viernes, 20 de noviembre de 2009

El Llamado a Juicio

Todos los días cada uno de nosotros enfrenta ataques de todas las fuerzas anti-luz en este planeta. Una forma de protegernos es hacer llamados al Arcángel Miguel, para que a través de nuestra Presencia YO SOY, fortalezca nuestro campo de fuerza.

Pero otra herramienta que tenemos a nuestra disposición es el Llamado a Juicio en contra de las fuerzas oscuras que nos pudieran estar atacando. Al hacer el llamado a Juicio le estamos diciendo a Dios que asuma el control de esas energías y de todos los que estén relacionados con ellas. Al hacer el llamado a Juicio le pedimos a Dios que nos libere de este mal y que si estas fuerzas o seres deciden no hincar la rodilla, que sean llevados a la Corte del Fuego Sagrado de la Estrella Divina Sirio y que la voluntad de Dios se cumpla.

Así que a diario sentimos cierta pesadez, ciertos sentimientos o pensamientos impuros que no se alejan de nosotros por más que les ordenamos que se vayan. En algunos casos puede ser que sea uno de los enemigos del Ser que esté estimulando esta vibración.

Muchas personas sienten miedo o aversión de hacer llamados a Juicio. Les da miedo que puedan lastimar a otros o lastimarse a sí mismos. Pero es importante recordar que cuando hacemos un llamado a Juicio lo que es puro en Dios no será juzgado. Es decir que el Juicio se emite para remover la irrealidad, y Dios es lo verdaderamente real en nosotros y en los demás.

Por eso hoy quiero darles un llamado que pueden hacer para traer el Juicio a todas esas fuerzas oscuras que puedan estar siendo dirigidas hacia ustedes por las fuerzas del Príncipe de este mundo:

En el nombre del YO SOY ESE YO SOY
yo invoco el Juicio de todos los caídos, los falsos dioses,
los falsos maestros y los magos negros,
que me han estado atacando o que me han estado mintiendo
tratando de llevarme a creer que ellos son mi Presencia YO SOY,
mi Ser Crístico, un Maestro Ascendido
o un Ser Cósmico de la Luz.

Yo además invoco el Juicio en todos y cada uno de ellos
por atacarme a mí o a cualquier otro ser de este planeta,
con el propósito de robar nuestra luz,
de engañarnos para que nos alejemos del verdadero sendero,
o prevenir que Seamos las Llamas Divinas que somos.

Yo pido que sean removidos de la Tierra
No mi voluntad sino la tuya que se cumpla. Amen.

No hay comentarios: