sábado, 28 de noviembre de 2009

La Evolución de los Elementales (2)

En vista del gran interés que ha suscitado el tema hoy ponemos la segunda parte del dictado del Elohim de la Paz:

Los Devas prácticamente no hablaban. Ellos daban toda su instrucción a través de su radiación y nuestro maestro Deva nos sugirió que si queríamos crear estas flores conscientemente, seríamos capaces de añadir belleza y perfección a una primavera en algún hermoso planeta que un Elohim a cargo de ese planeta iba a embellecer para la bendición de una evolución de almas.

En la medida que yo pensaba sobre esto, el amor por mi labor nació dentro de mi - yo sentí que yo quería hacer esta pequeña flor lo suficientemente perfecta, lo suficientemente fragante, lo suficientemente bella y hacer que durará lo suficiente para realmente bendecir a alguna parte de la vida. Ese era el tercer aspecto de la Divinidad - El Amor - se dan cuenta! Entonces yo me olvidé mi mismo y de la distracción de aquellos que estaban a mi alrededor; y entonces yo realmente quise crear esa flor y allí permanecí.

¿Qué sucedió entonces? Yo recibí una tarea. Los Devas no le asignan a uno ni siquiera la tarea convertirse en un retoño de manzana hasta que ellos sepan que uno va a permanecer en esa tarea el tiempo suficiente para completarla. En mi nueva tarea, yo pienso que habían cerca de setecientos de nosotros con la misión de adornar un árbol grande. Como cosa particular, la flor amarilla que yo tenía que crear no crece en tu planeta Tierra - ni tampoco ese árbol. Quizás, algún día crecerá.

Y aquí vino otra lección que yo no aprendí la primera vez. Nuestro Maestro nos recordó que cuando estuviéramos en ese planeta con el gran Deva del árbol que se iba formar, íbamos a ver toda una serie de árboles de diferentes clases. El nos previno para que estuviéramos pendientes de que la flor individual que iba a ser creada no fuera exacta a aquella que hubiésemos visto en otro árbol o arbusto. Yo olvidé esta prevención y fallé! Yo vi flores rosadas, azules y blancas y después de que había terminado de mirar las a todas, yo no tenía ya nada definido en mi propia mente y por lo tanto, no hubo manifestación.

Entonces yo aprendí la cuarta lección - la pureza de sostener el Patrón Divino que se me había dado desde el principio. Cuando finalmente fuimos de vuelta a nuestra "aula" en el Templo de la Naturaleza, ninguno de los que habíamos fallado estábamos orgullosos de ello. De hecho, los que mandaban siempre preparaban más elementales de los que realmente se necesitaban para cierta creación y por lo tanto, la creación era completada por aquellos que podían hacer el trabajo. Puedo decirles sinceramente que la próxima vez no me ofrecí de voluntario tan a la ligera! Sin embargo, dentro de mí mismo, yo decidí que iba a sostener el patrón de esa flor amarilla hasta precipitarla a la perfección.

Finalmente, yo ni siquiera tuve que ofrecerme como voluntario. Mi Maestro Deva, por pena, me dijo un día: "Está bien - tú puedes ir e intentarlo nuevamente". Esta vez yo cerré mis ojos, mi mente y mi atención a cualquier cosa diferente a convertirme a esa flor amarilla. Pero, aun habían más cosas que yo debía tener en cuenta -Constancia-porque yo permití que mis pétalos cayeran antes de que la primavera se terminara! Yo tuve que aprender la quinta actividad de la constancia y la concentración hasta que el Deva me devolvió a mi hogar. Debido mi falta de constancia, y debido a la caída prematura de mis pétalos, yo me tuve que devolver un mes antes que los demás. Yo tengo que admitir que no fui al templo por un buen tiempo - yo daba vueltas en las afueras pero no entraba! Al final, yo tuve que entrar - ya se imaginarán! En cualquier lugar que estés y cualquier cosa que te decidas a hacer, tienes que terminarla algún día. Es lo mismo con la humanidad - todos pueden "jugar" todo lo que quieran y perder su tiempo pero, algún día ellos tiene que terminar su curso (cumplir su Plan Divino); tarde o temprano, quizás con la cola entre las patas, tendrás que volver al rumbo y cumplir con tu Plan Divino original.

Cuando nosotros nos reunimos nuevamente ante el Deva en el Templo de la Naturaleza, yo estaba sentado al fondo en la última fila. Yo era pequeño en estatura y pensaba que no iba a ser fácil que me vieran allí. Pensando para mí mismo, yo dije: "yo nunca volveré a salir. Voy a permanecer aquí". Sin embargo lo próximo que aprendimos fue la lección del ritmo.

Aquí yo aprendí que yo debía sostener la pureza de la forma y que debía permanecer en mi puesto hasta que me lo dijera el ser que me había enviado. Eso era constancia. Entonces, increíblemente, yo aprendí que debía ir durante cada primavera! Dios mío! Yo pensaba que ir una vez era un logro enorme, pero yo aprendí la lección del Ritmo - flor amarilla flor amarilla - flor amarilla, una y otra vez, en cada primavera. No intentaré decirte durante cuántas primaveras yo me volví una flor amarilla. Hacerlo una vez era una novedad; hacerlo una docena de veces era divertido; pero hacerlo cada primavera me parecía un largo, continuo e incansable "trabajo pesado"! Obediencia! Obediencia! Obediencia! Hasta el fin.

