que este en lo cierto) nosotros no somos los seres creados por este ser sino que somos el creador que imagina estos seres que creemos ser".

Respuesta: Nosotros (La Presencia YO SOY que somos) es Real, es una imagen real en la mente de Dios. Lo que es irreal es la idea de estar separados, ese es el sueño en el que entramos para experimentar la mentira y luego aceptar la verdad de la Unidad.

Hugo dijo...

Hola Francisco,

Honestamente no tengo respuesta a tu pregunta. Acabo de colocar un artículo en donde doy un poco más de Luz sobre Ishvara pero realmente no tengo el conocimiento ni la comprensión de como se relacionan o diferencian Shiva e Ishvara, ni Vishnu e Ishvara.

Espero realmente que los Maestros nos puedan dar más luz sobre estos temas para facilitar nuestra comprensión.

Hace poco leí algo de Maitreya en el cual decía que ellos quisieran dar más luz sobre algunos temas pero que tomarían tanto tiempo y energía de los mensajeros que prefieren a menudo dar un entendimiento parcial, a fin de que nos concentremos en temas que ellos consideran más prioritarios. Honestamente siento que este tema en particular se ajusta a esa descripción.

Saludos cordiales,

Hugo.

Hugo dijo...

Hola Alde,

Creo que la respuesta a tu inquietud te la han dado de forma acertada Walter y Francisco.

Si quisiera enfatizar el hecho de que en nuestra mente acostumbrada a ver "los árboles y no el bosque", cuando hablamos de que una Presencia que se separó de la Totalidad y creo nuestro Universo, lo primero que se nos ocurre es que Dios no nos creó sino que nos creó un Ser inferior a él. Pero aquí es donde viene la gran paradoja, que Walter menciona, y es que ese Ser a pesar de no Ser la Plenitud de la Totalidad (porque se ha aislado en un espacio finito) es UNO con la Totalidad. O sea que ese Ser es la Totalidad. Por lo tanto fuimos creados por el Eterno UNO, que se individualizó, pero que sigue siendo el Eterno UNO.

Acepto que este es un tema que se convierte en un reto para nuestra mente. Pero creo que meditar en estos conceptos claramente nos permite tener una comprensión superior de aquello que llamamos Dios.

Saludos,


Hugo.

alde dijo...

Dicen que la ignorancia es atrevida, por lo tanto me atrevo a disentir de lo que inicialmente percibo en este mensaje, con el propósito de indagar un poco más y de ser necesario dar cabida a nuevos conceptos que por ahora y debido a mi bajo nivel de conocimiento ( o mejor , para parecer positivo, mi muy alto nivel de ignorancia, ja, ja) me resultan difíciles de aceptar.

En varias ocasiones he leído que Dios tiene sólo un hijo y ese somos nosotros, por tanto la idea de ser hijos de un hijo de Dios no encuadra fácilmente en mi esquema mental. (Así las cosas, a Jesús no deberíamos llamarlo hermano sino tío y a Dios no llamarlo padre sino abuelo, ja, ja)

De verdad es difícil para mi esta idea que se nos presenta, pues siento que de alguna manera le atribuye “realidad” al hecho de estar separados y tal vez sea el ego pero me queda la sensación de que el mensaje pareciera ser que somos el producto un experimento y no los hijos directos de un Dios perfecto que crea a su imagen y semejanza.

Estoy de acuerdo en que la separación es sólo una idea, una percepción y nunca ha tenido ni tendrá realidad (nunca, por más que nos esforcemos, podremos hacer que una ilusión se convierta en realidad o viceversa) por lo tanto el hecho de ser seres nacidos en la separación que regresan a la totalidad no tiene realidad y al igual que la idea de separación, esta no es más que otra percepción, una idea ilusoria.

Me gustaría explorar un poco más este mensaje pues soy un poco lento y les confieso que me siento atorado en un remolino.

Gracias por su paciencia y comprensión.

Un abrazo

Hugo dijo...

Hola Alde,

Leí tus preguntas pero creo que no las he entendido del todo bien.

Por lo tanto voy a hacerte algunas preguntas para lograr más claridad e intentar responderte.

¿Cuando dices que Dios tiene un solo hijo, te estás refiriendo a Jesús?¿Por eso es que no encuadra en tu esquema mental?

¿Por qué dices que el hecho de ser seres nacidos en la separación que regresan a la totalidad no tiene realidad? ¿Por qué no hay evidencia de esto y es solo un asunto de fe?

Por otro lado dices que la enseñanza le atribuye "realidad" al hecho de que estamos separados. Pues uno podría decir, usando otras palabras, que lo que nos dice la enseñanza es que actualmente estamos en un estado inferior a lo óptimo (o sea en un estado de separación), y los Maestros nos ofrecen el sendero de la Unidad para volver a nuestro estado "òptimo" (uno con nuestro origen).

Por qué podemos decir que estamos en un estado inferior a lo óptimo? Pues por una razón sencilla, porque sufrimos y no hemos alcanzado la plenitud. Aun nos sentimos con carencias y vacios y por eso buscamos el camino para cambiar esta situación. Los maestros nos indican que la clave para sentirnos auto satisfechos y plenos es volver a nuestro estado "óptimo", porque segun su experiencia, en ese estado no experimentamos carencias, o al menos no al nivel que lo experimentamos ahora.

Tú dices que el mensaje pareciaera decir que somo el producto de un experimento. Yo te pregunto: ¿Y tendría algo de malo que esto fuera así?. Probablemente eso nos pueda parecer injusto o incluso abominable, pero en parte eso es porque juzgamos desde nuestro estado de limitación actual. ¿Pero si alcanzaramos nuestra plenitud espiritual pensaríamos lo mismo?

Pero por encima de eso el término "experimento" me parece inadecuado porque cuando uno piensa en un "experimento" uno tiene un escenario en el cual las cosas pueden salir "mal". De la manera en que se ha diseñado este universo no hay forma de que el plan salga "mal", porque el objetivo final que es llenar la esfera de luz se va a cumplir finalmente. Este es un tema del que vamos a hablar en mucho más detalle más adelante pero por lo pronto vale la pena mencionarlo.

Espero que las aclaraciones hayan servido. Ayudame a entender las otras preguntas para que yo o cualquier otra persona que participa en este blog nos ayude con la respuesta.

Saludos,


Hugo.

alde dijo...

Gracias Hugo por tu paciencia y espero que todos me disculpen, pero lo que pasa es que a través de caminar por esta vida he ido formando ideas y esquemas mentales, estos por supuestos son percepciones y como tal son relativas, puede ser amañada o distorsionada por falsas creencias y eso es precisamente mi objetivo al querer aclarar esta enseñanza. Estoy abierto y receptivo para asimilar nuevas enseñanzas y cambiar mis paradigmas si es preciso, pero también deben comprender que esto no es fácil y el “ego” no da fácilmente su brazo a torcer (iba a decir el “Hugo” pero me arrepentí, ja, ja. Mentiras Hugo es una broma, discúlpame).

Como tu dices Hugo, hay temas muy importantes y no vale la pena desgastarnos con cosas menudas, pero me parece fundamental aclarar (por lo menos para tener un poco de paz en esta mente loca, j aja) si en verdad la separación es real o no porque es una piedra angular de mi entendimiento.

Yo tengo la idea de que la separación nunca sucedió, no porque no lo quisiéramos sino porque no se puede. Yo veo la unión como una ley de Dios, es decir algo que no se puede violar sino en sueños, en ilusiones pero nunca en la realidad (así lo entiendo ahora al menos). Si esto es cierto y llegásemos a entenderlo de manera total, creo que estaríamos a solo un paso de despertar.

Para poder entender (para que me cuadre) por qué “estamos separados”, un asunto que nos parece tan real y que decimos nos está pasando, yo asumo que estos seres separados son como personajes de un sueño que tuvo el Hijo de Dios cuando creyó poderse separar de su Padre. (Me refiero a ellos en tercera persona para no identificarlos con el Ser Real)
Si la separación no es real (como lo asumo actualmente) entonces cualquier cosa que pareciera nacer allí no puede ser real. Algo que no es real no existe, no es causa de nada y por ello tampoco tiene efectos.

Bueno ya metidos en este asunto, y disculpen mi lógica, pero es que en mi mente no cuadra la idea de que una creación perfecta de Dios pueda estar en un nivel inferior, eso seria contradecir la Voluntad de Dios de ser perfectos, pues así el lo dispuso cuando nos creó y la Voluntad de Dios no puede ser cambiada (asumo, así como también que el libre albedrio tampoco puede contradecirla)
Una dificultad que se presenta al hablar de estas cosas y que creo hay que hacer claridad, es que cuando hablamos del ser, no discriminamos a cual de los dos nos referimos, si al Ser Real o el ser ilusorio y por eso decimos que estamos en un nivel inferior, que somos limitados y tantas otras afirmaciones por el estilo (estoy enfermo, soy necesitado, soy vulnerable, soy temporal, etc.) Todas ellas son afirmaciones referidas al ser ilusorio y no tienen nada que ver con nuestro Ser Real.
De otro lado y respondiendo a tu pregunta, cuando me refiero al Hijo estoy hablando del segundo elemento de la Trinidad (Padre Hijo y Espíritu Santo) el cual somos nosotros incluyendo al Hermano Jesús y los Hermanos Maestros ascendidos y no ascendidos y cualquier otro ser creado por Dios a su semejanza y en completa igualdad.

Espero no terminar diciendo como un amigo mío, ( y por lo que veo me estoy pareciendo mucho , ja, ja): “es que no me tienen paciencia”

Un abrazo.

alde dijo...

Hola todos, se que no me lo van a creer pero curiosamente llegó a mis manos un libro de Ken Wilber y cuando comencé a leerlo hace un rato me encontré con esto que a mi parecer hace consenso con lo que dice Hugo. Se los comparto (es una entrevista. Las mayusculas son mías):

TKW: Sí, entiendo. Así que la trascendencia del “pequeño yo” conduce al descubrimiento del “gran Yo”.

KW: En efecto. En sánscrito, este “pequeño yo” o alma individual se denomina ahamkara, que significa “nudo” o “contracción”; y es este ahamkara, esta contracción dualista o egocéntrica de la conciencia, lo que constituye la raíz misma del estado de caída.

Llegamos así al cuarto gran principio de la filosofía perenne: hay una forma de superar la Caída, una forma de cambiar este estado de cosas, una forma de desatar el nudo de la ilusión y el error básico.

TKW: Tirar al tacho al ego individualista.

KW: (risas). Así es. Rendirse o morir a esa sensación de ser una identidad separada, al pequeño yo, a la contracción sobre uno mismo. Si queremos descubrir nuestra identidad con el Todo debemos abandonar nuestra identificación errónea con el ego aislado. PERO ESTA CAÍDA SE PUEDE REVERTIR INSTANTÁNEAMENTE COMPRENDIENDO QUE, EN REALIDAD, NUNCA HA TENIDO LUGAR, YA QUE SOLO EXISTE DIOS Y, POR CONSIGUIENTE, EL YO SEPARADO NUNCA HA SIDO MÁS QUE UNA ILUSIÓN. Sin embargo, para la mayor parte de nosotros, esa situación debe ser superada gradualmente paso a paso.

En otras palabras, el cuarto principio de la filosofía perenne afirma que existe un Camino y que, si lo seguimos hasta el final, terminará conduciéndonos desde el estado de caída hasta el estado de iluminación, desde el Samsara hasta el Nirvana, desde el Infierno hasta el Cielo.

Un abrazo

alde dijo...

En mi tierra (Medellín, Antioquia), hay un dicho:"Cuando Dios no puede venir, manda un pelaito" ja, ja. esto significa que si por el momento no somos capaces de oír a Dios el busca los medios para hacerse oír. “Pelaito” es un niño que hace la diligencia.)

alde dijo...

Hola a todos, disculpenme pero quería compartir esto que encontré más adelante en el libro:

"TKW: ¿La iluminación se experimenta realmente como una muerte real o esto no es más que una metáfora?

KW: En realidad esto se refiere a la muerte del ego individualista. Los relatos de esa experiencia, que pueden ser muy dramáticos pero también muy sencillos y nada espectaculares; afirman claramente que de repente te despiertas y descubres que, entre otras cosas, y por más extraño que pueda parecer, tu verdadero ser es todo lo que has estado mirando hasta ese momento, que literalmente eres uno con todo lo manifestado, uno con el universo y que, en realidad, no te vuelves uno con Dios y el todo, sino que entonces tomas conciencia de que eternamente has sido esa unidad sin haberte percatado antes de ello. Pero junto a ese sentimiento, junto al descubrimiento del Ser que todo lo impregna, se experimenta también la sensación muy concreta de que tu pequeño ego ha muerto, que ha muerto de verdad. El Zen llama al Satori “la Gran Muerte”.Eckhart era igual de categórico. “El alma-dijo- debe darse a sí misma”. Coomaraswamy dice: “Solo cuando nuestro ego muere comprendemos finalmente que no hay nada con lo que podamos identificarnos y entonces podemos transformarnos realmente en lo que ya somos”.

TKW: ¿Al trascenderse el pequeño ego se descubre la eternidad?

