viernes, 4 de diciembre de 2009

El verdadero amor (I)

Recientemente la mensajera Lorraine ha compartido algunas reflexiones sobre el Amor que quiero transmitirles a todos los lectores de este blog. Creo que este no solo es un tema muy importante, sino también uno el cual la mayoría tiene aún un enfoque incorrecto.

Pero hoy quiero comenzar con un corto fragmento que encontré en el libro "Las 7 Claves del Despertar Espiritual" y que nos dá una idea de a qué nos referimos cuando hablamos del amor incondicional.

El poder y la disciplina no es –como muchos creen- la ausencia de amor. El verdadero amor es incondicional. Ser incondicional significa que el objetivo de ese amor es, por encima de todo, elevar a las almas. Para que estas se eleven, muchas veces necesitan de la disciplina.Ellos necesitan aprender que sus actuaciones, cuando no están alineadas con Dios, deben tener consecuencias físicas en su vida.

No hay comentarios: