martes, 15 de septiembre de 2009

Los Principios y la Cristeidad

En este blog hemos comentado la relación que existe entre los principios y la Cristeidad. En esta pregunta que el amado Maestro Lanello respondió a través del mensajero de habla hispana se profundiza mucho más en este entendimiento y se nos da una explicación que aclara mucho más lo que signfica realmente el Sendero de Cristeidad.


------


Pregunta: Amado Lanello, me podría explicar un poco cual es la psicología o cual es o cuales son los valores y los atributos propios de la Cristeidad y los valores y atributos psicológicos propios de un ser que ya camina el sendero del YO SOY.

Gracias.


Respuesta de Lanello: Como decía en mi dictado (1), en la Cristeidad al principio se cumplen reglas, reglamentos externos o mandamientos, pero luego se pasa a nivel de encarnar unos principios, o lo que tu llamas “atributos”, universales que trascienden todas las religiones. Algunos de estos principios son: la compasión, la verdad, el amor incondicional, la proactividad, la humildad ,la capacidad de servir, así como todos aquellos principios universales que están presentes en todos las culturas y religiones del mundo, principios que son inherentes al ser humano.


Un ser Crístico se reconoce, no por el tipo de enseñanza a la que pertenece sino porque ha encarnado ciertos principios espirituales. No necesariamente ha encarnado todos los principios que nombré, pero por lo menos puede encarnar tres o cuatro principios firmemente y así ser ese Cristo. Porque una vez que se encarna tres o cuatro principios firmemente en el corazón, el resto se dará por añadidura, es decir automáticamente todos los demás principios se empiezan a cumplir.


Así que la clave es reconocer esos principios y empezar a trabajarlos como hábitos. La clave es convertirlos realmente en hábitos en su vida personal, lo cual los convertirá en seres Crísticos más efectivos en la Tierra. Porque algo de lo que los Maestros Ascendidos nos hemos quejado por mucho tiempo es que los seres Crísticos generalmente han sido personas sumamente imprácticas que se han dedicado horas y horas a encerrarse en un cuarto a orar o hacer cualquier clase de ritual, pero que no han logrado convertirse en personas prácticas en el mundo de la forma.


Así que ustedes deben ser un Cristo proactivo (2), un Cristo que sirve de manera práctica, y les recuerdo nuevamente que cuando hablo de servir no me refiero al modelo de servicio a través de una Fundación u organización, sino de un Cristo que sirve a su prójimo, que sirve a su hermano, que sirve a su hijo, a su esposa o a su esposo, a su madre, a su padre, a sus vecinos y a sus compañeros de trabajo.


Porque ese Cristo que ha encarnado tres o cuatro principios universales se convierte en un faro de luz para estas personas. Un Cristo se reconoce porque sirve de ejemplo a otras personas y otras personas lo toman como un ejemplo para seguir adelante en el sendero.


Pero lo que sucede muchas veces es que a ustedes les da miedo o les da temor demostrar su Cristeidad en la tierra. Y les digo amados, que una Cristeidad que no se demuestra o una Cristeidad que no se expresa no es Cristeidad, y ustedes deben dejar ese temor de mostrar su Cristeidad.


Tal vez ese temor proviene de un miedo subconsciente a que cuando alguien demuestra la Cristeidad en la tierra como lo hizo Jesús podría morir crucificado en una cruz. Mis amados, estamos en tiempos modernos, aunque esto no exime que alguna persona pueda ser perseguida o que pueda sufrir intentos de asesinato por demostrar su Cristeidad, como es el caso de este mensajero, a quién las Huestes Ascendidas hemos desenmascarado y desbaratado planes para asesinarlo. Y estos intentos de asesinato se han generado simplemente por ejercer la Cristeidad en un lugar donde está mal visto que alguien que no sea Jesús pueda, o quiera parecerse al Cristo. Así que, amados míos, ejercer la Cristeidad es absolutamente necesario para que el Cristo se vuelva práctico en la Tierra.


Este es el aspecto omega de la enseñanza, amados. Pero resulta también muy claro que las personas de este planeta odian y detestan ver al Cristo en otra persona. Las personas de esta tierra solo aceptarán al Cristo en Jesús y en nadie más. Por esa razón cuando ven al Cristo manifestado en una persona diferente esto probablemente genere odios y rechazos. ¿Pero ustedes qué prefieren ?, ¿Acaso les importa ganarse odios y rechazos del mundo ignorante sabiendo que se están ganando la aprobación incondicional del Cristo Universal?, ¿Qué es más importante para ustedes, amados?.


Entonces ustedes a veces no ejercen la Cristeidad y no dicen lo que saben que tienen que decir o no hacen lo que saben que tienen que hacer por el simple hecho del miedo al ridículo o por el simple hecho del miedo a que sean señalados o rechazados, por el miedo a perder sus amigos o a que la gente ya no los estime, amados. Pues cuando ustedes hacen eso, cuando tienen toda esta enseñanza maravillosa que les hemos dado pero en el momento de expresar la Cristeidad, de hablar, de decir, de expresar, ustedes no lo hacen entonces están haciendo como el siervo infiel que escondió sus talentos en la tierra y esos talentos no pudieron ser multiplicados.


Así que mis amados, demuestren su Cristeidad. Sean el Cristo en la tierra y no tengan miedo, amados. No tengan miedo a parecer tontos por Cristo porque según la definición humana de hoy en día aquel que se presenta como un Cristo en la tierra o demuestra las facetas del Cristo es un tonto -o es un idiota- simplemente porque no encaja en los estándares del mundo moderno.


Entonces alguien puede ser percibido como un tonto porque se entrega a servir y ayudar a personas que ni siquiera conoce y que ni siquiera son su familia. Una persona así es capaz de entregar su vida y entregar su tiempo y dejar toda su vida en una ciudad lejana junto con su futuro y todo lo que tenía por irse a otro lugar totalmente diferente a servir a personas que desconoce, a sufrir el rechazo, la crítica y el ataque de las personas que está sirviendo.


Y, ¿Qué diría el mundo de una persona así? Dirían que es un tonto, que es un imbécil y probablemente que está “deschavetado” (3). Pues amados, yo les digo: no teman ser “tontos” por Cristo. No teman parecer tontos ante el mundo cuando ustedes saben que son el Cristo y que están siendo fieles al Cristo en la Tierra.


Así que no se acongojen por eso. No se acongojen si el mundo los rechaza, amados. Ustedes no necesitan la aprobación del mundo ni tampoco la aprobación de las demás personas en la Tierra. Ustedes la única aprobación que necesitan es la del Cristo, y de saber que ustedes son el Cristo en acción. Eso es todo lo que verdaderamente importa.


Pero si ustedes no están expresando y no están manifestando esa Cristeidad de una manera práctica entonces ustedes están siendo un Cristo a medias. Y, ¿saben amados? no se puede ser un Cristo a medias. Se es un Cristo o no se es un Cristo, mis amados. Pero muchos de ustedes no han podido entender y no alcanzan a creer que ustedes ya están en el sendero de la Cristeidad, y esto sucede simplemente porque creen que ser un Cristo significa ser perfecto o tener ciertos estándares de perfección.


Pues mis amados, el cielo es más tolerante de lo que ustedes pueden imaginar, siempre y cuando vea que ustedes están dispuestos a mejorar y a cambiar. El cielo es tolerante con esto siempre y cuando ustedes no se sientan conformes con el error y estén dispuestos siempre a cambiar, mis amados.


Recuerdo yo que patrociné a este mensajero antes de que tuviera su manto, mis amados. Yo estuve en contacto con él desde que era un niño y empecé a guiarlo en el sendero. También recuerdo que cuando él cayó en el camino de las drogas, del alcohol y de la nicotina, él muchas veces, en las mañanas de resaca, clamaba a Cristo llorando y le pedía a Dios que lo liberara de la adicción al alcohol, de esa adicción que él ya no quería más.


Sin embargo no era sino que pasaran unas horas y que escuchara determinado tipo de música para que sintiera nuevamente el deseo de beber y al siguiente día nuevamente clamaba llorando pidiendo que lo liberaran de esas adicciones, mis amados. Y, ¿saben cómo puedo definir yo esta actitud?, esta es la actitud de una persona que está dispuesta a cambiar y que tiene pureza de corazón, porque a pesar de que está reincidiendo una y otra vez en el error, en el fondo sabe que eso no es lo quiere y que no es lo que necesita. Esta es la actitud de una persona que siempre está dispuesta a ejercer un cambio.


Nosotros trabajamos con este tipo de personas y también buscamos a este tipo de seres para ungirlos como mensajeros y para trabajar a través de ellos en la Tierra de muchas maneras. Con el tipo de personas que nosotros no trabajamos es con aquellos que ya se creen que están bien y que no necesitan cambiar. Este es el tipo de personas que creen que sus defectos están bien y que aunque los reconozcan asumen que no necesitan cambiar ni mejorar. Simplemente con estas personas no podemos trabajar porque se convierten en una especie de prisión cerrada en la cual nosotros los Maestros Ascendidos no podemos entrar para darles dirección Crística o para darles dirección divina, simplemente porque ellos en el fondo de su ser creen que no la necesitan, amados míos.


Entonces, el Sendero de la Cristeidad no significa ser perfectos, con el Sendero de la Cristeidad todavía se tiene el ego ahí, pero se tiene la disposición de cambiar de mejorar la disposición de estarse siempre elevando en conciencia y siendo el MAS.


Notas:


1. Se refiere a un dictado llamado “El Sendero de Cristeidad” que este Maestro dio previó a la sesión de preguntas y respuestas.


2. La proactividad es un término que explica ampliamente Stephen Covey en el libro “Los siete hábitos de las personas altamente efectivas”. En pocas palabras una persona proactiva es una persona que asume la responsabilidad por su vida y que toma la iniciativa para hacer que las cosas sucedan. Una persona proactiva se caracteriza por responder en base a principios, y por subordinar sus sentimientos a sus valores.


3. Deschavetado es un término que se usa peyorativamente en Colombia para decir que otra persona se enloqueció.


9 comentarios:

antonio viveros dijo...

Maestro Lanello, gracias por sus palabras, este dictado me abrió los ojos y los oídos y todos los sentidos, siempre creí que el Sendero de Cristeidad debíamos ser mas perfectos de lo que menciona, pero veo que no necesariamente debe ser así.

Si mal no recuerdo Hugo, este dictado ya lo había dado el Maestro Lanello o es que uso parte de otro dictado, por que recuerdo muy levemente algunas cosas. De todas maneras me hizo recordar que estoy en el camino y no debo juzgarme duramente. Gracias

Antonio

Hugo dijo...

Hola Antonio,

Tienes razón, el Maestro había hablado ya de esto en el dictado previo y lo repite en este dictado. Creo que el punto es muy importante, y la razón de que lo repita es que aún nos cuesta creer que ya somos el Cristo en acción, y por esto pensamos que la Cristeidad es para otros pero no para nosotros.

Mira lo que dice el Maestro en otro extracto del dictado que aún no he publicado:

"Cuando yo mismo estuve encarnado como Mark Prophet, era muchísimo menos perfecto de lo que ustedes se puedan imaginar. Puedo decirles, amados, que las personas que han escrito mi historia y que han redactado las anécdotas mías en esa dispensación de Summit Lighthouse, han omitido deliberadamente todos los errores que yo cometía, porque ellos quieren que ustedes adoren a un ídolo, que adoren a un mensajero perfecto, que adoren a una persona perfecta. Y la única finalidad de esto es que cuando ustedes vean esa imagen mía tan perfecta simplemente no se sientan capaces ni dignos de imitarme, y esa es la gran mentira de las eras, amados.

Entonces han colocado a Lanello en un altar demasiado alto, donde parece inalcanzable. Sin embargo amados yo caminaba por la Tierra como cualquiera de ustedes, y yo cometía los mismos errores que ustedes cometen. Sin embargo yo tenía la intención pura de cambiar y eso es lo que me distinguía. Yo tenía un corazón puro -el corazón puro de Lanello- que siempre estaba dispuesto a cambiar, a mejorar. Un corazón que estaba siempre abierto.

Porque es diferente, amados, cuando ustedes cometen esos errores, pero deciden que así están bien, que ya no necesitan mejorar, que ya han avanzado lo que tenían que avanzar en su estado de conciencia Cristica, y que con eso será suficiente para lograr su ascensión y alcanzar la unión con Dios.

Pues mis amados no se trata de eso. Porque lo que determinó que yo pudiera elevarme y convertirme en un Maestro Ascendido, fue que a pesar de mis muchos errores siempre estaba dispuesto a cambiar, a mejorar, a elevarme y a seguir adelante. Así que caminé por la Tierra en este sendero de la Cristeidad y realmente pude lograr muchísimo. Sin embargo, como pueden ver, yo no caminé el sendero del YO SOY en la Tierra".

antonio viveros dijo...

Interesantes revelaciones del Maestro Lanello, como él a pesar de cometer errores continuaba aprendiendo de ellos y tratando de mejorar, siendo el cristo en la tierra pero no cejaba en su camino, podremos caernos muchas veces pero si siempre nos levantamos llegará un momento en que no caeremos jamás.

Ahora si él no camino el Sendero del YO SOY ¿fue por que estas enseñanzas apenas están llegandonos, por nuestro estado de conciencia?

Saludos

Antonio

Hugo dijo...

Antonio,

Esa es una buena pregunta. La biografía de Lanello muestra que el fue un estudioso y practicante de los evangelios. Por lo tanto, uno podría decir que comenzó su sendero de Cristeidad desde el Cristianismo tradicional.

Lo que sé es que posteriormente, y después de comenzar a leer enseñanzas "ocultas", Mark Prophet llegó al movimiento YO SOY. Lo que uno supone es que a través de la actividad YO SOY conoció algo del Sendero del YO SOY, pero su enfoque específico fue el sendero de la Cristeidad, porque probablemente esa era la misión de su alma.

Sin embargo, yo creo que lo que él y otros como él hicieron por nosotros es que caminaron el sendero y ayudaron a elevar el estado de consciencia de todos, de forma que hoy en día es mucho más fácil para nosotros trabajar y experimentar ambos caminos.

Yo creo que ahora nosotros tenemos la posta en nuestras manos y nuestro objetivo es caminar estos dos senderos en paralelo, ya que estamos en un nivel de consciencia en el cual podemos comprender y aplicar ambos caminos.

Ernesto dijo...

¿Puede ser que Su Ascensión la haya hecho desde otro plano, después de irse del físico, y que la identificación con el Yo Soy la haya hecho desde octavas etéricas?

Hugo dijo...

Yo creo que efectivamente fue así. Me queda la inquietud de la actividad YO SOY. ¿No estaba entonces ésta diseñada para expresar el sendero del YO SOY?. Y, ¿cuál podría ser la diferencia entre lo que entregó la actividad YO SOY y lo que recibimos hoy del sendero del SER?

jorge dijo...

Tengo la impresion, que el sendero del Ser y el Sendero de la Cristeidad siempre han existido.
Podemos observar una exteriorizacion masiva a partir del 1800 en distintas dispensaciones no solo a nivel de los movimientos occidentales o de la sociedad teosofica, etc.
Tambien los percibimos en Sectores vinculados a las enseñanzas de la Cabala, de la vedanta, etc, estas ultimas siempre han mantenido dichas enseñanzas, como centro de sus activades.
La diferencia sustancial la encuentro en la apertura hacia el mundo. cada vez menos hermetico, mas pro activo.
Tal como lo dice al Amado Lanello y el Amado Babaji, las enseñanazas no pueden quedar solo entre cuatro paredes, porque al final siempre el orgullo espiritual termina por atrapar a muchas estudiantes sinceros.
Ahora es el tiempo del karma yoga, el sendero de la accion, para alcanzar la mente cristica y expresarla en todas las actividades de la vida y de esa forma nuestro SER real encuentre el espacio de expresarse. Entonces podemos observar que ambos senderos siempre se complementan y se fusionan.
saludos.

Ernesto dijo...

Yo recuerdo, de los libros de la antigua dispensación, cuando hacían referencia en uno a un "tiempo de ajuste" a "un nuevo estado". Decía en el libro que era la continuación de Misterios Develados, que una Maestra Ascendida contaba que luego de ascender pasó un cierto tiempo en cierta octava, ajustándose a su nuevo estado.
También recuerdo, vagamente, haber leído un dictado del Maestro Lanello de aquélla época, en el que contaba que estaba en "unión o identificación con el Buda o con el cargo del Buda", no recuerdo bien. Quizás, en la antigua dispensación, había más necesidad de Ascenciones; y en ésta, hay más necesidad de Dioses encarnados Siendo...

Walter dijo...

El sendero de Cristeidad y del YO SOY siempre han exisitido. La actividad YO SOY fue una dispensacion que tenia los dos niveles de enseñanza, los que estaban listos para Ser el YO SOY seguian ese camino directo y los que no tomaban la parte más mental de la enseñanza y caminaban el sendero de Cristeidad.
Que bueno que nombren el Vedanta, algunos autores -no todos- de esa modalidad hablaron directamente desde el YO SOY.
Un abrazo.