domingo, 21 de noviembre de 2010

El Sendero de la Cruz Rubí (I)

Hoy quiero seguir profundizando con ustedes en el sendero de la Cruz Rubí. Pero para esto quiero introducir el concepto de las cuatro fuerzas cósmicas que a su vez representan cada uno de los cuatro brazos de la cruz rubí, que son cuatro aspectos enteramente prácticos del sendero espiritual. Veamos lo que dijo Saint Germain hace algunos años al respecto a través de la mensajera Elizabeth Clare Prophet:

Es el hacer lo que cuenta - el sacrificio, la entrega, la abnegación y el servicio. Estos son los elementos de la alquimia que los trae al punto de la síntesis de tu alma con el rayo rubí y con el Buda del Rayo Rubí. Y por lo tanto, anclado en el corazón del rayo rubí, reconoces lo que significa derramar la Sangre de Cristo dentro de ti, y dar de tu propia vida para que millones vengan tras de ti y puedan entrar en la nueva era. (Saint Germain, Junio 9 de 1996).

Pero veamos una pequeña introducción a las 4 fuerzas cósmicas. Estas fueron explicadas por Sanat Kumara en una enseñanza que entregó a través de su mensajera en 1979. Vamos a estudiar estas enseñanzas con gran detenimiento en próximos artículos.

Pero quiénes son las fuerzas cósmicas?. Estas vienen de la visión que tuvo el apóstol Juan y que se encuentra en uno de los libros del Apocalípsis:

En medio del trono y alrededor del trono habían cuatro animales llenos de ojos por delante y por detrás.

Y el primer animal era semejante a un león y el segundo animal semejante a un becerro y el tercer animal tenía la cara como de hombre y el cuarto animal semejante a un águila volante.

Y las cuatro bestias tenían cada una seis alas alrededor y dentro estaban llenas de ojos; y no tenían reposo día y noche, diciendo: Santo, santo, santo, Señor Dios Todopoderoso, quien fue, quien es y quien ha de venir.

Apoc. 4:6-8

Con respecto a estas cuatro fuerzas Sanat Kumara dice lo siguiente:

Los cuatro animales son las criaturas vivientes que veneran a la Trinidad porque han salido de la Trinidad, han nacido del Uno y de la polaridad en el Uno, Alfa y Omega. Los cuatro animales son para la cuadratura del círculo del Espíritu que se ha convertido en los cimientos cuadrangulares en la Materia de la Gran Pirámide de Vida y de la Ciudad Santa.

YO ESTOY en los cuatro animales y los cuatro animales están en mí y nosotros somos uno. Estas son las Cuatro Fuerzas Cósmicas que sostienen la cruz cósmica de fuego blanco que designan los cuadrantes en el Espíritu y los cuadrantes en la Materia: fuego, aire, agua y tierra. Ellos son los cuatro elementos sagrados que sostienen y rodean el gran trono blanco. Son lo interior. Son lo exterior. A donde vaya el Espíritu van ellos. Y siguen al Cordero dondequiera que El vaya en los cielos y en la tierra.

Las cuatro fuerzas cósmicas inician la Orden de la Cruz Rubí y nos ayudan a remontarnos en una espiral desde la vida egocéntrica hacia la vida centrada en Cristo por las iniciaciones del Rayo Rubí.

Seguiremos viendo cada una de estas fuerzas, sus iniciaciones, y otros misterios de la Cruz Rubí en nuestro próximo artículo.

1 comentario:

Ernesto dijo...

Gracias por el artículo Hugo!

Mucha relación con los 4 animales que conforman la Esfinge, que custodia la Gran Pirámide que representa los 4 lados del Ser en los 4 cuadrantes de la materia a través de los 4 planos inferiores.

Un abrazo!