martes, 1 de septiembre de 2009

Tu propia dirección divina

Estos días Lorraine nos ha estado dirigiendo a orientarnos al Gran Director Divino y a comprender en mayor profundidad lo que significa la Dirección Divina en nuestras vidas.

Creo que sobre este tema hay muchas inquietudes que iremos tocando en este blog. El tema es sin duda apasionante y todos tenemos mucho que aprender de él.

Por esa razón hoy quiero traerles un dictado relativamente reciente del Gran Divino que salió en el libro del "Sendero del Ser" escrito por Lorraine.

Ustedes notarán que estos dictados nos exigen un mayor uso de la intuición que de la lógica. Probablemente necesiten leer y releer a fin de extraer todo el sentido de lo que nos plantea el Maestro. También podría verse como un nuevo nivel de desafío este que nos plantean con el sendero del Ser. Pero indudablemente este es un estado de consciencia superior al que los Maestros nos están invitando a entrar. Este es el sendero del Ser, o también el sendero de expresar el YO SOY en la Tierra.

Los dejo entonces con las palabras del Gran Director Divino:

Si hubiera un medio de impartirles un sendero de dirección divina, nosotros seguramente les entregaríamos ese sendero. Por esto deseo impartirles el sendero que conozco de ser dirección divina, de ser la Luz de la dirección divina. Ustedes me conocen como el Gran Director Divino. Ustedes conocen mi llama. Algunos de ustedes conocen la llama de mi mensajera. Estas llamas son una y son lo mismo. La dirección divina es la llama que conoce la dirección para Ser.


La dirección para Ser es la dirección para Ser YO SOY. Entonces, como ven, ustedes deben estar dispuestos a Ser. Por lo tanto, la primera dirección que di a través de esta mensajera fue una enseñanza sobre el Ser. Las lecciones que di sobre Ser continuaron hasta que esta mensajera se convirtió en el Ser. Desde allí esta enseñanza fue entregada a través del Ser. En otras palabras una vez que la lección interna fue dada, la enseñanza fue entregada a través de Ser – Ser la Palabra. ¿Cómo puedes ser la Palabra? ¿Cómo esta mensajera puede ser la Palabra? Bueno, les diré cómo.


Del Cuerpo Mental a Ser la Palabra.

Cuando di por primera vez la enseñanza en Ser la Palabra, esta fue dada a través de esta mensajera en su mente. En otras palabras, yo di sus enseñanzas a través de su cuerpo mental. Cuando la enseñanza fue entregada, fue entregada a través de la palabra escrita. Por lo tanto, mi mensajera entregó aquello que recibió en su mente enseñándolo a través de un escrito. Después de entregar la palabra escrita, yo le entregué dirección divina a esta mensajera a través del Ser. En este caso, no había palabras que se le trasmitían a su cuerpo mental. Estas eran dadas a través de Ser la Palabra.


Ahora, imagina lo que significa recibir dirección divina en la mente y luego imagina lo que significa recibir dirección divina desde el Ser. Si tú tienes dificultad imaginando cómo puede uno recibir dirección desde el Ser, probablemente es porque estás pensando desde la mente inferior. No es fácil imaginarse recibiendo dirección a través de Ser. Como ves, tú no puedes recibir la palabra a través de Ser hasta que Ser se convierte en tu vida. Una vez que has mantenido Ser, empezarás a recibir dirección divina a través de Ser. Esta viene a través de Ser tú mismo.


Escucha la voz interna

Pero el ser externo no es el ser al que me refiero cuando hablo de Ser. El ser externo es consciencia, pero es la consciencia del ser externo que es dirigida por circunstancias externas. Por lo tanto, lo que necesitas descubrir el ser que es parte de tu Ser, de tu Ser real, no el ser que en este mundo es regulado por las circunstancias de este mundo. Para descubrir este Ser, debes soltar. Y esto significa soltar las direcciones que recibes en el mundo. Entonces tú tienes que aceptar inmediatamente la dirección del Ser Real y escuchar esa voz dentro de tu corazón. Por lo tanto, debes dejar cualquier dirección externa y escuchar solamente la dirección interna. Esto puede volverse un período de ensayo y error, en la medida que el mundo a tu alrededor se opondrá a tu decisión de ignorar esa dirección externa.


Cuando tú te has orientado a escuchar la voz interna del corazón, encontrarás que esa voz interna le dirá a tu mente que tienes que soltar las cosas de este mundo –y eso incluye soltar personas. Cuando tú sueltas las personas que te dan dirección externa, a ellos no les va a gustar y por esa razón tu recibirás su ira y su condenación. Entonces necesitarás separarte de sus intentos de controlarte a ti y a tu mundo. Entonces como ves, serás separado de esas personas que te han estado controlando.


Una vez que te hayas separado de esas personas, dejándolos a un lado a ellos y a sus intentos por dirigirte, estarás libre para recibir la dirección divina de tu Ser. Durante este período de ensayo y error, te sentirás incómodo al conocer quién eres y qué puedes crear desde esa guía interna. Una vez pases este período de prueba, entrarás al Ser. Desde el Ser recibirás dirección divina a través de Ser YO SOY. Por lo tanto, tú serás YO SOY y serás la llama de YO SOY que tú eres.


2 comentarios:

Ernesto dijo...

Me gustó mucho este dictado. Pero sigo sin ver claramente lo que es la Palabra o el Logos. Tengo una idea vaga, pero me gustaría verlo con más claridad.

María dijo...

Me encuentro en el punto de escuchar a mi Corazón siempre que soy consciente de ello en mis decisiones.

Y agradezco este dictado, si bien no se muy bien que hago, y me alegro de ver que es un camino y que es a base de error como se aprende.

También asusta pensar que un@ se esté engañando y sea otra voz la que escucha, bueno... dudas varias sobre el proceso...

Un saludo

María Jesús