viernes, 27 de noviembre de 2009

Una reflexión sobre nuestro Ser Real

Recientemente en uno de nuestros artículos llamado ¿Quién eres tú? pusimos un fragmento, del cual quiero resaltar algunas frases:

Tu identidad proviene del YO SOY. El aspecto femenino de tu ser descendió al reino físico y formó una polaridad con la identidad masculina que es la Presencia YO SOY en Espíritu, que es la individualización de la consciencia pura, del yo individual. Cuando tú aceptas tu identidad acá abajo, como el aspecto femenino del YO SOY, tú te fundes con la identidad del Espíritu el YO SOY a través del Ser.

Esto es lo que nos enseñan los Maestros a través de Lorraine y de nuestro Mensajero de habla hispana. Pero, ¿realmente lo hemos internalizado?, ¿realmente reconocemos nuestra unidad con el YO SOY?, o aún nos consideramos seres separados?

A menudo resulta que entre más estudiamos, y más conceptos aprendemos, olvidamos esta sencilla realidad de que la esencia del Sendero del Ser consiste en reconocer y afirmar nuestra unidad con Dios.

Por eso hoy quiero traerles un pequeño extracto de un librito que conocí hace cerca de 20 años de autor anónimo, y el cual contenía un dictado del YO SOY que yo reconocí como legítimo. En este libro, el YO SOY hablaba de nuestra eterna unidad con esa polaridad positiva del Ser que es el YO SOY en los planos del Espíritu.

Hoy quiero traerles un pequeño extracto de ese fragmento, que puede serles de utilidad:

¿Quién soy Yo?
¿Yo, que hablo con tal autoridad y te hago declaraciones de tal modo terminantes?
¿Quién Soy Yo que puedo instruirte?
¡Escucha!
¡YO SOY TU, Tu propio y VERDADERO Yo!
YO SOY Tu Yo Verdadero, el Espíritu del Cristo, cuyo llamado has oído;
YO SOY Tu Yo más Elevado, el Vivificador, cuyo impulso has sentido;
YO SOY Tu Yo Divino, el Donante de todos los Bienes que has recibido.
YO SOY DIOS en Ti Mismo. Mas no creas que estoy en ti como un espíritu extraño a ti aunque alojado en algún lugar particular dentro de tu cuerpo, no;
YO SOY TU, ¡TU MISMO! YO SOY tu íntima conciencia de ti mismo, expresada en la palabra YO. Tu Yo como realmente es, no como crees que es. Sí, YO, DIOS, soy Tú, tu Yo REAL;
La Verdad en ti: cuerpo, mente, alma, conciencia, voluntad.


1 comentario:

Ernesto dijo...

Hermoso extracto, Hugo!
Y qué cierto lo que dices que aún no lo hemos internalizado. Aún seguimos con un pié en cada lado. De a ratos separados, de a ratos Uno.