domingo, 8 de noviembre de 2009

Los Serafines de Dios (I)

Ayer mientras buscaba una enseñanza que los Maestros habían entregado a través del Summit Lighthouse, llegué por casualidad a un dictado de Justinius, el capitán de las Bandas Seráficas, que entregó a través de la mensajera Elizabeth Clare Prophet en 1997. Empecé a leer fragmentos del dictado y realmente me impactó su enseñanza.

Debido a que este dictado me despertó un gran interés por conocer más sobre este tipo de ángeles, voy a partir de hoy a compartir con ustedes algunos extractos de dictados e información para que puedan atraer a su vida diaria a estos poderosos ayudantes divinos.

En este artículo quiero hablar de 3 carácterísticas de los Serafines:

1. La capacidad de penetrabilidad cósmica, es decir, la capacidad de penetrar la forma del hombre, sus pensamientos y sentimientos.

2. La capacidad de inbuirnos de un profundo deseo y ahelo de pureza.

3. Su rol en la preparación del alma para el proceso de la Ascensión.

Estas tres características son explicadas con mayor detalle por el Maestro Ascendido Serapis Bey en su libro "Actas de la Ascensión".

Veamos lo que dice el Maestro:

Volvamos con los serafines:

“Y vi el remolino de pensamientos y sentimientos humanos, el golpeteo de sus colores y el vomitar de desechos. Injuria tras injuria que se lanzaban hermano contra hermano. Una terrible lucha por la deificación del ego, por poner al ego en el primer plano. Llegaron los serafines como rayos luminosos de fuego atravesando la atmósfera, y supe que poseen la virtud de la penetrabilidad cósmica: como rayos cósmicos podían atravesar la forma carnal del hombre, sus pensamientos y sentimientos. Cuando la penetración tuvo lugar y los serafines atravesaron la conciencia humana, ¿cuál fue el residuo que quedó, qué clase de absorción tuvo lugar?”.

“Vi claramente que hubo absorción y que quedaron residuos: absorción en virtud de la transmutación instantánea de toda la Substancia que quedó próxima a su trayectoria. Noté también que uno de los residuos fue una devoción candente blanca, cargada de un anhelo de pureza. Percibí que esta cualidad aparecía en la conciencia de muchos; más, de no ser nutrida o aceptada por ellos, declinaría en muy poco tiempo, pues la disociación de estas ideas ocasionaría que las chispas de los serafines que quedaron flotando siguieran a su cuerpo paterno y abandonaran su hogar temporalmente inoportuno”.

Confío, entonces, en que los chelas de la Luz –que tienen puesta su esperanza en Dios y en el por qué de la ascensión, que están atentos a la intercesión de las huestes angélicas y que reconocen que pueden ellas entrar, y de hecho entran, en su conciencia- comprenderán que el sintonizarse con la conciencia de los ángeles –es decir, con la conciencia de los serafines- es tanto como retener los beneficios de las huestes seráficas.

No sé de ningún poder más valerosamente capaz de ayudar a alguien en su ascensión en la Luz que los esfuerzos transmutadotes a la pureza del Cristo Cósmico que emiten las huestes seráficas. En Nuestro Retiro de Luxor, las meditaciones sobre los serafines son parte muy importante de nuestra enseñanza espiritual. Jesús mismos pasó mucho tiempo en comunión con las huestes seráficas. Esto desarrolló en Él el supremo poder gracias al cual pudo arrojar a los demonios y dominar al mundo externo de la forma.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOLA..ME INTERESA SABER MAS A SERCA DE JUSTINIUS...
AGRADECERIA SUS COMENTARIOS
A LA SIGUIENTE DIRECCION.
bkcorona@hotmail.com