miércoles, 24 de febrero de 2010

La relación Gurú-Chela (III)

Hoy les traigo la tercera entrega de esta serie entregada por Lorraine acerca de la relación Gurú-Chela.

Obstáculos de un Chela

¿Lo sabe todo un Gurú? Por supuesto que no. Un gurú es siempre un chela también. Pero si un chela comienza a creer que sabe más que el gurú, entonces ha entrado en la mente de la conciencia caída. Ha tomado el camino inferior hacia el menos y puede que continué sobre ese camino hasta que caiga completamente y pierda todo sentido de realidad. Un gurú acepta a un chela del mismo modo que un chela acepta un gurú. Es una relación recíproca. Una vez que están embarcados juntos sobre ese camino, depende del chela el honrar esa relación y hacer lo mejor que pueda para crecer en discernimiento Crístico para que pueda cumplir las exigencias del gurú sobre él. Si mueve bien sus fichas, por así decirlo, el chela cosechará grandes recompensas desarrollando el Más, la Maestría de Dios y su Ser pleno.

Puedo mencionarles muchos obstáculos sobre el camino del chela. Los he visto y experimentado personalmente. También conozco la dificultad de cómo es probado el chela en su discernimiento para conocer cuándo y cómo seguir la guía del gurú. Debido a que existen muchos niveles de conciencia, tomaría un largo discurso el describir los muchos niveles del discipulado y qué es lo que sucede en cada nivel. Pero es suficiente con decir que no existe una respuesta rígida acerca de cómo todos deberían de responder a un gurú. Es individual dependiendo de dónde se encuentre el chela sobre el Sendero. El Morya entregó enseñanzas, las cuales están compiladas en El discípulo y el Sendero (Summit Lighthouse) para ayudar a un chela a que comience en su camino del Sendero de la relación Gurú/chela. El recomienda que empieces con él mismo como Gurú debido a que sería demasiado difícil trabajar con muchos otros maestros.

Puedo dar testimonio del inmenso poder y capacidades de El Morya como gurú. Sus pruebas fueron duras. No sé cuántas pasé y cuántas fallé con él, pero eventualmente él me pasó con el Maha Chohan y sobre el camino con Poderoso Victory. Cuando el Gran Director Divino llegó a mi vida no sentí tanto como que él fuera mi Gurú, pero trabajamos juntos en ayudar a las personas por medio de la Dirección Divina que él entregaba a través de mí. Pero para decirles la verdad, siempre sentí que el Ser Cósmico El Morya es el Director Divino. Es como si un brazo se manifestara como El Morya y el otro brazo como el Director Divino. Pero ellos son uno y el mismo.

Así que debí haber pasado lo que tenía que pasar, para seguir adelante con los otros Maestros. Ningún otro maestro pareció tan duro como El Morya. Pero el crecimiento bajo su tutela es tan necesario y tan fundamental para seguir adelante con otros Gurús. Si no puedes hacer las paces con la Voluntad de Dios y la Dirección Divina, no hay razón por la cual otros maestros intenten ser tu gurús debido a que no serás capaz de sostener las lecciones o mantenerte cuando esté difícil la situación , si no tienes el fundamento del amor por la Voluntad de Dios y la Dirección Divina.


1 comentario:

LUZ MARINA dijo...

Hola Hugo

M e sigue interesando muchísimo este tema. Recuerdo muy bien cuando hice mi primera y única alfa terapia, estaba comenzando las enseñanzas de los maestros ascendidos y me pareció Muy bonito cuando Walter Javier me pregunto que si aceptaba al Morya como mi padre espiritual y sin dudarlo y no conocer mucho de él, dije inmediatamente que sí. A partir de este proceso de alfa Terapia pude soltar muchísimos apegos sobre todo a mi Familia.
Ahora mi pregunta es la siguiente al pedirle al Morya que fuese nuestro Gurú tenemos que tener muy desarrollado nuestro discernimiento para entender y aceptar así la voluntad De Dios y saber muy bien hacia donde nos quiere dirigir el Gurú. Ummm un poco complejo pero afirmo nuevamente sería bastante gratificante tener un maestro de la talla del Morya lograríamos ser unos chelas muy disciplinados.

Saludos y bendiciones a toditos