El último paso que yo tuve que aprender en este proceso de la creación era el de mantener la Paz. La última vez que el Deva me dijo que yo iba a ser nuevamente una flor amarilla - yo casi pierdo el curso! Y es que durante ese período de tiempo, algunos de mis amigos se habían convertido en hermosos árboles, arbustos y otras hermosas creaciones pero yo era aún una pequeña y minúscula flor amarilla. Así que como pueden ver, yo tenía que aprender a mantener la paz - esa paz que yo luego me convertí en un lejano y distante esquema futuro! Por lo tanto, si tú eres una de esas "pequeñas flores amarillas", aprende a mantener tu paz! Quizás, un día, tú serás el Sol de un Sistema! Quién sabe lo que el uso del libre albedrío en cada uno de nosotros puede hacer?.

Finalmente, en este último viaje, yo simplemente solté! En realidad lo hice! Yo pensé: "si este la voluntad de Dios, yo seré este capullo para la eternidad!" Y éste resultó ser mi último viaje! Esa entrega absoluta me dio mi libertad y, en el momento en que volví donde mi Deva en el Templo de la Naturaleza, él coronó mi servicio de las eras -"Eras" he dicho -con Victoria! Entonces yo me gradúe en el Reino de los Devas.

Por un largo, largo tiempo yo serví y trabajé con una creciente eficiencia hasta que finalmente tomé la iniciación de los Elohim. Más tarde, cuando se me dió la oportunidad por medio del llamado de los Amados Helios y Vesta que solicitaban voluntarios para construir para ellos su amado planeta Tierra, yo voluntariamente me uní a los otros seis Elohim para llevar a cabo este servicio. Nosotros servimos juntos en asociación, tanto por la alegría de la camaradería así como por el júbilo de la creación.

Así que, la forma por medio de la cual el Elohim expande su conciencia consiste en avanzar a través de estos "Siete Pasos", pasando de ser un elemental a ser un gran Constructor de la Forma; esta es la forma a través de la cual los pequeños Querubines se convierten en grandes Devas de Luz, y a través de estos pasos también, el alma espiritualmente dormida se convierte en el gran Maestro Ascendido de Amor, Luz y Perfección. No existe otra alternativa diferente a seguir estos "Siete Pasos" en cualquier parte. La naturaleza de algunos es tal que aceptan y siguen estos pasos rápidamente, y a algunos les toma más tiempo lograrlo. Creeme yo lo sé! Yo pensaba que era pupilo más lento de todo el grupo de elementales con los cuales yo comencé pero, una cosa que yo aprendí (quizá la más importante) fue a mantener mi paz y morar en la Sabiduría la Ley!.

Por la amabilidad y la cortesía de su atención, y por su amor, yo les agradezco! Pueden por favor recordar siempre que la paz es un poder positivo! Yo - que he caminado el sendero muchas evoluciones antes que ustedes - estoy listo para que me ordenen! Los dejo con mi bendición. Que todas sus precipitaciones sean perfectas; sus "flores" hermosas y todas sus iniciativas divinas exitosas en su nombre. Gracias, y que tengan una buena mañana.

7 comentarios:

antonio viveros dijo...

Hugo, no quise dejar un comentario hasta no terminar de leer todo el relato, es como una fascinación, llegó un momento en que sentí algo como inspiradory al final como esta presto a tus ordenes aún habiendo caminado durante muchas eras. Gracias Hugo por esta traducción, nunca me imaginé que en la dispensación del Puente de la Libertad hubieran tan bellos dictados, honestamente nunca llegue a pensarlo.

Gracias nuevamente

Antonio Viveros

Hugo dijo...

Hola Antonio,

De verdad es un relato muy inspirador. Y de hecho los Maestros nos han dicho que en esta era hay muchos elementales encarnados.

Con respecto al comentario del Puente a la Libertad yo diría que en TODAS las organizaciones que han patrocinado los Maestros Ascendidos se han dado revelaciones importantes. Desde la Teosofía, al Movimiento YO SOY, pasando por el Puente a la Libertad y el Summit Lighthouse.

Por eso, creo que nunca está de más estudiar uno que otro dictado de estas dispensaciones que nos puede arrojar cierta luz con respecto a ciertos temas. Eso sí, siempre haciendolo con discriminación.

Saludos,

Hugo.

Ernesto dijo...

Gracias por la traducción Hugo!
Es inspirador como comentaron realmente!

Reyna García dijo...

Gracias Hugo.

Excelente,Inspirador,Motivador
y valga la redundancia, excelente
traduccion.

jesus david toro arias dijo...

que dictado tan lleno de humildad hojala cultivemos una forma mas sana de comunicacion con los elementales y hugo viejito gracias por la traduccion y tu dedicacion .........

Germán dijo...

Hugo, esta es la primera vez que escribo en este blog. Primero darte las gracias por todo lo que publicas. Segundo, darte las gracias por traducir este relato, es un aliciente para aquellos que como yo tenemos tendencia a la impaciencia, y además no recuerda que debemos dar las gracias a todos esos elementales que cumplen una función determinada por eras, como por ejemplo sostener una flor cada primavera.

Hugo dijo...

Apreciado Germán,

Mil gracias por tu comentario y por participar en este blog.

Estoy de acuerdo en que el mensaje del Elohim nos invita a practicar y atesorar el don de la paciencia.

También, nos da un ejemplo de profunda humildad y sencillez, al ponerse al servicio de nosotros, los co-creadores aquí abajo.

Me recuerda mucho las palabras del Maestro: "El más grande entre vosotros, es el mayor servidor de todos".

Saludos,

Hugo.