sábado, 28 de noviembre de 2009

La Evolución de los Elementales (1)

A partir del artículo anterior donde mostramos unas fotos que podrían ser de elementales del Aire, he recibido un par de correos de personas que quieren saber mucho más acerca de los seres de esta evolución.

Realmente hay muchos dictados y enseñanza sobre los elementales, pero una enseñanza particularmente bella fue entregada a través de la dispensación del Puente a la Libertad en 1955.

En este dictado el Elohim del Sexto Rayo comparte sus experiencias desde el principio del tiempo, y explica cómo fue el principio de su proceso de evolución en los planos del Espíritu. Creo que esta es una preciosa enseñanza que nos muestra cómo los seres más pequeños pueden evolucionar en el Universo de Dios hasta convertirse en seres de gran logro.

Espero disfruten esta lectura:

Algunos de ustedes ya saben que la evolución de los Elohim se produce en el Reino Elemental. Cada uno de nosotros comenzó como un pequeño ser Elemental, perteneciendo a diferentes Sistemas, diferentes Galaxias, en épocas diferentes. Yo era uno de estos elementales que siguieron el orden exacto de la creación. Ustedes han visto la Luz Elemental Universal que llena la atmósfera; esos pequeños electrones que aparentan no ir a ningún lado y van de aquí para allá en la luz del sol. Tú ves, cuando uno es creado por la Divinidad en el principio, existe una libertad total para uno simplemente divertirse. Es por eso que algunas personas tienen la idea de que el Cielo es un lugar de disfrute eterno, de descanso y en la actitud de "hacer lo que uno le dé la gana". Ello recuerdan esto -pero esto no es lo mismo que mirar hacia adelante-y yo me adelanto a prevenirlos -el futuro no va a ser igual a eso! Ésos eran tus días previos al Eden.

Hace mucho, mucho tiempo atrás, yo era uno de esos pequeños elementales, revoloteando "de aquí para allá" en mi Universo; cuando sentía el impulso, yo me colgaba de algún Rayo de Luz proyectado por algún Ser del cual yo conocía muy poco. A veces, yo me iba a pasear en un gran rayo de esa luz que estaba destinada a volverse parte de una Estrella o de alguna otra preciosa creación de Dios. Yo no tenía ni responsabilidades ni obligaciones.

La misma libertad le es dada a todas las creaciones de Dios - por ejemplo, a tu presencia YO SOY, cuando fue creada por primera vez se le permitió pasar a través de cada una de las siete esferas de la actividad alrededor de su Divinidad (su Fuente); encontrar esa Esfera que más le interesaba; permanecer en cualquier Templo todo el tiempo que quisiera; a los pies de cualquier Maestro por cualquier período de tiempo que deseara. Los Ángeles tienen una libertad similar. Cuando son creados por primera vez, ellos retozan en la luz y en la gloria del cuerpo de Dios y, eventualmente, se vuelven parte de las Virtudes de Fe, Esperanza y Caridad, o cualquier virtud Divina que ellos deseen. Éstos ángeles viven en los Templos de su escogencia - ellos absorben y simplemente Son!.

Entonces, de un momento a otro empezó a surgir un sentimiento dentro de mí que me impulsaba a ser una parte consciente de la creación. Cuando esto sucede dentro de cualquiera, significa que la actividad del Primer Rayo ha nacido dentro de uno - la voluntad de hacer. Y así sucedió conmigo.

Entonces yo busqué a alguien que yo sabía que me podría decir que hacer y, cuando encontré esta persona, me dijo que si yo estaba dispuesto a ir a cierto Templo de la Naturaleza podría aprender cómo construir la forma - quizás una flor. Para hacer esto, junto con otros con deseos similares, tuve que aprender a mantener la forma de pensamiento que nos fue mostrada en el altar por él (ángel) Deva que presidía, quien era nuestro instructor. Después de inscribirme como estudiante en este Templo de la Naturaleza, mi primera tarea y consistía en construir una flor de cinco pétalos. Yo jamás voy a olvidar esta experiencia. Oh, deben haber habido un par de cientos de nosotros en la clase - todos igual de irresponsables como lo era yo. Nosotros podríamos escuchar música maravillosa fuera del templo; el aire era delicioso y fresco; hermosos Seres de Luz pasaban a través de la atmósfera por fuera de las ventanas - quiero decirles que sostener el patrón de esa flor se volvió muy monótono!. Sin embargo, el Deva permanecía allí en el altar y desde sí mismo el externalizaba el patrón de esta flor que estabamos tratando de aprender a crear. El trataba de captar nuestros pensamientos y de enfocarlos en esa flor. Pero, yo pronto descubrí que la voluntad de hacerlo no era suficiente -de que debía seguir los otros seis "pasos" de la creación para perfeccionar la actividad.

Entonces, efectivamente, la percepción vino mi mente y yo pensé - "Sí, esto ya es una parte de la creación", yo percibí, al menos lo que el Deva quería que yo tratara de hacer. Solamente hasta ese momento, empecé a disfrutar la fragancia, el color y la simetría de la forma de esa flor. Yo sentía que no quería hacer nada diferente a eso. En la medida que ese sentimiento de percepción tomó posesión dentro de mí, yo lo intenté conscientemente. Oh, pero esa primera forma que yo intenté crear era ciertamente una forma distorsionada - era casi que cuadrada; no tenía suficientes pétalos; ni tampoco tenía la fragancia adecuada. Y aparte de eso, justo en el momento en que desvíe mi atención de ella - la forma había desaparecido! Y algunos de los de la clase no estaban muy enfocados en su atención y estaban aún un poco "elevados". Sin embargo, aquellos de nosotros que realmente estabamos interesados finalmente nos movimos a la parte frontal del cuarto, cerca del altar.

Pues bien, en la medida que continuamos absorbiendo la instrucción e intentamos una y otra vez, finalmente un día la pequeña flor amarilla apareció en mis manos y yo estaba muy contento! Esta vez yo había conseguido crear el número adecuado de pétalos, el color adecuado, y la fragancia adecuada para mi flor pero -Dios mío! justo cuando estaba a punto de presentarselo al Deva, uno de los Arcángeles paso por la ventana y mi atención se enfocó en su magnífica Luz, y desvíe mi atención de la flor por un instante. Cuando yo volví a mirar mi mano - la flor había desaparecido! Justo una falta de concentración!.

(continuará.......)

3 comentarios:

Reyna García dijo...

Hola Hugo.

Me quede picada, como decimos en Mexico, esperare la continuacion.
hermoso relato.

Gracias.
SALUDOS
Reyna

Hugo dijo...

Hola Reyna,

Trataré de terminar la traducción hoy mismo y publicar la segunda parte.

Es un relato maravilloso e iluminador. Actualmente estoy desarrollando un cuento para los niños de la Fundación a partir de él.

Saludos,

Hugo.

Ernesto dijo...

Caramba, a mi también se me terminó rápido el relato... Además, me desayuné sobre algo: Yo creía que los Elohim era extensiones directas de la Primera Causa o al menos de los primeros Seres Conscientes desde la Creación, no imaginé jamás que provenían del Reino Elemental. O quizás, no todos provengan de dicho Reino, sino estaríamos como el viejo dicho: ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? jaj.
Realmente, muy inspirador, me dejó como un sentir de que podría recurrir a los Elohim por ayuda e inspiración cuando desee manifestar algo...
Un abrazo y gracias por la traducción Hugo!