sábado, 4 de octubre de 2014

Sanat Kumara y la más hermosa de las historias (II)


En este segundo artículo de la serie sobre la venida de Sanat Kumara y los ciento cuarenta y cuatro mil a la tierra en su hora de mayor oscuridad, encontramos una lección hermosa, la de aquellos chelas que están dispuestos a seguir y a darlo todo por el gurú, como una expresión de su amor y su devoción a este y a su divinidad.

Sigamos entonces con la historia que se encuentra en el libro: "la apertura del séptimo sello":

Mensajeros alados de luz habían anunciado mi llegada y la disposición del Consejo Cósmico y la dispensación concedida. Los seis -mis hermanos, los Santos Kumaras, quienes sostienen conmigo las siete llamas de los siete rayos-El Poderoso Victory y sus legiones, nuestra hija Meta, y muchos hijos e hijas siervos que ustedes conocen hoy en día como los maestros ascendidos me dieron la bienvenida en un gran recepción. Esa noche, la alegría de la oportunidad se mezclaba con la tristeza que trae la idea de la separación. Había elegido un exilio voluntario en una estrella oscura. Y a pesar de que estaba destinada a ser la estrella de la libertad, todos sabían que sería para mí una larga noche oscura del alma.

Entonces, de repente de los valles y las montañas apareció una gran agrupación de mis hijos. Eran las almas de los ciento cuarenta y cuatro mil que se aproximaban a nuestro palacio de luz. Ellos se acercaban cada vez más y más como en espirales mientras que doce compañías cantaban canciones de libertad, de amor, y de victoria. Su poderoso coro hizo eco en toda la vida elemental, y coros angelicales se acercaban. Mientras observábamos desde el balcón, Venus y yo, vimos una decimotercera compañía vestida de blanco. Eran los sacerdotes reales de la Orden de Melquisedec, los ungidos que mantuvieron la llama y la ley en el centro de esta unidad jerárquica.

Cuando la totalidad de estas multitudes se juntaron, anillo sobre anillo sobre anillo rodeando nuestro hogar, y sus himnos de alabanza y adoración hacia mí concluyeron, su portavoz se puso delante del balcón para dirigirse a nosotros en nombre de la gran multitud. Era el alma de aquel que ustedes conocen y aman hoy en día como el Señor del Mundo, Gautama Buddha. Y se dirigió a nosotros, diciendo: "¡Oh Anciano de Días, hemos oído hablar de la alianza que Dios ha hecho contigo este día y de tu compromiso de mantener la llama de la vida hasta que algunos entre las evoluciones de la tierra sean acelerados y nuevamente renueven su voto para ser portadores de la llama. O Anciano de los Días, tú eres para nosotros nuestro Guru, nuestro Dios, nuestra vida misma. No te vamos a dejar sin consuelo. Vamos a ir contigo. No te dejaremos ni por un momento sin el anillo sobre anillo de nuestro discipulado. Vamos a venir a la tierra. Vamos a preparar el camino. Vamos a mantener la llama en tu nombre ". 

Y así como el Señor Dios me dirigió, elegí de entre ellos cuatrocientos hijos e hijas siervos que precederían los ciento cuarenta y cuatro mil para preparar su venida. Pues aunque ellos pensaban que conocían la oscuridad de esta que era la estrella más oscura, en realidad no sabían, como yo sabía, el verdadero significado del sacrificio que ahora estaban ofreciendo hacer en el nombre de su Guru.

Lloramos de alegría, Venus y yo y todos los ciento cuarenta y cuatro mil. Y las lágrimas que fluían en esa noche memorable se consumían como el fuego sagrado  fluyendo como el agua de la vida desde el gran trono blanco y el Consejo Cósmico, nuestros patrocinadores. 

viernes, 3 de octubre de 2014

Sanat Kumara y la más hermosa de las historias


La historia de Sanat Kumara es de lectura obligada para cualquier estudiante serio de los Maestros. Es la historia de cómo un ser de inmenso logro espiritual decide tomar la misión de salvar a las ovejas perdidas que se han olvidado del Sendero Interno, y han perdido el contacto con el Cordero, que es el Gurú Encarnado.

Pero esta historia también nos revela cuál es la posición que tiene en la Jerarquía este Anciano de Días, como se le llama en el libro de Daniel. Sanat Kumara es el representante más elevado de la Deidad para las evoluciones de la Tierra. El es nuestro Gurú, el Uno. El es el Gurú de Jesús y de Gautama, el Gurú de Maytreya y de Padma Sambhava. Sanat Kumara es Dios para todos y cada uno de nosotros y cuando caminamos el Sendero de la Cruz Rubí (Sacrificio, Abnegación, Servicio y Entrega) sentimos su Presencia y su Guía en cada paso que damos.

Esta es la primera entrega de una serie de dos artículos en donde contamos la historia tal como él mismo la cuenta en un maravilloso libro llamado "La Apertura del Séptimo Sello":

Ustedes me llaman Sanat Kumara, y me conocen como aquel que se presentó ante el concilio cósmico conocido como el Consejo de los Ciento Cuarenta y Cuatro. Usted me conocen porque fueron testigos de mi súplica hecha a favor de las evoluciones de la tierra que ya no conocían la presencia del Cordero, quienes por desobediencia fueron aislados del Gurú viviente. Ustedes me conocen como aquel que se ofreció a encarnar la llama trina para la tierra y sus gente evolucionando dentro de los siete planos de existencia-fuego, aire, agua y tierra. 

El Consejo Cósmico había decretado la disolución de la tierra y sus evoluciones, porque las almas de sus hijos ya no adoraban a la Trinidad en la llama trina de la vida que arde dentro  del altar del corazón. Se habían convertido en las ovejas descarriadas. Con su atención fija en la manifestación externa, ellos habían, ignorante y voluntariamente, abandonado el camino interior hacia Dios. Ellos dejaron de conocer al hombre oculto del corazón, el bendito Ishwara, y los siete candelabros ya no ardían en las siete ventanas. Los hombres y las mujeres se habían vuelto vacíos, sus chakras como agujeros negros en el tiempo y en el espacio; y sus templos desocupados se convirtieron en las tumbas de los muertos; y los espíritus de los muertos tomaron su domicilio dentro de sus casas deshabitadas. Así pues recibieron el juicio de los Ciento Cuarenta y Cuatro, tal como sus descendientes escucharían la condenación del Hijo de Dios. 

Así, la luz de los templos se había extinguido, y el propósito para el cual Dios había creado al hombre que es ser el templo del Dios viviente -ya no estaba siendo cumplido. Todos y cada uno eran muertos vivientes, un recipiente material sin una luz animadora, un cascaron vacío. En ningún lugar en la tierra existia una escuela de misterios-ni un chela, ni un gurú, ni tampoco iniciados en el sendero de iniciación de la Cristeidad.

La hora del juicio había llegado, y aquel que está sentado en el trono en el centro de las ciento cuarenta y cuatro jerarquías de luz pronunció la palabra que era el consenso unánime de todos: Que la tierra y sus evoluciones se enrollen como un pergamino y sean encendidas como una vela del fuego sagrado. Que todas las energías mal calificadas sean devueltas al Gran Sol Central para su repolarización. Que toda la energía mal cualificada sea realineada y recargada con la luz de Alfa y Omega, una vez más para ser imbuida por el Creador en la creación continua de mundos sin fin.

Cuál era el requisito de la ley para la salvación de la Tierra (Terra)? Era que aquel que calificara para ser el Gurú encarnado, el Cordero, debería estar presente en la octava física para mantener el equilibrio y mantener la llama trina de la vida en nombre y representación de toda alma viviente. Es la ley del Uno que la meditación de aquel sobre el Eterno Christos cuenta como si fuera la mayoría hasta que los muchos nuevamente vuelvan a ser responsables de sus palabras y de sus obras, y puede comenzar a llevar la carga de su luz, así como el karma de su propio bien y mal relativos. 

Yo elegí ser aquel. Me ofrecí para ser el flameante hijo de la rectitud para la tierra y sus evoluciones. 

Después de muchas deliberaciones, el Consejo Cósmico y el Innombrable dieron su aprobación a mi petición, y se dió la dispensación de un nuevo plan divino para la Tierra y sus evoluciones. Porque la ley cósmica establece que cuando un jerarca de cierto nivel y dimensión de conciencia cósmica se ofrece como voluntario para ser el pastor de las corrientes de vida que son las ovejas perdidas, esta petición debe ser concedida. Donde no hay gurú, no puede haber chelas; donde no hay pastor, no puede haber ovejas. Tal como está escrito: Hiere al pastor, y las ovejas se dispersarán. 

Pero al Gurú se le puede dar la oportunidad de ser Gurú sólo por un determinado ciclo; y si al final de ese ciclo los miembros de una corriente de almas por su obstinación y dureza de corazón no han respondido como chelas a la llama del corazón del Guru, el Guru debe retirarse. Y lo que podría haber sido no puede ser, y a ningún otro jerarca entonces se le dará la dispensación. 

