lunes, 16 de noviembre de 2009

Surya, nuestro gran amigo en el cielo

Surya es un Ser Cósmico de Sirio. Sirio es la Estrella Divina, la estrella más brillante en el cielo y es también el lugar del gobierno Divino para este sector de la galaxia. Los astrónomos la ubican en la constelación del Can Mayor, y es llamada la estrella "perro" por la constelación a la que pertenece. Sirio A, la más brillante de las dos estrellas, es una estrella que resplandece con tonalidades azules y blancas, y que es 23 veces más brillante que nuestro sol. Sirio es nuestro hogar espiritual y nuestro punto de origen.

Desde la Estrella Divina, Surya mantiene el equilibrio para la tierra. Surya está muy relacionado con el señor Jesucristo en el juicio de los ángeles caídos. El ha prometido (a través de dictados entregados en la dispensación del Summit Lighthouse) colocar Su Presencia Electrónica en cualquier lugar en el que tu estés y en cualquier lugar donde los ángeles caídos que estén en la faz de la tierra. El aparece como un Poderoso Buda de la Luz, sentado posición de loto y rodeado de un vibrante intenso color de luz azul y blanca.

El nos ha dicho que cuando tengamos un problema que parece imposible de resolver, le hagamos una novena usando su decreto. En este link encontrarán el decreto con un llamado adecuado a una situación particular que enfrenta la comunidad Shangrala, pero este llamado puede ser adaptado a la situación en cualquiera nosotros este enfrentando. El dijo que la respuesta sería una profunda penetración de su luz en nuestro ser y mundo. Aunque los resultados pueden tomar cierto tiempo manifestarse, la liberación será muy poderosa y ocurrirá en niveles profundos de nuestro Ser.

Actualmente algunos estudiantes de los Maestros Ascendidos estamos trabajando con este decreto para liberar al mensajero Kim Michaels y a otros que están atrapados por las energías serpentinas de los ángeles caídos. Así que uno puede utilizar este decreto para este fin o para superar alguna condición o problema que parezca imposible.

Se recomienda hacer la invocación una vez y dar el cuerpo el decreto nueve o más veces por un número determinado de días (pueden ser 33 o hasta que el problema empiece a mostrar solución). El estribillo se repite después de cada estrofa y el sellado se hace una sola vez.

A continuación el decreto al Amado Surya:

¡Amada Poderosa Victoriosa Presencia de Dios, Yo Soy ese Yo Soy, Santo Ser Crístico en toda la humanidad, amado Surya, Legiones de la Llama Blanca y Relámpago Azul de Sirio, amado Zarathustra, Maestro de ardiente Ser, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, Madre del Mundo, legiones de fuego, aire, agua y tierra! Yo Soy Uno con Dios, y desde ésa Unidad, desde ésa Pureza dentro del Corazón de Dios en el Gran Sol Central, yo decreto por la curación de todas las almas de luz atrapadas por el embustero y la mentira; quienes se han conectado con la falsa sabiduría de la serpiente despertada, el orgullo de los ángeles caídos de que la sabiduría propia es mejor que la Dirección Divina. Ayuda a cada uno a conocer la Divina Unión de Dios Padre-Madre en ellos, a vencer las mentiras de las serpientes, magos negros y ángeles caídos que buscan apartarlos de su amor por Yo Soy. Pon en evidencia al tentador, que pueda permanecer oculto dentro de cada uno de nosotros y dentro del cuerpo de Dios, para que podamos invocar el Juicio de todo lo que es irreal, que no tiene permanencia ni derecho en el Reino de Dios aquí abajo. Especialmente pido por la curación de: (nombre individuos que necesiten curación de la serpiente despertada); y con este fin yo decreto:

Del Sol fluye Tu Brillo deslumbrante,
en estelas de Llama Azul, destellante Luz diamante.
Sereno y Puro es Tu Amor,
de Dios en lo Alto, un Santo resplandor.

Estribillo:
Querido Surya ven, ven, ven,
todo temor con tu Llama disuelve;
En lazos de pureza, danos defensa.
Resplandece y resplandece Tu Llama a través de mí,
Hazme por siempre libre y mantenme así.

Querido Surya, bienamado,
del Gran Sol Central;
sobre todo toma dominio,
en el nombre de Dios, Te llamamos.

Del Corazón de Dios vienes,
sirviendo para hacernos uno ahora.
Traes sabiduría y honor que Tú tienes,
el alma misma por Ti canta.

Bienamado, querido Surya,
de nuestra fe, ahora es tejida,
prenda de victoria invencible, dorada,
nuestra mayor conquistapor siempre lograda.


Y con plena fe, conscientemente acepto, que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste (repetir x3); aquí y ahora mismo, con pleno poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo; siempre expandiéndose, abarcando al mundo hasta que todos seamos ascendidos en la Luz y libres. ¡Amado Yo Soy, amado Yo Soy, amado Yo Soy!

Ahora está hecho, porque la boca del Señor lo ha decretado. ¡Yo Soy ese Yo Soy!

Respecto al número de repeticiones de este decreto, la mensajera Lorraine nos recomienda lo siguiente:

"Cuando estas en el Ser ya no necesitas tantas repeticiones. Tu comandas desde el centro del Ser como si lo que decretaras fuera un hecho. Yo decreto algo y se me da como co-creadora en Dios que soy".

"Por lo tanto, para aquellos que sienten que pueden dar este decreto desde el lugar de paz y unidad del YO SOY, intenten darlo una sola vez y ver cómo se siente".

2 comentarios:

jesus david toro arias dijo...

amados de mi corazon se nos a dado un arma infalible para contrarestar la embestida de la bestia en nosotros y otros que el amor y la direccion divina nos de los lugares y las formas de aplicarlo y ayudemos a kim por medio de esta herramienta y que la direccion divina le de a al la sabiduria y a lorraine gracias por el consejo lo aplique y en un micro segundo senti una coneccion impresionante con mi amado surya que dios lo bendiga a el y pongamonos a la tarea de ayudar a nuestro planeta a liberarlo de tanta hostilidad. "liberemonos nosotros por este medio para liberar a uno por uno" todas las glorias para aquellos que permanecen para traer la luz al mundo que kali durga los proteja ommmmm ommmmm ommmmm om mani padme hum que las 5 precencias absolutas de los budas dyani nos enbuelvan

jorge dijo...

Gracias por tan importante herramienta.
pronam