martes, 28 de julio de 2009

¿Cómo saber si un impulso viene del ego o viene del YO SOY? (III)

Este es el extracto restante del dictado de la Presencia Planetaria del YO SOY. Este fue entregado el 27 de julio de 2009 a través de Walter Javier Velásquez.


------


Pregunta: ¿Cómo evitar que la mente procese y racionalice los impulsos del YO SOY? ¿Simplemente actuar y ya? (Ese es el salto al vacío que a todos nos cuesta dar).


Respuesta del YO SOY: La mente es un instrumento poderoso si la sabes manejar. Te sirve para moverte en el mundo y racionalizar muchos procesos que son necesarios para vivir y cumplir tu plan Divino. Pero la mente tiene un límite, hay momentos en los cuales no te sirve, o sirve para causarte muchos problemas.


Un ejemplo de eso es cuando tratas de discernir tus impulsos. Discernir es muy sencillo porque se trata simplemente de sentir. Pero cuando la mente interviene daña el proceso. La mente no tiene la capacidad de comprender los impulsos del YO SOY. Por lo tanto usar la mente para ello es una ruleta donde a veces se acertará y a veces se perderá.


Un camino seguro es aprender a sentir, a conectarte con tus emociones. Si haces un poco de esfuerzo puedes diferenciar muy fácilmente un pensamiento de una emoción. Los pensamientos son ideas, conceptos, imágenes; las emociones son energía en movimiento, son impulsos.


Para responder concretamente a tu pregunta te diría que cuando sientas un impulso te desconectes por unos instantes de tu mente y te dediques a sentir la vibración propia del impulso. Luego abandona toda clase de temor y actúa dirigido por ese impulso –cuando es un impulso superior.


El concepto de “La inteligencia emocional” de Daniel Goleman* es un acercamiento muy acertado para aprender a conectarse con los impulsos provenientes del YO SOY. Cuando sea apropiado veremos cómo esos impulsos se manifiestan en el cuerpo físico.


Pregunta: ¿Cuál es, en pocas palabras, la diferencia entre el Sendero de la Cristeidad y el del YO SOY?


Respuesta: Son varios los pasos que conducen a la autorealizacion espiritual. Los dos últimos son el sendero de la Cristeidad, y finalmente, el sendero de Ser el YO SOY.


Una persona puede liberarse de la rueda de las re-encarnaciones estando en cualquiera de estos dos niveles. La mayoría de los Maestros Ascendidos caminaron el sendero de la Cristeidad estando en la Tierra y luego, cuando desencarnaron y fueron a los planos etéricos, aprendieron todo lo que necesitaban sobre el sendero del YO SOY para finalmente graduarse como Maestros Ascendidos por medio del ritual de la Ascensión. Es por eso que la mayoría de los Maestros lograron su Ascensión meses, años o décadas después de desencarnar.


Jesucristo fue un ejemplo claro del sendero de la Cristeidad, es ahí donde todos en la Tierra lo recuerdan. Sin embrago después de su misión publica el viajó a Cachemira donde caminó el sendero del YO SOY y se convirtió –décadas después de despedirse del mundo- en un Buda.


Siddhartha Gautama se convirtió en un Buda (despertó al conocimiento se sí mismo como el YO SOY) porque ya había caminado el sendero de la Cristeidad por mucho tiempo (en vidas previas).


El sendero de la Cristeidad es en esencia el sendero de encarnar los principios espirituales más elevados para luego convertirse en un ejemplo a seguir. También es el sendero de liberarse de adiciones, hábitos y venenos espirituales que no le dejan avanzar. En la Cristeidad la persona empieza a sanar su alma de fragmentaciones y aprende a dar amor y practicar la compasión.


En la Cristeidad al principio la persona sigue los impulsos del Ser Crístico y aprende mucho de él. Luego el Ser Crístico se marcha y la persona se convierte en un Cristo en acción. Pero todo es una preparación para Ser el YO SOY. Primero hay que ser un Cristo para poder seguir adelante y reconocer que eres Dios.


El siguiente paso es el que cuesta más trabajo y es aceptar que eres y siempre has sido Dios, reconocer tu verdadera identidad Divina. Para caminar este sendero hay que sanar muchas cosas de la psicología que se oponen a que comprendas quién eres.


Así que empiezas el sendero del YO SOY cuando eres un Cristo y posees bloqueos psicológicos profundos que impiden que aceptes tu verdadera identidad. Esto es contrario a lo que muchos creen de que cuando eres un Cristo es porque eres perfecto. Jesús cometió errores siendo un Cristo y eso demuestra que tú también puedes avanzar mucho a pesar de tus flaquezas.


El sendero del Cristo es un realineamiento con el modelo Divino. En el sendero del YO SOY encarnas lo que eres.


*La inteligencia emocional, según Goleman "es la capacidad para reconocer sentimientos en si mismo y en otros, siendo hábil para gerenciarlos al trabajar con otros. Para más información consulte el libro del mismo autor.

11 comentarios:

Ernesto dijo...

Qué buena tema. Esto explica muy bien el por qué en un discurso se dijo que muchos de los estudiantes ya habían despertado al Sendero de la Cristeidad, pero sólo que no lo practicaban.

antonio viveros dijo...

Esto me recuerda lo que dijo Jesús y la reafirma "nadie viene al Padre si no es a través de mí", primero debemos ser el Cristo en acción para luego ser el YO SOY.

Gracias!

Hugo dijo...

Si, yo creo que el dictado es muy aclarador, aunque creo que bien vale la pena profundizar en el tema y descubrirle otras fascetas.

Yo les pido a todos los que se están beneficiando de esta enseñanza que paren sus actividades por un minuto y se vuelvan a Dios en amor y agradecimiento por darnos tantas bendiciones a través de toda esta sabiduría que no para de fluir.

Demos gracias por todo lo que hemos recibido y también demos gracias por todo aquello que estamos por recibir.

Saludos,

Hugo.

carlos dijo...

cuando se es el Cristo se vive en el amor y el servicio hacia los demas. en ver como mejorar las cosas en esta tierra y La vidad de sus habitantes, en como alegrar cada parte de la vida, en compenetrarse con todo lo que nos rodea.
Pero cuando se ES el YO SOY, se mira de una manera mas Universal compenetrandose con toda la creacion de una manera mas Espiritual, en donde la materia se vuelve Espiritu y energia y las barreras dejan de existir por que se ES.

Carlos Cardenas

Hugo dijo...

He vuelto a leer y releer estos dictados y muchas cosas han surgido. Por ejemplo, quisiera resaltar esta frase:

"La mente no tiene la capacidad de comprender los impulsos del YO SOY"

En mi opinión esta es una frase asombrosa. Indudablemente la mente nos sirve para muchas cosas en este mundo, pero esta racionaliza la sabíduria que viene del YO SOY porque esta es superior y está más allá de la lógica.

Todo esto me ha estimulado a ser mucho más perceptivo con respecto a mis sentimientos. Aunque he descubierto también que a menudo algo que bloquea mi comunicación con el YO SOY es el miedo que aún siento por momentos, y que se convierte como en una interferencia en mi cuerpo emocional.

Hugo dijo...

Otra frase que quería comentar es esta: "El sendero de la Cristeidad es en esencia el sendero de encarnar los principios espirituales más elevados"

Esta es en mi opinión una frase iluminadora. En estos días he estado leyendo y preparando una conferencia sobre el libro de Stepheh Covey "Los 7 hábitos de las personas altamente eficientes" y en la introducción nos habla de la importancia de los Principios, y vivir en la Etica del Carácter, que es en otras palabras una vida basada en un paradigma centrado en principios.

Traigo el tema a colación porque siento que Covey es una persona con un alto nivel de consciencia crística, lo cual puede notar cualquier lector perceptivo que estudie su libro centrado en su propio Cristo.

Lo interesante es que Covey es un mormón devoto, aunque tiene cuidado de no mezclar religión en ninguno de sus libros, sino de enfocarlos desde una perspectiva plenamente universal.

Mi punto aquí es que Covey es un ejemplo claro de una persona que puede lograr la Cristeidad sin necesidad de estar en un sendero que entreguen directamente los Maestros. Sin embargo, lo que no sé es hasta que punto uno puede lograr Ser el YO SOY sin la ayuda y orientación de la enseñanza externa que dan las Huestes Ascendidas.

Ernesto dijo...

Es cierto Hugo. La inspiración Divina es imprescindible. No creo que nadie pudiese avanzar en ningún camino de evolución, sin el motor interno que lo impulsa, aunque no sea consciente la mente externa. Algunos grandes discípulos internos (quizás no en la mente exterior) encarnan en situaciones de seguir distintas religiones ya sea por sanar algún aspecto de su psicología o por llevar la Luz misma de alguna manera más genérica a esa religión o grupo, siendo quizás la única manera que otros del mismo grupo, se abran o sean más receptivos al ser dada la verdad por alguien de su comunidad.

Hugo dijo...

Si, yo creo que hay muchas personas que han decidido encarnar al Cristo y que están en diferentes religiones tratando de elevar a otros a través del ejemplo.

Hay una anécdota que quería añadir y que me parece importante. El día que el mensajero recibió este dictado lo hizo con base en una pregunta que yo le había formulado, y que Ernesto había enviado desde Argentina. Lo que yo no sabía es que el Mensajero no había leído el artículo donde yo hice la traducción del libro de Lorraine.

Lo interesante de esto es que ambas enseñanzas son complementarias, pero yo pensaba que Walter había leído lo que escribió Lorraine. A menudo los Maestros necesitan que él conozca un tema en su mente externa antes de dar el dictado a través de él. En otros casos el YO SOY decide entregar lo que necesite aún cuando el mensajero no tenía idea de cómo o por qué se había generado la discusión.

Igual sucedió con el concepto de Inteligencia Emocional que se trae a colación. En estos días, un devoto de Cali le entregó este libro al mensajero para que me lo pasara a mí. La persona que se lo entregó dijo que sintió el impulso de hacerlo, y a través de esto pudimos discutir algo sobre el tema.

Sin embargo, a pesar de que el mensajero no ha leido en su mente consciente este libro, su Presencia YO SOY sabe que allí puede encontrar muchas claves que se necesitan para entender las emociones y ser Más YO SOY.

Saludos,


Hugo.

Ernesto dijo...

En la respuesta sobre la diferencia entre el Sendero de la Cristeidad y el Sendero del Yo Soy, el párrafo 2 dice que todos los maestros que se graduaron en el sendero de la Cristeidad, no ascendieron sino hasta después de recorrer el Sendero del Yo Soy desde el plano etérico. El párrafo 3 nos dice que el Maestro Jesucristo, recorrió el Sendero del Yo Soy después de su misión pública décadas después. ¿De cuánto fue el lapso de tiempo que transcurre entre la crucifixión y la ascensión? Por las omisiones en la Biblia, parecería que fueron algunos días, y sin embargo por lo que se lee en la respuesta fueron años.

Walter dijo...

Lo que sè al respecto es que Jesùs ascendiò a los 81 años de edad, es decir, 48 años despues de terminar su misiòn pùblica en medio oriente.

Ernesto dijo...

Gracias Walter, el tema es realmente muy interesante.