martes, 26 de enero de 2010

Una oportunidad para acelerar nuestro proceso de ascensión

Estimados lectores,

Esta semana estará disponible para ustedes el último dictado que entregó la Madre Teresa (aún en su estado no-ascendido) con relación al sendero de la Ascensión.

Hay un extracto muy interesante de ese dictado que reproduzco a continuación:

Se les ha dicho, amados míos, que los requisitos para la ascensión son: tener una llama trina equilibrada y equilibrar un 51 por ciento de su karma. Pues, amados míos, les digo que una de las mejores formas de equilibrar la llama trina es a través del servicio. Porque, amados, cuando ustedes sirven, aprenden -a través de la experiencia- a dar la cualidad exacta de amor que una persona necesita, o a darle la cantidad exacta de poder y a sacudirla cuando debe ser sacudida y a darle la guía a través del conocimiento de la llama amarilla para mostrarle el camino a seguir.


La Madre Teresa nos dice, en otras palabras, que a través del servicio podemos equilibrar nuestra llama trina de una forma muy precisa. Y al hacerlo estaremos cumpliendo uno de los requerimientos de la Ascensión.

En otro fragmento ella nos habla acerca de cómo su servicio al prójimo le permitió equilibrar una increible cantidad de su karma personal, y más aún, una parte importante del karma de la Iglesia católica:

Así que cuando ustedes invocan la Llama Violeta y, al mismo tiempo, están practicando el servicio, mis amados, su efectividad no es del 51 por ciento sino el cien por ciento y más allá. Porque una de las razones por las cuales no tuve que volver a este planeta era porque cuando desencarné no sólo había cancelado el 100 por ciento de mi karma, sino que había cancelado además el 10 por ciento del karma de la Iglesia Católica a nivel mundial. O sea que incluso había hecho mucho más de lo que debí haber hecho y no tenía ninguna razón para volver a este planeta por lo menos en mi forma actual. Y entonces, mis amados, ¿qué quiere decir esto? Que una de las formas más poderosas de consumir el karma en sus vidas es el servicio.

Lo anterior reafirma el servicio como una de las claves para acelerar nuestro proceso de la Ascensión. El autor de este blog, en conjunto con el mensajero de los Maestros para el mundo de habla hispana, hemos dedicado los últimos tres años a crear una Organización externa que pueda servirle a las personas para servir a otros de forma práctica. Esta organización se llama La Fundación Caridad Yo Creo en Mí, y hoy tenemos un modelo basado en el liderazgo, y en los "7 hábitos de las personas altamemente efectivas" que ayuda a los niños, niñas y adolescentes de las zonas marginadas a desarrollar su potencial crístico.

El impulso que nos han dado los Maestros es a que invitemos a los estudiantes de todo el mundo a que estudien este modelo y lo implementen en sus naciones. El patrocinio de la jerarquía hacia esta obra es total, y lo único que necesitamos es corazones dedicados que quieran cambiar el mundo para Dios.

Ustedes están dispuestos?

1 comentario:

Germán dijo...

Hola Hugo

¿Qué significa estudiar el modelo de la Fundación Caridad yo creo en mí? ¿Es imprescindible para ello, viajar a Colombia?

Gracias