jueves, 23 de julio de 2009

Liberándonos de nuestros deseos insaciables (IX)

Hoy quiero seguir con la serie de enseñanzas que nos plantéa Jesús en su libro de "Las Claves Maestras para la Cristeidad Personal", en su capítulo sobre cómo superar los deseos inferiores.

Hoy exploraremos con el Maestro la idea erronea de que el cuerpo y la materia son malos y entenderemos de donde surgió este paradigma. También entenderemos cual es el enfoque que los Maestros quieren que tengamos con respecto a nuestro cuerpo y sus deseos:

Como un buscador espiritual, tú sabes obviamente que eres más que tu cuerpo físico. Tú eres un ser espiritual que está residiendo temporalmente en el cuerpo físico, tal y como tu cuerpo puede montarse en un carro para llegar a cualquier lugar. Pero, ¿has contemplado la relación entre tu consciencia espiritual y tu cuerpo físico?

Esta relación tiene dos aspectos. Uno es, tal como mencioné, que el cuerpo no es el fin en sí mismo sino un medio para un fin, el cual es tu propósito espiritual de ayudar a co-crear el universo material. Entonces, obviamente tú no quieres que el cuerpo se convierta en un obstáculo para lograr esa meta. Pero a fin de que hagas el mejor uso de tu cuerpo, tienes que aprender a ver el otro lado de la moneda, lo cual es que tu cuerpo no es malo y que tampoco es un enemigo de tu crecimiento y tus metas espirituales. Esto requerirá que medites sobre el tema.

Muchas tradiciones espirituales han descrito al cuerpo y el universo material como enemigos del crecimiento espiritual. Algunas corrientes del Cristianismo han mostrado al cuerpo y la materia misma como creaciones del diablo. Por esta razón, existía la necesidad de disciplinar el cuerpo, reprimir los deseos del cuerpo y privar al cuerpo de las cosas placenteras. Si tú lees el libro de Maitreya, verás que el Universo material no es malo y no fue creado por el demonio. La materia fue simplemente creada a una vibración relativamente baja y las personas en encarnación estaban destinadas a elevarla a una vibración superior. Debido a que muchas personas han olvidado su propósito original, la vibración de la materia ha sido de hecho llevada a una vibración inferior que su punto de origen, pero esto no quiere decir que la materia en sí es mala. Sencillamente es densa, y aunque esto hace que sea más difícil para las personas contactar el reino espiritual, no es un obstáculo insalvable. Tú simplemente necesitas saber contra qué te enfrentas y como trascender la atracción de la materia.

Yo espero que puedas ver que en el Cristianismo existía una causa obvia para este odio que existía hacia el cuerpo. Era el hecho de que la Iglesia Católica tomó la decisión equivocada de que los Sacerdotes no tenían permitido casarse. Por lo tanto, estos sacerdotes no tenían un medio para expresar su deseo sexual, y ya que se percibía que este provenía del cuerpo, entonces el cuerpo tenía que ser malo y necesitaba ser reprimido o incluso castigado.

Sin embargo, existe una explicación mucho más profunda a este respecto. Tú probablemente eres consciente de que existen ciclos espirituales en la vida de este planeta. Yo soy el maestro para el ciclo de 2000 años que comenzó con mi nacimiento, y que normalmente se conoce como la Era de Piscis. Ahora nos estamos moviendo al próximo ciclo, conocido como la Era de Acuario. El hecho es que durante la Era de Piscis, la meta general para las personas era la de establecer una conexión con reino espiritual y con sus seres superiores. Y debido a que la consciencia colectiva de la humanidad era muy densa durante esa era –lo cual lo confirman todas las atrocidades que aparecen retratadas en los libros de historia- era muy difícil lograr esa conexión. Por lo tanto, para aquellos que le daban una gran importancia a esta conexión, era viable y necesario eliminar cualquier distracción. Esta es la razón por la cual vemos una tendencia de las personas espirituales a substraerse de la vida mundana y a aislarse en esferas protegidas, como los monasterios.

En la Era de Acuario, las condiciones son diferentes. A pesar de muchos eventos mundiales actuales, la consciencia de la humanidad ha sido elevada de forma significativa, especialmente durante el siglo pasado. Por esta razón, uno ve personas que tienen una fuerte conexión espiritual y al mismo tiempo viven vidas activas en la sociedad. De hecho, el foco de la Era de Acuario es el de traer la espiritualidad a todos los aspectos de la vida, incluyendo las actividades diarias. Por lo tanto, ya no es necesario que las personas espirituales se alejen del mundo. Algunos aún pueden beneficiarse de esto (quizás solo por un tiempo) pero la mayoría harán más progreso al vivir vidas activas, en las cuales demuestren un enfoque espiritual a través de la ejecución de sus actividades diarias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Después de reflexionar en esta enseñanza de Jesús siento claramente que el enfoque actual de los Maestros es el de que somos seres espirituales viviendo y creciendo a través de un cuerpo físico.

Yo estuve en el summit lighthouse y siento que allí el enfoque claramente era de que el cuerpo y sus deseos limitaban la expresión de nuestro ser divino. Por eso el tema de la sexualidad en esa dispensación fue tan traumatica para todos.

Me alegra mucho saber que en esta dispensación no solamente hay más apertura para hablar del tema sino que el enfoque es claramente más profundo y elevado.

Seguramente los Maestros nos seguirán dando herramientas para sublimar nuestra sexualidad.