domingo, 15 de agosto de 2010

El Morya nos habla sobre la Voluntad de Dios


En este poderoso dictado entregado ayer al mensajero para Suramérica, el Maestro El Morya nos expone su visión sobre la Voluntad de Dios.

Nos dice que hay dos tipos de chelas, los chelas tipo "el Secreto", y los chelas tipo "Abraham". Nos cuenta las diferencias radicales entre ambos, y sobre cómo podemos afrontar en nuestra vida las pruebas que descienden como parte del sendero de entrega a la voluntad de Dios.


201000814 El Morya.mp3

4 comentarios:

Nicolás Sánchez dijo...

No entiendo que sentido tiene para Dios el sacrificio de animales. Gracias, haceis una gran labor.

Ernesto dijo...

Hola Nicolás.

Dios nunca impulsó el sacrificio de animales ni de humanos. Los que impulsaron los sacrificios fueron los demonios y ángeles caídos que a través del sacrificio y de la adoración, haciéndose pasar por dioses, obtenían la energía de los Hijos de Dios a través de esa adoración, que en su ignorancia les proveían a estos ángeles caídos. Ya que los demonios no disponían de Energía de Dios, salvo que engañaran a sus Hijos para obtenerla, y los caídos buscaron siempre recuperar el poder y status que perdieron, haciéndose pasar ellos mismos por dioses. Incluso todo esto se ve con claridad en las culturas mayas, aztecas, etc, que pedían sacrificios de todo tipo para calmar la ira de los dioses.

Incluso en la época de Abraham, en la consciencia de los que en ese tiempo vivían, estaban instaladas las creencias de los sacrificios como parte de la voluntad de Dios. Pero los caídos se hacían pasar por dioses pidiendo sacrificios, ¿por qué Dios sino se presentó a Moises diciendo "Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob"? ¿Había algún otro? También le dijo a Moises: "No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás". Dios debe elevar al hombre de la posición de consciencia donde se encuentra atascado, y por lo tanto, si el hombre se había acostumbrado a la idea de los sacrificios, lo va a ir sacando lentamente de esos estados de consciencia hacia otros más elevados, y así peldaño a peldaño; pero si combatiese simplemente TODAS las falsas creencias menores del hombre, el ser humano se sentiría tan bloqueado que no podría seguir la enseñanza. Sería algo demasiado alto para escalar. Ésa es una de las razones del por qué de la necesidad de Enseñanza Progresiva en distintas Dispensaciones; ya que los estados de consciencia en los que se sumergió el hombre por tanto tiempo, simplemente no le permite soltar ciertas creencias tan rápidamente. Por lo que debe ser guiado paso a paso. Por eso Jesús dijo a sus discípulos que tenía muchas cosas que contarles, pero que aún no podían con ellas.

Hoy en día, ya no se ven los sacrificios humanos (digo no se ven, no que no existan) aunque aún hay sacrificios de animales en los ritos satánicos, santería y similares. Pero el hombre moderno, que se jacta de no creer en nada de esto, sigue entregando su Energía a los caídos, demonios y entidades, al poner su atención en todo lo que "entretiene" de distintas maneras y que fue impulsado por los caídos (violencia, pornografía, películas de terror, etc, etc) Cambian los métodos, pero el fin es el mismo: obtener de los Hijos de Dios (en su ignorancia o su indiferencia), lo que no pueden obtener por sí mismos.
Saludos!

antonio viveros dijo...

Gracias Ernesto por tus comentarios, son pura luz...

Saludos!

Nicolás Sánchez dijo...

Muchas gracias Ernesto. Saludos.