domingo, 10 de abril de 2011

Encontrando la Voluntad de Dios

Recientemente el mensajero tuvo una interacción muy interesante con un estudiante de las enseñanzas a partir de una pregunta que hizo este estudiante relacionada con la voluntad de Dios. Veamos la pregunta y la respuesta del mensajero:

“Maestro, dígame cual es su voluntad y veré que se haga, ya no deseo nada para mi, Maestro. Gloria a Dios y a los Santos. AMEN”.

Respuestas: tú has venido al mundo a expresar una Llama o un talento particular de Dios que tu sólo puedes dar. El Universo sólo estará completo cuanto tú expreses tu Llama, de lo contrario se estremece por sentir el vacío de una parte de Sí que no está Siendo.

Probablemente las enseñanzas mentales que has seguido te han convencido de que no debes desear nada en este mundo: mucho menos tener proyectos o aspiraciones. Pero amado, lo que sostiene a este Universo es el deseo de Dios por Ser Más. Dios desea convertirse en Más cada día a través de cada una de sus extensiones. Dios es Más asumiendo el rol de un cocinero, arquitecto, abogado, campesino u obrero; en cualquiera de esos roles Dios puede crecer y dar amor, poder y sabiduría para despertar a otros.

Despertar a otros no se trata de convencer a todas las personas de que sigan la Senda de los Maestros. Despertar a otros es darles las herramientas y los principios universales que les ayuden a convertirse en Más: a la niña que está siendo abusada por su padre, hacerla consciente de su dignidad y convencerla de que vaya a una fiscalía; al joven que consume drogas, mostrarle que existe otro camino; a la hermana o hermano que está pensando en el suicidio, denostarle con tu ejemplo que vale la pena vivir. Hay tanto por hacer en este mundo amado Sergio, son tantas las Extensiones de Dios que necesitan ser despertadas, pero aislándote del mundo en una caja mental no lo vas a lograr.

Siddhar Thirumoolar no logró su ascensión porque vivía en una caja mental, muy bonita y adornaba, pero él no quería Ser en el mundo, él no estaba dispuesto a expresar su Ser porque era más cómodo teorizar durante horas y meditar. La Madre Teresa era una mujer sencilla, ignorante de las grandes verdades espirituales, pero tenía un profundo amor y un deseo de expresar su Ser, como ella lo entendía. No logró su ascensión inmediatamente, pero después de 13 años de haber desencarnado lo logró ¿Por qué? Ella estuvo dispuesta a Ser el Ser aunque se equivocara muchas veces. Eso es más valioso para Dios que mil teóricos del espíritu.

Todos no necesitan servir como la Madre Teresa, pero hay muchas cosas que podemos hacer allí donde estamos. Si no encuentras un propósito en tu vida es porque te has desconectado de los deseos puros del corazón y te has ido a vivir a tu mente. Debes sanar la relación con tu corazón, por medio de la devoción y la meditación en este centro. Debes pedirle perdón a Dios por alejarte de tu corazón y pedirle ayuda para regresar allí.

Creo que conoces la novena al Gran Director Divino. Una vez que estés más centrado en tu corazón podrás hacer este trabajo por 33 días pidiendo que se revele tu Plan Divino, la razón por la cual viniste a este Universo, la Llama que vienes a traer.

1 comentario:

hrnando suarez. dijo...

Este dialogo es muy ilustrativo,me recuerda tambien ami,la falta que tengo al no centrarme en el corazon, y pedir perdon.