lunes, 27 de julio de 2009

¿Cómo saber si un impulso viene del ego o viene del YO SOY?

Hoy hemos hecho un esfuerzo por lograr sintonizarnos con el sendero del YO SOY. Quizás por esta razón fuimos capaces de magnetizar la respuesta a la pregunta que hoy rondaba nuestras mentes y es ¿Cómo saber si un impulso proviene del ego o del YO SOY?


El mensajero de los Maestros para el mundo de habla hispana recibió esta enseñanza de la Presencia Planetaria del YO SOY.


Gracias a todos los que participaron en esta discusión y que hicieron posible esta emanación de Luz y Sabiduría desde el corazón de Dios.


-----


Una diferencia esencial


Pregunta: Yo siento que la gente tiene mucha confusión con respecto a cómo seguir los impulsos internos ¿Cómo saber si el impulso es divino o es humano?, ¿Si viene del Ser Superior o viene del ego?


Respuesta: Un impulso que proviene del YO SOY está cargado de amor, no busca impresionar a nadie ni hacer quedar mal o ridiculizar a ninguna persona.


Por ejemplo: tú puedes sentir el impulso de corregir o retar una falsa creencia en otro. Cuando ese impulso es del ego, aunque se disfrace de sabiduría y poder divinos, lo que busca es demostrar que uno es mejor que el otro, o herir, o hacer sentir mal a alguien.


Cuando el impulso proviene del YO SOY lo que busca es correr el velo de una falsa creencia para que alguien más pueda ver la luz. Sin embrago, el YO SOY no está atado a que el otro le haga caso o se transforme. Simplemente dice lo que tiene que decir y se libera de cualquier clase de expectativas.


El YO SOY es muy directo y sus impulsos son inequívocos. Muchas veces esos impulsos te llevan a romper normas o reglas establecidas, pero el YO SOY no está sujeto a reglas. Por ejemplo, el YO SOY te puede llevar a entrar a una cantina y tomarte una cerveza con un amigo solamente para decirle algo que le ayude a superar un paradigma equivocado. Pero ten cuidado, no confundas eso porque el YO SOY no es adicto a ninguna sustancia (risas).


Los impulsos que provienen del ego presumen de sabiondos pero van cargados de miedo, de orgullo, de ira o de envidia. Un impulso que venga del YO SOY jamás contendrá ninguno de estos ingredientes. Los impulsos del YO SOY se reconocen porque están cargados de paz, de amor, de compasión, de sabiduría y de desapego a cualquier clase de expectativas.


La paz espiritual es la clave

Cuando sientas un impulso de hacer o decir algo pregúntate: “¿Este impulso proviene de mi ego o de mi Presencia YO SOY?” Luego céntrate en tu corazón y observa en silencio si el impulso contiene cualquiera de los componentes del ego: miedo, orgullo, ira, lujuria, envidia, etc. Si contiene cualquiera de estas cosas es un falso impulso que está tratando de engañarte. Pero si el impulso que sientes viene cargado de: amor, paz, tranquilidad, poder divino, etc. Quiere decir que es un impulso legítimo de tu Presencia YO SOY y no deberías desoírlo.


Estás en un mundo donde el ego y las fuerzas de este mundo a menudo tratan de hacerte creer que son la voz de Dios para guiarte hacia la destrucción. Muchos musulmanes y cristianos han cometido crímenes atroces pensando que están siguiendo la voz de Dios en sus corazones.


Para conocer la diferencia primero hay que gozar de cierta paz y tranquilidad espiritual. Como Dios sabe que la mayoría de las personas de esta Tierra no tienen ni saben como llegar a esa paz entonces ha creado reglamentos -los diez mandamientos son un ejemplo de ello- para que las personas tengan un punto de referencia.


Los estudiantes espirituales que han logrado alcanzar cierta paz en sus vidas están listos para trascender los mandamientos y empezar a seguir directamente los impulsos del YO SOY. Trascender los mandamientos no significa quebrantarlos, significa que ya no los necesitas simplemente porque vives con base a principios espirituales muy altos que incluso superan las reglas impuestas dentro de la religión.


El discernimiento es la necesidad del momento

Es vital que en este momento de tu sendero espiritual aprendas a identificar tus impulsos internos, eso te llevará rápidamente a convertirte en el YO SOY Siendo en la Tierra. Cuando sientas un impulso interno no lo midas basado en las reglas que has almacenado en tu mente. Identifica los sentimientos que lo acompañan, ahí está la clave. Un impulso legitimo del YO SOY puede incluso romper una regla, pero la motivación será absolutamente pura, absolutamente inocente, absolutamente cargada de amor.


Incluso cuando el impulso te diga que tienes que hablarle fuerte a alguien para reprenderlo, sentirás que la motivación no es humillar o dañar, sentirás que la motivación es totalmente pura. Todo impulso que viene del YO SOY se reconoce fácilmente porque llega cargado de amor. El amor puede asumir muchas formas, una de ellas es cuando se vuelve fuerte y sacude a alguien para que despierte de una ilusión.


Por otro lado, los impulsos del ego nunca tienen una intensión pura. Siempre buscan ganar algo para sí mismo: poder, control, fama, reconocimiento, indulgencias, hacer daño, etc.


Muchos estudiantes espirituales son muy dados a permitir que sus egos controlen sus impulsos y luego, para quedar bien, dicen que ese era un impulso espiritual.


El YO SOY actúa sin ataduras

El YO SOY no necesita quedar bien con nadie. Él simplemente hace o dice lo que tiene que decir sin esperar aplausos ni temer críticas. Los impulsos del YO SOY son muy puros porque no buscan ganar ni perder. No necesitan poseer ni ganar reconocimiento.


Por el contrario, el ego siempre necesita ganar. Él no puede decir ni hacer algo a menos que esté buscando ganar alguna cosa: confianza, credibilidad, amor, temor, etc. Cuando el ego se siente acorralado y sabe que no puede ganar entonces sale con alguna frase o acción maliciosa para disfrazar su pérdida y así evitar sentirse mal consigo mismo. En estos casos los impulsos que envía (disfrazados de impulsos espirituales) están cargados de miedo a perder alguna clase de credibilidad, control o poder.


Siente la vibración de tus impulsos

Antes de actuar impulsivamente la próxima vez, detente un momento y medita en el impulso. Busca la emoción que lo acompaña y acéptalo o deséchalo según sea la vibración que sientas. Hay impulsos que son tan claros, tan fuertes, que no necesitas meditar en ellos sino que simplemente los sigues instintivamente sin miedo a equivocarte.


Discernir la vibración de tus impulsos internos no es nunca una función de la mente racional. La mente sólo medirá los impulsos con base a reglas y recuerdos que tiene almacenados. El YO SOY se comunica contigo por medio de emociones poderosas -emociones espirituales muy elevadas.


Cuando vayas a discernir un impulso no debes pensar en las consecuencias o en el pro o contra de seguirlo. Reconocer de donde proviene un impulso es algo en verdad muy fácil. Cuando disciernas un impulso solamente debes dedicarte a sentir si tiene pureza, amor, bondad o poder Divino. O si tiene miedo, rabia, etc.


Las direcciones que provienen del YO SOY son impulsos emocionales superiores. Si, tu presencia YO SOY se comunica contigo por medio de tu cuerpo emocional y tu cuerpo físico. Siente cada impulso, reconoce cada emoción y déjate llevar cuando venga cargado de amor.


Los impulsos del ego son emociones inferiores movidas por motivos inferiores. El YO SOY no necesita motivos para actuar, simplemente actúa movida por ser lo que Es.


5 comentarios:

Ernesto dijo...

Qué explicación tan clara. Ahora tengo el panorama mucho más claro, y sé donde buscar. ¿Puedo hacer una preguntita más? ¿Qué sucede si el impulso es netamente idealista pero impráctico? Es decir, sé que el mejor camino es el del medio, pero a veces cuando una persona es idealista (muy idealista) se hace difícil distinguir de un impulso Divino del que la mente humana no puede razonar, a un impulso por debilidad de carácter o psicología no resuelta (que puede ser idealista con buenos motivos, pero eso no lo justifica). Entendí bien la explicación, pero es que con este tema vengo hace tiempo buscándole la vuelta para entender ciertas cosas... Gracias por cualquier comentario al respecto!

antonio viveros dijo...

"Por ejemplo: tú puedes sentir el impulso de corregir o retar una falsa creencia en otro. Cuando ese impulso es del ego, aunque se disfrace de sabiduría y poder divinos, lo que busca es demostrar que uno es mejor que el otro, o herir, o hacer sentir mal a alguien."

Entonces este impulso viene lleno de amor, ese amor por ayudar a desvelar las mentiras dualísticas que cubren el YO SOY y que no permiten a las personas llegar a ser el SER, sabremos que no es nuestra intención lastimar a la persona pues lo que buscamos es su crecimiento al retarlo con preguntas y zarandearlo para que despierte su conciencia crística, lo que buscas es derribar sus falsas creencias con amor y aceptando que tiene un libre albedrío para decidir de una vez por todas de que lado está.

"Los estudiantes espirituales que han logrado alcanzar cierta paz en sus vidas están listos para trascender los mandamientos y empezar a seguir directamente los impulsos del YO SOY. Trascender los mandamientos no significa quebrantarlos, significa que ya no los necesitas simplemente porque vives con base a principios espirituales muy altos que incluso superan las reglas impuestas dentro de la religión."

No me gustaría usar un ejemplo mío pero necesito describirles lo que me ha pasado, al leer este párrafo me remontó ha hace mas de un año, sinceramente estaba muy mal, tan mal que tenía un miedo profundo por muchas cosas, el salir a la calle, el estar rodeado de mucha gente, me daban ciertos ataques de ansiedad que los médicos no supieron diagnosticar, inclusive a la hora de bañarme tenía miedo, cuando supe que los los médicos no podrían ayudarme empecé a buscar ayuda espiritual y realmente no pasó mucho tiempo entre los 2 pasos, encontré un lugar donde hacian el rosario y los decretos de la dispensación anterior, ahí empezó mi verdadero camino, poco a poco empezó mi salud a mejorar y aunque el miedo demoró un poco mas lo estoy superando a grandes pasos, empecé a tener imagenes de los ángeles, de la Virgen de Guadalupe y todo aquello que recordará que soy un ser espiritual, empecé cambiar mi alimentación pues pesaba 101 kilos y cuando tuve mi accidente en mi trabajo ya había bajado alrededor de 20, durante mi reposo en casa estuve metido con la computadora buscando en internet mas información acerca de la dispensación anterior y me encuentro con Shangrala, al principio tuve mis dudas pero después surgió ese impulso del que hemos platicado y empecé a sentir que todo era real y que tenía que seguir a los Maestros que esta es la verdad.

Empecé a leer los dictados y uno de ellos donde habla el Maestro More (El Morya) me dí cuenta que era tiempo de trascender las imágenes, cuando leí el dictado de el Arcángel Miguel me dí cuenta que YO SOY una extensión y que YO SOY el Arcángel Miguel y entonces la paz empezó a llegar a mi vida.

Vivo en el centro de mi ciudad así que no tengo paz completa, quiere decir que vivo con el ruido constante, pero mi alma se ha empezado a aquietar, ha sido un proceso largo pero la experiencia ha sido maravillosa, si he tenido mis caídas, mis expectativas como comentaba anteriormente, pero el camino bien merece la pena.

Antonio Viveros

antonio viveros dijo...

Interesante pregunta Ernesto, ¿pero al ser idealista no estarías atrapado en la dualidad?, entonces pregunto ¿Como podría haber un impulso divino dentro de la dualidad?, también me gustaría que nos aclararan esta duda...

Gracias

Antonio Viveros

Ernesto dijo...

Gracias Antonio, es algo que me pregunto... El idealismo puede ser desordenado (sobre todo cuando sómos jóvenes que creemos que el mar nos queda chico para hacernos un buche). Entonces uno (por una debilidad en su psicología o por no tener bien equilibrada la Llama Triple) puede verse impulsado a hacer cosas idealistas (extremas a veces) pensando que son un bien mayor, pero en forma desordenada. Y en estos casos los sentimientos son elevados, ya que son de querer mayor perfección Divina en la vida de uno. Y esto se me mezcla con el concepto que a veces antes de encarnar, tomamos ciertas decisiones de meternos en ciertos problemas para dar un ejemplo de cómo salir de ellos. En este caso, el impulso, si sería superior (supongo)... ¡Qué temita, eh! Pero qué bueno que podamos saber más sobre esto... Un abrazo y gracias!!!!

Walter dijo...

En el momento no recibo drieccion divina al respecto. Procuraré responder preguntas sólo cuando sea por inspiracion de mi Ser Superior o un Maestro. Sin embrago pienso que el Ser Superior de cualquiera se puede manifetar y dar una respuesta tambien.