miércoles, 24 de noviembre de 2010

El Sendero de la Cruz Rubí (III)

El sendero de la Cruz Rubí consta de iniciaciones específicas en cada una de las cuatro puertas de la Ciudad Cuadrangular (de la materia) y en las cuatro puertas de la Nueva Jerusalem (del Espíritu). Es decir, iniciaciones en el plano del Espíritu, y en el Plano de la Materia, en cada uno de los puntos cardinales.

Pero, ¿qué significa este flujo de la figura del ocho entre la Materia y el Espíritu, y cuál es su objetivo?

Imagine una figura vertical en forma de ocho, con el círculo superior que representa el Espíritu y el círculo inferior que representa la materia. Venimos del Espíritu y al Espíritu vamos a volver. Por lo tanto, nos elevamos en una espiral desde la esfera de la Materia hacia la esfera superior que es el Espíritu y para esto trabajamos haciendo un círculo alrededor de la esfera inferior, pasando iniciaciones en los 12 puntos del reloj cósmico en ese círculo.

Vida tras vida nos la pasamos dando vueltas y vueltas vamos, trabajando en el perfeccionamiento de nosotros mismos en este círculo de la unidad. Pero en algún momento, esperamos pasar todas las iniciaciones alrededor de ese círculo de unidad y volver de vuelta a la esfera superior.

A través de una acción en espiral alrededor del círculo inferior llegamos a un punto en el centro de ese círculo, y a través de ese punto, nos podemos conectar con el círculo superior. Podemos ver la S en la gráfica, que es el punto de unión de la Madre entre el Espíritu y la Materia. Por eso, si sacamos la Madre de esta figura, no hay flujo entre el Espíritu y Materia.

Otra forma de ver el Espíritu y la materia es que la materia es un reflejo del Espíritu. Pero detrás del velo (línea central) aquellos que están en la Materia olvidan la realidad de lo que son (Espíritu). Pero cuando se conectan con el centro donde está la puerta del Sur y de la Madre es decir, se conectan con la Madre en el Espíritu, entonces el Padre se manifiesta a continuación, ya que ellos desean Ser lo que son arriba. Entonces el YO SOY aquí abajo se convierte en todo lo que es arriba.

No hay comentarios: