viernes, 11 de diciembre de 2009

Los Misterios de la Cábala (IV)
















La Segunda Tríada: Gevurah, Tiferet y Chessed.

Hoy seguimos con nuestro estudio de la Cábala estudiando la segunda Tríada de Sefirots. Esta tríada está conformada por Hesed, Gevurah y Tiferet y representa la perfección ética de Dios y su poder moral. Mientras que la primera triada que estudiamos en el artículo anterior representa el reino de sabiduría y el intelecto, esta tríada representa el reino del alma.

Hesed (o Chessed) es el cuarto sefirot. El significado de Hesed no se puede traducir fácilmente. Generalmente se traduce como "Amor" o "Misericordia", pero también puede ser traducido como "Gracia" o "Amabilidad amorosa". Los Cabalistas colocan al cuarto sefirot en el centro del pilar que lleva su nombre, el Pilar de la Misericordia (Recordemos que este pilar representa la polaridad positiva o masculina). A menudo a este sefirot se lo llama Gedullah (Grandeza) en lugar de Hesed.

El quinto sefirot es Gevurah, que quiere decir "Poder", "Fortaleza" o "Severidad". A menudo se le llama Din, lo que se traduce como "Juicio" o "Justicia". Jesús dijo: "no juzguéis de acuerdo a las apariencias, sino juzgad con justo juicio" (Juan 7:24). Se dice también que Hesed y Gevurah gobiernan el plano de las emociones. Hesed y Gevurah actuan como un par complementario. Y representan los extremos del Amor/Misericordia (Hesed) por un lado y de la Justicia/Juicio (Gevurah) por el otro.

Tiferet, es el sefirot que está en la mitad de la segunda triada, y hace parte del Pilar Central que se ha denominado el Pilar de la Compasión. Tiferet puede ser traducido como Belleza y Compasión, y se ubica en la mitad del Arbol de la Vida. Este sefirot se ha definido como el mediador divino entre el Juicio y la Misericordia. Se le conoce como el hijo de Hokhmah y Binah y también conocido como el Rey de Israel. Jesus, como el Hijo de Dios, se dice también que es el Rey de Israel.

Hace pocos días, la Mensajera Lorraine contaba cómo los decretos de protección no le estaban produciendo el efecto deseado. Pero cuando empezó a combinarlos con la Llama Violeta, estos se potentiaron instantaneamente. Ella explicó que la llama violeta es la llama de la libertad, de la misericordia, de la transmutación y del Juicio. En el pasado desconociamos esta faceta del Juicio que tiene la Llama Violeta.

Esto enlaza con la cábala y con esta tríada específicamente. Gevurah es el juicio, Hesed es el amor y la misericordia y en el centro está Tiferet que representa al Hijo, la bellaza y el equilibrio. El pilar de la izquierda, donde se ubica Geruvah es el Pilar del Juicio, que es masculino. El Pilar central -el Pilar de la Compasión- tiene al Hijo que es Tiferet. Así que podemos visualizarnos Siendo el Cristo, y aceptando y Siendo el Padre-Madre Dios dentro de nosotros, y entonces manifestando el Juicio de la Misericordia de Dios en la verdadera compasión, y no esa falsa incondicionalidad de amar a todos sin importar lo que hacen. La verdadera compasión consiste en no aceptar la mentira ni la irrealidad e invocar el juicio de Dios sobre estas mentiras. Esto es misericordia en acción, estar dispuestos a revelar y a pedir que la mentira sea revelada y consumida y que su causa sea juzagada por la Llama Violeta.

1 comentario:

Jorge Acuña dijo...

Hugo
gracias por este iluminador mensaje.

pronam.