lunes, 6 de septiembre de 2010

La Dirección Divina que lleva a la iluminación (1)

Hace algunos meses la Mensajera Lorraine entregó una poderosa herramienta para reconectarnos con la Dirección Divina del Padre, y con las energías de la Madre, a fin de convertirnos en el YO SOY y el Cristo en encarnación. Este es el verdadero sendero de la iluminación, y sin duda al reconectarnos con esta Dirección Divina (interna y externa), nuestro camino de vuelta a Dios será mucho más fluido.

Lorraine creó un ritual llamado "La Restauración del Hijo detrás del Sol" que es una poderosa herramienta para reconectarnos con la dirección divina. En los próximos artículos voy a traducir las instrucciones de Lorraine al respecto para que todos tengan muy claro el sentido profundo detrás de este ritual.

Esta restauración es para la curación y limpieza de sus siete chakras. ¿Por qué necesitamos esta limpieza? Mucho tiempo atrás, después de la caída, los chakras del hombre se contaminaron con el orgullo de los ángeles caídos. En lugar de amar al Padre y su Voluntad, los hijos e hijas de Dios habían empezado a dudar de él. El pecado de los ángeles caídos era que ellos creían que estaban por encima de la Voluntad y la Dirección Divina del Padre para el universo, y el plano de la materia. Lucifer no inclinaría la rodilla ante la voluntad de Dios, porque él pensaba que estaba en lo “correcto” y que Dios estaba “equivocado”. Esta fue la semilla del odio que infiltró los corazones y las mentes de los hijos de los hijos de Dios.

A Lucifer se le unieron otros ángeles caídos, muchos que estaban de acuerdo con su lógica, pero también aquellos que lo siguieron lo hicieron porque creían todo lo que su líder decía, de lo cual Jesús hablo cuando dijo que “los ciegos que guían a otros ciegos”. En el mundo de hoy vemos muchos falsos maestros, gurús, y líderes políticos mundiales que convencen a los hijos de Dios, y a todas las tantas evoluciones de este planeta que cayeron , de que no hay Dios, o de que Dios está muy lejos de nosotros, de que no podemos Estar con él en el aquí y en el ahora, hoy mismo.

Este distanciamiento de nosotros mismos de Dios se lleva a cabo en muchas facetas de la sociedad, desde el ateísmo, el materialismo científico, el agnosticismo, el budismo y otras religiones que enseñan que Dios no está dentro de ti, sino en el espíritu, o existe como un creador lejano que no tiene interés en nosotros o en este mundo.

De esta forma somos desconectados de la Dirección Divina del Padre debido a que no creemos que Dios está dentro de nosotros. Nos sentimos muy lejanos de la realidad de Dios en el espíritu, demasiado impuros para escuchar la voz del Padre, o de alguno de sus representantes espirituales. Pensamos que tenemos que ser perfectos antes de que podamos escuchar, ver o experimentar la unidad con él.

Estas mentiras nos han sido enseñadas y han sido proyectadas en el mundo de la forma por los ángeles caídos y su animosidad contra el Padre, contra la Madre y contra el Hijo. Si los ángeles caídos nos pueden cortar de nuestra conexión con el Padre, ellos saben que muy pronto naufragaremos en nuestro camino de vuelta al hogar. Sin dirección, podemos “chocarnos” ocasionalmente, al tomar decisiones correctas y dirigirnos en la dirección correcta, pero lo más probable es que terminemos cometiendo muchos errores y tomando muchos desvíos.

1 comentario:

hernando suarez. dijo...

Esta imformacion nos afianza mas, en la mas pura verdad que viene dl PADRE MADRE. y no de intelectos que nos lleven al desvio.esta clara la direccion. gracias . Hugo.atte . hernando