domingo, 21 de junio de 2009

El Sendero de la Curación (VI)

Hoy traigo para ustedes otra de las preguntas que respondió el Maestro Jesús acerca de este vasto tema de la curación. En esta pregunta el Maestro armoniza y encuentra el camino medio entre la corriente científica tradicional de la medicina, y la sanación a través de terapias alternativas.


Este dictado fue entregado en la ciudad de Cali, Colombia por Walter Javier Velásquez.


Pregunta: Primero que todo, darle las gracias a Jesús por dejarse sentir en una forma tan tangible, aquí hoy, para nosotros; y la pregunta es si hay sanadores, si hay médicos que ven las cosas diferentes, ¿cómo podemos unir en nosotros esas dos formas de ayudar a la gente?. ¿Qué camino podemos tomar?, porque de todas formas dentro de la corriente cientificista que tenemos en la medicina, la sanación todavía aparece como muy folklórica, todavía aparece como una cosa poco científica. Pero yo sé que se pueden hacer cosas uniendo las dos, cómo podría hacerse eso.


Respuesta de Jesús: Ambas, la sanación y la medicina, se encuentran en dos polos opuestos -los polos opuestos de la dualidad. Ninguna de las dos está en lo correcto, y si hay científicos que desconfían de los sanadores tienen razones para ello puesto que dentro de los sanadores hay muchos charlatanes. Hay muchos falsos sanadores. Hay muchas personas que solamente están interesadas en conseguir dinero o poder, o cualquier clase de control sobre las personas. Y se entregan a espíritus impuros para sanar con tal de tener esa fama y ese poder. Uno de ellos, por ejemplo, es Juan de Dios; quien es un sanador muy famoso que vive en una región de Brasil. Ésta es la típica persona que no está interesada en que los seres humanos se hagan responsables por sus vidas, en que busquen la verdadera causa espiritual de sus bloqueos psicológicos dentro de sí; sino que simplemente se presta para que los espíritus inmundos, a través de él, sanen a las personas y les quiten el problema volviéndolos irresponsables.


Y en el otro el otro extremo está la sanación científica, la medicina como tal. La cual no está dispuesta todavía a buscar y a ver las causas psíquicas, las causas emocionales de las enfermedades. Ellos no se dan cuenta que están enfrentando la enfermedad en el campo equivocado. Están enfrentando la enfermedad a nivel bioquímico, a nivel celular, a nivel somático, cuando la enfermedad se puede ver y se puede medir mediante determinados exámenes y se logra palpar incluso físicamente. Pues, cuando ya llegan a contrarrestar la enfermedad en este punto, es porque la enfermedad ha atravesado los niveles etérico, mental y emocional de la persona.


Yo creo que el médico debería buscar sanar a las personas buscando la causa de la sanación en el bloqueo emocional. Y Yo creo, que el sanador tradicional o el chamán, debería ayudar a las personas a que se hicieran responsables por sus vidas y a que ellos mismos se conviertan en sus propios sanadores, en la medida en que aprendan a ver la viga en su propio ojo; a encontrar las causas psíquicas de sus enfermedades. Porque un chamán o un sanador no puede ser un alcahuete, que trata de quitarle la enfermedad a las personas para congraciarlas, o para ser famoso, o para sentirse bien porque cree que está sanando. Muchos de ellos no lo hacen con mala intención, incluso muchos sanadores y muchas personas que practican reiki creen que me están imitando a Mí. Creen que están imitando los pasos de Jesucristo y otros grandes maestros porque sanan. Muchos de ellos ni siquiera cobran. Muchos de ellos ni siquiera esperan reconocimiento ni fama, y lo hacen con una buena intención.


Pero no es una buena intención que está basada en la Sabiduría Divina. Es una buena intención que está basada en la ingenuidad de sus egos, que creen que por el hecho de quitarle a una persona una enfermedad están haciendo la Voluntad de Dios. Pues no, la Voluntad de Dios es que un sanador, tanto el médico como el sanador, ayuden a las personas a que encuentren la causa de su enfermedad. A que vean la viga en su propio ojo. A que se hagan responsables por su enfermedad y a que hagan el proceso para sanar. Así que tanto el médico como el sanador o el chamán, deberían más bien ayudar a las personas a que ellas mismas hicieran su proceso, su autosanación, amados Míos.


Sin embargo, ésta es una visión muy elevada de lo que debería ser el papel del médico. Pero, amados, Yo Soy un maestro práctico. Y Yo reconozco cuáles son las dificultades a las que se enfrenta el médico en esta época. Más, cuando la medicina está manejada por unas mafias que están interesadas solamente en obtener poder económico, por la empresa farmacéutica mundial, por la Organización Mundial de la Salud, la cual es una de las grandes mafias de éste planeta, amados Míos. La Organización Mundial de la Salud y las empresas farmacéuticas no están interesadas en la sanación del individuo. No están interesadas en buscar las causas de la enfermedad. Ellos simplemente están interesados en sostener las enfermedades, en cuidar los síntomas físicos de la enfermedad; aún a sabiendas de que esos síntomas van a seguir apareciendo de una u otra manera.


1 comentario:

Reyna García dijo...

Muchas Gracias al Amado Maestro Jesús por estas enseñanzas de la enfermedad y la sanación, en verdad estoy muy agradecida por tanta iformación que nos permitira hacer un mejor trabajo en nuestra sanación. Gracias Hugo por este esfuerzo maravilloso que esta rindiendo frutos. Gracias Gracias.

Un abrazo.