domingo, 29 de noviembre de 2009

El Director Divino nos habla de la Sabiduría

Como ustedes saben, un giro interesante que ha dado nuestra enseñanza surgió a partir de las revelaciones que nos ha venido entregando el Gran Director Divino acerca de las diferencias cruciales que existen entre la Dirección Divina y la sabiduría.Este es un tema profundo y muy interesante, que seguramente nos va a dar una perspectiva nueva del sendero espiritual.

Hay un dictado del Gran Director Divino que estoy traduciendo y que nos va a permitir entender mejor este enfoque, y por esa razón hoy quiero traerles un pequeño extracto de este dictado, que nos habla sobre la importancia de la Dirección Divina y de la pureza, y de cómo hemos sido guiados a creer erroneamente que es la sabiduría la que nos abre las puertas del cielo:

Mirando la historia de este planeta, se puede ver cómo la sabiduría se ha convertido en el principal medio de enseñanza en todos los campos de la vida. Incluso las iglesias de Dios están saturadas de estos principios de sabiduría que el hombre debe seguir para volver a las gracia del Padre. Sin sabiduría, se dice que el hombre es ignorante e incapaz de valerse por si mismo. Se le dice que su pureza es nula, que sus elecciones se basan en su ignorancia y que los sabios deben interceder por las masas ignorantes, y de que el sendero de vuelta a Dios se consigue a través de uno que haya logrado la sabiduría más elevada.

Tomen nota aquí de que la sabiduría no tiene autoridad en ISIS. La autoridad en ISIS permanece y es la Dirección Divina con un corazón puro. De hecho, tu habilidad de ser uno con Dios no tiene nada que ver con obtener sabiduría o conocimiento. El único requisito para la unidad con Dios es tu amor por su Voluntad y tu habilidad para seguir su Voluntad con un corazón puro.

Si tu crees que puedes ganar tu entrada al cielo por medio de tu sabiduría entonces te sugiero que mires a la historia de este planeta y encuentres donde la sabiduría ha aportado un santo a la tradición Católica para que este entre a la espiral de ascensión. En lugar de esto, podrás notar que cada santo venerado estaba impregnado de pureza.

1 comentario:

jorge dijo...

Hugo,
Gracias por tu labor y esfuerzo por proporcionar todas estas informaciones.

Sin duda estamos frente a nuevos paradigmas por decirlo de alguna forma.

En la enseñanza del sanathan dharma, se precisa que el devoto debe realizar siempre su mayor esfuerzo y entregarse completamente al sendero y aplicarlo a su sistema de vida, esto representaria el 25 por ciento del trabajo, el otro 25 lo asume el Guru, que es el enviado divino para la orientacion externa para guiar al Devoto, y el 50 por ciento restante corresponde a la Gracia Divina, que es el somentimiento a la Volontas de Dios.

Quiero compartirles una cita de Paramahansa Yogananda sobre el particular.

»La fuerza que hay en ti es tuya, pero la has recibido de Dios. Úsala, Dios no lo hará por ti. Cuanto más armonices tu voluntad, durante la actividad, con su voluntad divina, más descubrirás que te guía con su poder y bendición en todo cuanto estás haciendo.»

«Reza así a Dios: "Señor, seré sensato, voluntarioso, y activo, pero guía mi razón, mi voluntad, y mi actividad, en la dirección correcta en todo".»

Un abrazo.