sábado, 25 de julio de 2009

Siendo el YO SOY (II)

Hoy les traemos la segunda parte de esta serie sobre cómo SER el YO SOY en la Tierra. Esta es una enseñanza muy elevada y si quieren complementarla recomendamos la lectura del libro "Las siete claves del despertar espiritual".


------


Cómo Ser el YO SOY


“YO SOY Siendo” significa que el YO SOY deja de ser una Presencia externa y empieza a fluir y a Ser a través de ustedes en el diario vivir. ¿Y cómo pueden lograr esto? Es más sencillo de lo que creen: visualícense ustedes mismos Siendo el YO SOY, visualícense rodeados de las esferas de colores y caminando así por las calles. Si eso resulta demasiado complejo para algunos, entonces simplemente visualicen Luz blanca radiante saliendo de ustedes y dirigiéndose a todos lados, con la conciencia Suprema de que ustedes son el YO SOY brillando en la Tierra. Si lo prefieren se pueden visualizar como un sol y caminar por las calles alumbrando a “justos e injustos”.


Lo más importante de todo es que, además de visualizarse a sí mismos como el YO SOY, deben sentir que lo son. Deben SABER que son ese YO SOY del que tanto hablaban. Créanlo, interiorícenlo, vívanlo, acéptenlo.


YO sé que la mente externa se va a oponer a este concepto. Pero ¿Vale la pena seguir escuchando a una mente que ya los ha metido en tantos problemas?


La mente externa se resistirá y cuando te encuentres sintiéndose y viviendo como el YO SOY, esa mente te va a decir: “¿Qué locura es esta?, ¿Cómo te atreves a pensar así? ¡No seas ridículo!” Entonces empezarás a hacer un esfuerzo para aceptar que eres el YO SOY. He aquí la trampa, no se trata de hacer ninguna clase de esfuerzo, porque el esfuerzo lleva en sí la lucha. El YO SOY es tu identidad natural y no necesitas esforzarte para lograrlo.


Cuando entres en esa lucha, silenciosamente ve a la paz que hay en tu corazón y nuevamente –desde allí- empieza a sentir y a ver que eres el YO SOY. Que sea algo natural y no fingido. Que sea algo silencioso en lugar de algo bullicioso. El YO SOY fluye en silencio, en paz y en mucha armonía. Así que no entres en la lucha contra la mente. Supera la mente sintiendo que eres el YO SOY desde la paz del corazón.


Esto requiere práctica, si lo deseas puedes practicar la respiración consciente para ayudarte a lograrlo. Inhala y exhala normalmente haciéndote consciente del proceso, de cómo el aire entra y sale de tus pulmones. Suelta el sentido de lucha y dedícate a disfrutar la respiración. Esto desbloquea la mente y te permite conocer la Paz del YO SOY.


Lo único que quiero decirte es que si persistes no hay nada en este mundo ni en tu mente que pueda oponerse a que encarnes la Conciencia Suprema del Dios YO SOY. No habrá nada que se oponga a que la conciencia de las moléculas y de las células puedan brillar como un sol y decir suavemente y al unísono: “YO SOY”.


Entonces visualízate y siente a ti mismo como un Ser de Fuego, como un Ser Solar, como un Ser radiante caminado por la Tierra y consumiendo toda irrealidad. Es muy propicio visualizarte así porque esa es tu naturaleza: el Fuego Cósmico Solar del YO SOY.


Ya eres YO SOY


YO SOY la Presencia del YO SOY para este Planeta. Y por la autoridad que tengo les digo que no les estoy mintiendo cuando digo que ustedes ya son el YO SOY. De hecho siempre lo han sido, aun en los momentos de ira y destrucción. Les voy a explicar mejor como funciona esto:


Tú eres el YO SOY y siempre lo has sido. Pero en algún momento decidiste bajar a experimentar lo que se siente vivir en el mundo de la dualidad –donde existe la conciencia de la separación de Dios- entonces proyectaste una parte de ti mismo, que se conoce como el Ser Consiente, para poder descender a la materia. El Ser Consiente nunca se separó del YO SOY, siempre ha estado conectado por un cordón de luz o “Antakarana”. El Ser Consiente no es “otro ser” diferente al YO SOY. El Ser Consciente es una Extensión del YO SOY mediante la cual este experimenta el mundo material. Son UNO, no hay diferencia entre el uno y el otro.


Pero el Ser Consciente tenía la facultad de identificarse con cualquier cosa. Por su puesto el potencial más alto de esta facultad era que el Ser Consciente se identificara con el YO SOY, puesto que ese es su origen natural. Por lo tanto decirte que tu eres el YO SOY no es un invento anti-natural, simplemente es la única realidad, es lo que ES.


Pero ¿Qué pasó después? Como el Ser Consciente tenia la facultad de identificarse con cualquier cosa, en algún momento decidió tomar como punto de referencia las cosas de este mundo y ahí empezaron todos tus problemas. Como te identificaste con algo que no es permanente entonces empezaste a vivir las consecuencias de ello: el dolor, el sufrimiento, la amargura, etc.


Pero en el fondo de tu Ser sabes que eres el YO SOY, que esa es tu verdadera identidad, que eso es lo que eres. La mente externa no lo sabe ni lo recuerda. Por eso te cuesta aceptarlo, puesto que vives en función de la mente externa y no te atreves a ir más allá: a la intuición consciente.


Cuando estás lleno de ira no dejas de Ser el YO SOY. Lo que pasa es que aunque lo eres decides identificarte con algo inferior y empiezas a cometer errores que van en contra de la naturaleza del Dios que eres. Aunque una persona sea muy mundana hay una parte de ella –muy adentro- que sabe que es Dios.


Debes entender esto y empezar a sentir y aceptar que eres el YO SOY ahora mismo. No mañana, no en diez años ¡Ahora mismo! Debes aceptar que eres el YO SOY aquí y ahora. Esto no es positivismo absurdo. Esto la única y verdadera realidad que existe, la única realidad que Dios percibe acerca de ti.


Entiende esto: el YO SOY es lo único que realmente eres. El YO SOY es lo único que realmente existe. Todo lo demás, aunque parezca tan real, es una simple ilusión, un sueño, una irrealidad, el “maya” del que hablan los orientales. Tú decides si te vas a identificar con lo único que realmente Es y convertirte en un Buda (4); o si prefieres seguirte identificando con la ilusión y banalidad del mundo y seguir dormido. Esta es una simple decisión, pero con resultados muy distintos.


Los edificios caerán, las montañas cambiaran de forma, culturas crecerán y desaparecerán, modas vendrán y se irán, pero el YO SOY permanecerá por siempre. Su naturaleza es inmutable, es imperecedera, es lo que Es y no necesita nada de este mundo para existir o para Ser. Todo lo que existe en el mundo es transitorio y si te apegas a ello tarde o temprano sufrirás. No te apegues a nada, simplemente dedícate a Ser lo que Eres. Eso se resume en la frase: “YO SOY Siendo”.


No hay comentarios: