viernes, 22 de abril de 2011

Ahora es el momento!

Por Lorraine Michaels.

En abril 16 de 2011, varias tormentas que se movieron a través de la parte central, sur y oriental de los Estados Unidos no tuvieron precedente alguno. Cuando terminaron, 241 tornados fueron reportados en 14 estados. Fue uno de los mayores brotes de tornados de tres días seguidos en la historia del país. El número promedio de tornados para el mes de abril es de 163 y en este sistema de tormentas el porcentaje fue excedido por mucho.

Un experto en clima severo dijo que no existía ningún registro histórico de un brote de tornados durante un lapso de tres días con tantos tornados como éste, generados por un único sistema de tormentas. Lo más extraordinario de todo fue el número de muertos tan bajo, 45 hasta el momento de esta publicación. Cien personas se encontraban en un almacén cerca de Raleigh, Carolina del Norte, que fue completamente demolido aparte del cuarto donde todos se amontonaron. Hubo varios casos de casas destruidas por completo exceptuando un cuarto, y éste era aquél donde las personas se encontraban. Un hombre que había visto escenas de destrucción durante dos visitas suyas a Irak comentó que jamás había visto una devastación tal. Sin embargo, los tornados que tocaron suelo tan sólo eran EF-3's (vientos de 136-165 millas por hora) y por debajo de éstos.

El sistema de tormentas se creó cuando un frente frío, iniciado del 14 al 16 de abril de 2011, que se dirigía hacia el sur –y que fue alimentado por una poderosa corriente de chorro- colisionó con una oleada de humedad encauzada desde el Golfo de Mexico hacia arriba. La mayoría de los tornados fueron reportados en Carolina del Norte, con 62 contados hasta el momento. Virginia y Carolina del Norte tuvieron dos colegios destruidos, 17 buses de colegio en Virginia fueron sacudidos por todo lado como juguetes en una zona de estacionamiento de un colegio y varias iglesias colapsaron –así como muchísimas casas de los catorce estados aún sin contar. Los equipos de rescate aún están buscando y no han dado el informe final. Trágicamente, muchas muertes fueron causadas por árboles que caían sobre las casas en momentos en que las familias dormían en sus camas, aplastando a los ocupantes. Varias pulgadas de lluvia cayeron en las Montañas Blue Ridge, a unas pocas millas de distancia de nuestra casa, causando inundaciones por desbordamiento donde una madre y su hijo fueron arrastrados por la corriente.

Fui inspirada a escribir y compartir con ustedes la razón por la cual este sistema de tormentas fue creado. Cualquier clima violento, sea éste tornado, huracán, terremoto o lluvia excesiva que cause inundaciones, es karma de la humanidad. A veces, los elementales no manifiestan climas violentos sino climas extremos tales como sequías u oleadas de calor. El reino de los elementales está compuesto por los trabajadores de la naturaleza que sostienen y conservan el ambiente que provee los elementos básicos que necesitamos para sobrevivir en este planeta. Necesitamos equilibrio en todos los ecosistemas para sobrevivir sin luchas ni calamidades. Desafortunadamente, los elementales son forzados a manifestar los pensamientos y sentimientos negativos de la humanidad cuando su carga se vuelve demasiado pesada.

En eras doradas pasadas la humanidad trabajó en armonía con la naturaleza y con el reino angelical. Cuando el hombre eligió alejarse de Dios y se rebeló contra Sus Leyes, el peso de sus pecados en pensamientos, palabras y obras negativos aumentaron y crecieron a un nivel donde la Tierra se convirtió en una vibración muy densa. Los Maestros Ascendidos enseñan que los elementales luchan para mantener el equilibrio en la naturaleza pero que el mundo está tan desequilibrado que, aunque ellos trabajan de manera heroica para restaurar el equilibrio, a veces el peso se vuelve demasiado grande y, entonces, ellos se agitan violentamente y echan de lado con una sacudida el enorme peso. El resultado puede ser visto en un clima violento y en calamidades.

Sin embargo, no todo clima violento es causado por esta convulsión del reino elemental. Muchas veces, es el producto de las fuerzas de la oscuridad controlando a los elementales. Los elementales de la tierra son muy leales. Para ellos, la confianza es una cuestión de honor. Cuando ellos entablan amistad y se entabla amistad con ellos son leales hasta el final y permanecerán es esa asociación incluso si son abusados. Y, en consecuencia, muchos de ellos han quedado bajo la influencia de magos negros y de sus prácticas para aprisionar a los elementales.
La Amada Nada habló sobre cómo estos elementales aprisionados y otras fuerzas de la oscuridad pesan sobre la naturaleza y sobre el reino elemental.

“Las entidades y desencarnados, los demonios, junto con los elementales aprisionados, cumplen el mandato de los que mal-utilizan la ciencia de la Palabra. Estos mismos que estuvieron en la Atlántida en los últimos días en que censuraban y reprobaban la relación Gurú/chela están reunidos hoy en día en el plano físico en el nombre de la religión o en los círculos de hechicería y brujería y de ritos Satánicos; y en sus variadas formas, en la medida en que se imaginan que hacen la voluntad de Dios, invocan a voces y a gritos la muerte de la mensajera, la destrucción de ésta y de toda actividad de la Gran Hermandad Blanca en la Tierra y la separación de la Mujer y de su semilla. Ahora se cuentan por millares, estos fanáticos que son amenazados por la Luz que se acelera en los corazones de nuestros amados. Mediante sus oraciones malintencionadas y la increíble maldad de su odio hacia ambos, la Luz y los Portadores de Luz, ellos crean vórtices de energía negativa a través de los cuales las hordas de muerte y del infierno son realmente liberados del infierno. Por los impíos, ha ocurrido antes y está ocurriendo de nuevo. Estas legiones de desencarnados y demonios dan rienda suelta a su odio creando destrucción y causando estragos con la vida elemental y rompiendo el equilibrio de las fuerzas de la naturaleza. Vemos así, en los últimos días, así como en la Atlántida, la multiplicación del mal a través de la semilla encarnada de Caín y de sus fuerzas demoniacas correspondientes. Estos momentums que alcanzan proporciones planetarias son compuestos por el temor, la ignorancia de la Ley y el chisme malicioso y luego son comunicados a los elementales. A menos que sean inmediatamente transmutados por la llama violeta, esta acumulación de anti-Luz puede causar mayores o menores cataclismos, dependiendo de la amalgama de entidades de masas (i.e., rejillas y campos de fuerzas flotantes) de bolsadas de negatividad previamente aisladas”.*

Este sistema particular de tormenta, que devastó estado tras estado de la Unión, llegó a muchos de los estados del Sur en lo que se conoce como el Corredor de Dixie, que incluye el Valle del bajo Mississippi y el Valle del alto Tennessee. Esta área particular es vulnerable a más tormentas violentas que cualquier otro lugar de los Estados Unidos. En este sistema específico de tormenta, cruzó 14 estados, siendo los más golpeados Carolina del Norte, Alabama, Georgia, Mississippi y Virginia.

El miércoles trece de abril, lancé mi nuevo libro The Unseen Power in Eve (El Poder Oculto en Eva). e Al siguiente día empezaron las devastadoras tormentas y tornados. Lo que precipitó estas tormentas fue la liberación de Luz en este libro. No es ninguna coincidencia que fuera aquí –en Virginia- que Kim y yo fuéramos enviados y de donde él se marchó a conformar su unidad superior con lo que hoy en día conocemos es el cumplimiento de la Gran Ramera de un karma antiguo en este planeta. En este libro divulgué la historia de lo que causó la caída de Adán y de cómo Eva fue sacada de su Ser por la necesidad de Adán de ser satisfecho por la anti-Madre.
Lo que empezó hace tanto tiempo, con la ruptura de Adán y Eva, ha agobiado a este planeta con un karma tremendo que está ahora listo para ser transmutado. Esto significa que si la humanidad no restaura a la Madre, graves cambios mundiales sobrevendrán a este planeta y a su gente. Hemos estado observando un cambio severo en el equilibrio planetario con condiciones climáticas que cada día rompen más records desde el inicio de este siglo.

Lo que hemos estado haciendo desde el rompimiento de La Misión Shangra-la con mi enajenado esposo, Kim, y sus seguidores (que empezó en julio de 2009), ha sido centrarnos en la Restauración de la Madre. En el otoño de 2009 creamos los precursores de las ocho Restauraciones que fueron creadas en el siguiente otoño. Empezamos con las afirmaciones ISIS, el Pronunciamiento del Ser y el Padma Sutra. Todos ellos pueden ser encontrados en la sección la Ciencia de la Palabra Hablada (Science of the Spoken Word). Estas restauraciones son muy poderosas para transmutar las cargas de la vida elemental del odio de la Madre, generadas por los caídos, quienes han jurado postrar a la Madre y a sus hijos.

Este nuevo libro fue creado en las últimas semanas de un ciclo de 33 meses- que está esbozado en el libro- explicando cómo Kim asumió el Tú Consciente, una conciencia anti-Crística que fomentó Adán cuando fue alimentado por la Gran Ramera con las semillas del orgullo. Una vez ese orgullo fue depositado en Adán, él se volteó contra Eva -su propia llama gemela- para culparla por sus creencias, por las cuales ella no aceptaba el orgullo de Adán como Realidad Divina.

El resultado de esta división entre Adán y Eva fue devastadora para los seres de Dios de este planeta. Estos eran los altos iniciados que se ofrecieron como voluntarios para venir a la Escuela de Misterios a ayudar a elevar a los hijos de Dios de la Cuarta Raza Raíz que habían caído en la conciencia de los ángeles caídos. Pero cuando Adán y Eva cayeron y, subsecuentemente, las otras llamas gemelas lo hicieron en una misión similar, el pecado se solidificó en lo físico. Echados del Jardín, la vida de estos iniciados cambió para siempre. Ya no se proveyó más a cada necesidad que tenían en sus cuerpos de Luz. Fueron relegados a cuerpos más densos que requerían cosas terrenales para existir. El shock fue tremendo para ellos pero aún más para los hijos de la Luz que precedieron a su caída. En esos momentos sus esperanzas fueron destruidas ya que sabían a niveles internos que no tenían los medios para salirse ellos mismos de las espirales descendentes que habían creado inadvertidamente.

Desde ese momento, los ángeles y los Seres Cósmicos han encarnado para prestar ayuda al movimiento patrocinado de la humanidad para que regrese a Dios, para restaurar a la Madre al interior de su ser y para reunirse con el Cristo y el YO SOY. Jesús encarnó hace 2.000 años para comprarnos más tiempo, sacrificándose por nosotros y traer tanto el juicio de estos ángeles caídos como para sentar las bases para caminar el sendero de la Cristeidad. Aquellos 2.000 años están detrás de nosotros. Ahora estamos en la Era de Acuario y el karma de los últimos 25.000 años que no ha sido equilibrado tiene que serlo. El juicio ha sido aplazado por el Hijo y la Madre, quienes han intercedido durante siglos para detener al Padre y a su dispensación de Luz que devastaría a la humanidad por su desobediencia obstinada de sus Leyes y de su Ser.

Nosotros hemos trabajado duro en Teosofía para ayudar a los seres de Dios a equilibrar sus cuatro cuerpos inferiores y a lograr la unión con el Ser Crístico, su YO SOY y la Luz Padre-Madre en su interior. Yo explico en mi libro cómo la Madre fue separada de Adán y, eventualmente, de Eva. Esta restauración de la Madre dentro de ambos, hombres y mujeres debe ocurrir o el planeta verá una devastación a gran escala. En tantas ocasiones, la Madre María se ha aparecido alrededor del planeta, implorando a los hijos de Dios para que se aparten de sus pecados y restauren al Hijo Crístico en sus vidas. Ella les ha implorado que ayunen y oren, que hagan penitencia por los pecados de otros antes de que sea demasiado tarde para acceder a ellos. Pero, ella no puede hacer esto por siempre. El juicio es como una bruma sobre este planeta. Y en la medida en que el juicio del Padre se sostenga como una bruma, hay tiempo. Pero, si esa bruma se cristaliza en materia, no habrá paso atrás a lo que se viene. El tiempo de transmutar, de sanar, de apoyar, de elevar, de convertirse en todo lo que ustedes son es ahora, mientras que estamos en el tiempo de esta bruma. Nadie sabe cuanto tiempo la Madre pueda retener la mano del juicio del Padre.

Entonces, esta tormenta es una de las muchas señales de este tiempo. Donde haya acumulación del anti-Ser, la Luz presagiará cataclismo en la conciencia de las personas y finalmente, en el físico, si las personas no dan la espalda a su rebelión contra las Leyes del Padre. Yo ya no puedo contener más las energías del anti-Ser en mi campo de fuerza. Pero esto no significa que no sienta una gran compasión por las personas, por su temor de lo que saben que está ocurriendo y lo que saben que probablemente vendrá. Pero aún así, no se alejarán del pecado ni de la desobediencia obstinada a las Leyes de Dios. Algo tiene que romperse al interior de ellos para alejarse del egoísmo y regresar a sus corazones.

Vemos esto dondequiera que ocurre calamidad. Recientemente, en la devastación del horrendo tsunami en Japón y en los subsiguientes traumas de las continuas réplicas de terremotos, y en los recientes tornados en los Estados Unidos, donde las personas han perdido sus hogares por completo, incluso, sus pueblos, y donde con frecuencia se encuentra el consuelo, el amor, la ayuda, la comprensión de que lo que realmente importa en este mundo no son las posesiones materiales sino la vida de uno y su relación con Dios y las personas. Esos corazones están abiertos para ayudarse los unos a los otros en amor y compasión. Es realmente lo único que importa cuando uno lo ha perdido todo, que nos amemos los unos a los otros, que trabajemos juntos en armonía y amor. Y todas estas personas tendrán una oportunidad para reconstruir juntos –desde los cimientos- sus ciudades, pueblos y hogares donde el amor sea la base de su Ser.

Ahora es el Momento de Ser la Madre en la Tierra, de nutrir y amparar la vida, de servir a la vida, de bendecir la vida, de Ser en unión divina con todas las partes de Dios, y de entregarse a la Voluntad de Dios como la voluntad propia. Para este inicio, serviremos a la vida con el fin de establecer la Madre al interior del Anillo de Fuego Lemuriano. El movimiento de avanzada ya está bien encaminado en cuanto a dirección Divina para establecer la Madre a su antiguo lugar en Lemuria en la costa de América. Allí es donde Seremos y Estaremos.

___________________________________
* Amada Nada, PoW Vol. 23 No. 6, Summit Lighthouse, Febrero de 1980.

1 comentario:

María Jesús dijo...

Gracias Amada Lorraine.

María Jesús