KW (Larga pausa). Sí, siempre que no consideremos que la eternidad es un tiempo que no acaba nunca sino un momento sin tiempo, el presente eterno, el ahora atemporal. El SER no mora para siempre en el tiempo sino en el presente atemporal previo al tiempo, previo a la historia, al cambio, a la sucesión.
El espíritu, el Ser , está presente en el sentido de ser Pura Presencia, no en el de estar en un ahora interminable que es una noción más bien espantosa. En cualquiera de los casos, el sexto gran principio fundamental de la filosofía perenne afirma que la iluminación o liberación pone fin al sufrimiento. Lo que causa el sufrimiento es el apego y el deseo de nuestra identidad separada; y lo que pone fin al sufrimiento es el camino meditativo que trasciende al pequeño yo y al deseo y el apego. El sufrimiento es inherente a ese nudo o contracción llamado ego y la única forma de acabar con el sufrimiento es trascender el ego.
No se trata que después de la iluminación, o después de la práctica espiritual en general, ya no sientas dolor, angustia, miedo o daño. Todavía sientes eso, si. Lo que simplemente ocurre es que esos sentimientos ya no amenazan tu existencia y, por tanto, dejan de constituir un problema para ti. Ya no te identificas con ellos, ya no los dramatizas, ya no tienen energía, ya no te resultan amenazadores. Por una parte, ya no hay ningún ego fragmentado que pueda sentirse amenazado y, por otra, nada puede amenazar a ese gran Yo del Ser original y auténtico, puesto que, siendo el Todo, no hay nada ajeno a él que pueda hacerle daño. Esta situación produce una profunda relajación y distensión del corazón. Por más sufrimiento que experimente ahora el individuo, su verdadero Yo no se siente amenazado. El sufrimiento puede presentarse y puede desaparecer, pero ahora la persona está firmemente asentada y segura en “la paz que sobrepasa el entendimiento”.
El sabio experimenta el sufrimiento, pero éste no le hace “daño”.
Y como es consciente del sufrimiento, se siente motivado por la compasión y el deseo de ayudar a quienes sufren y creen en la realidad del sufrimiento.

TKW: Lo cual nos lleva al séptimo punto, la motivación del iluminado.

KW: Si. Se dice que la verdadera iluminación deriva en una acción social inspirada por la misericordia y la compasión, en un intento de ayudar a todos los seres humanos a alcanzar la Liberación Suprema. La actividad iluminada no es más que un servicio desinteresado. Como todos somos uno en el mismo Ser, entonces, al servir a los demás estoy sirviendo a mi propio Ser".

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Apreciados amigos y compañeros:

Deseo compartirles esta comprensión por si llega a servirles:

En relación con el Hijo, como expresión de la segunda persona de la Trinidad Cristiana, místicamente se puede entender como el resultado de la unidad del Principio Masculino (Alpha) y del Principio Femenino (Omega), Dios Padre -Madre. Ese resultado es el Logos (Verbo o Palabra)o Mente Divina. Perfectamente se asocia con la expresión: "En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio con Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe". (Juan 1, 1-3). esto es que hace parte del Ser del Creador.

Si se observa con detenimiento la palabra "Palabra" en el texto original griego es "Logos" (Logoi) que también significa (Razón) y en latin es traducida como "verbum" (verbo) que denota acción o movimiento. Recuerdese que a Jesús se le llama también el Verbo encarnado. Todas estas expresiones luego se reunen en una que significa "ungido" es decir "Christos". De ahí nace la expresión Cristo o ungido de Iluminación (de Mente Divina). de ahí sale la expresión "Mente Crística" y su negación "mente carnal".

Por todo lo anterior, el Hijo es el Cristo (que encarnó Jesús), que como Totalidad de Expresión del Ser Puro es el Cristo Universal o la Gran Mente Divina (en la Totalidad del Ser Puro de Dios y el la naturaleza del Creador de este universo en su unidad con la Totalidad), de la cual hacen parte el Santo Ser Crístico (Yo Crístico individualizado) de cada extensión del Creador de esta creación en la que estamos. Esto significa que podemos encarnar el Cristo individualizado y luego como Jesús el Cristo Universal para estar en contacto con el Creador y con Él con la Totalidad del Ser Puro de Dios.

Un abrazo a tod@s.

Francisco

Hugo dijo...

Hola Alde,

Hoy encontré un interesante extracto que de alguna manera toca una de las inquietudes que tienes. Lo acabo de colocar en un artículo porque creo que provee luz sobre el tema de la realidad y la irrealidad que tanto hemos venido estudiando en este blog.

Espero sea de utilidad.

Saludos,

Hugo.