Y entonces me arrodillé ante el gran trono blanco del Innombrable y él me dijo: "Hijo mío, Sanat Kumara, tú te sentarás sobre el gran trono blanco ante las evoluciones de la tierra. Tú serás para ellos el Señor Dios en lo más alto. En verdad, tú has de ser la más alta manifestación de la Deidad que les será dada a ellos hasta que, a través del sendero de la iniciación, sus almas se eleven al trono de tu conciencia y de pie delante de ti entonen alabanza hacia el YO SOY EL QUE SOY que tú eres. Ese día en que ellos se levanten y digan, 'alabanzas, honor, gloria y poder sean para aquel que está sentado en el trono y sobre el Cordero por los siglos de los siglo'-he aquí su redención está cerca ". 

Y él me dijo: "Por lo tanto para las evoluciones de la tierra serás el Alfa y Omega, el principio y el fin, dice el YO SOY EL QUE YO SOY, quien es y quien era y que ha de venir, el Todopoderoso." Y puso sobre mí su manto de patrocinio del Padre sobre el Hijo que se convertiría en mí en el patrocinio de una corriente de almas que ahora pasaría a mí. Era un voto de confianza. Era la iniciación del Padre en el Hijo. 

Y me arrodillé ante el Innombrable y adoré a Dios, diciendo: "Tú eres digno, oh Señor, de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas". Y él, el Gran Gurú, repitió la aprobación, completando así el círculo de la devoción. El reconoció la luz que él y sólo él había colocado en mi corazón como la imagen flameante de sí mismo, y a esa misma imagen él le dijo: "Tú eres digno, oh Señor, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas , y por tu voluntad existen y fueron creadas ". 

Por lo tanto yo estoy en el Padre y el Padre está en mí y nosotros somos uno, mundos sin fin. Y sin esa unidad, no puede darse la petición y no puede haber dispensación no importa cuál sea su nivel de evolución. 

Y el Consejo de la Ciento Cuarenta y Cuatro, formando un solo anillo solar alrededor del gran trono blanco, entonó la Palabra con los grandes seres de luz, formando un círculo interno alrededor del trono y diciendo: "¡Santo, santo, santo , Señor Dios Todopoderoso, el que es y el que era, y ha de venir". Y escuché el eco de su canto del "Santo, santo, santo" durante todo el camino a la estrella de la mañana, a mi llama gemela a quien ustedes conocen como Venus, y a los hijos e hijas de la estrella del amor.


sábado, 27 de septiembre de 2014

La Esencia del Sendero de la Ascensión (1)




En esta nueva serie de artículos voy a compartir con ustedes extractos y reflexiones sobre este importante tema, y quiero comenzar con un escrito reciente de Lady Master Luara que destila de forma magistral la esencia del Sendero de la Ascensión bajo la guía de los Maestros Ascendidos:

Existen dos caminos para alcanzar la meta de nuestra propia ascensión . El primer camino es convertirse en el Cristo y el segundo camino es convertirse en la Madre. En conjunto, estos dos caminos forman el Único Camino Místico de unión con el YO SOY aquí en la Materia y con el YO SOY en el Espíritu. En la medida en que el YO SOY en la Materia se da cuenta de que el ser es más en el Espíritu, y que ese más es la Realidad de Dios, el ser que está abajo se convierte en uno con el Ser que está Arriba. El YO SOY EL QUE YO SOY se cristaliza en el adepto en el ritual de la ascensión a través de un proceso que se da en el corazón, que es el centro espiritual del Ser.

El camino de la Ascensión requiere convertirse en el Más (de Dios). El mundo promueve el más (humano) que conduce a la auto-aniquilación. Día tras día el alma debe elegir entre el Más del Ser YO SOY o el MAS del egoísmo, donde sólo existe codicia y lujuria. Cuando las personas desean el MÁS sin ningún tipo de consecuencias, sin responsabilidad y sin el verdadero amor, ese MÁS se convierte en su Dios. Las personas se vuelven adictas a todo tipo de estimulantes y deseos y cuando estos están saciados sólo se logra una sensación temporal de satisfacción hasta que los deseos regresan en un ciclo interminable de ansiar MÁS.

Existen los deseos de Dios y existen los deseos humanos. Si elegimos amar a Dios y Su voluntad nos oponemos al MÁS (humano) y encontramos la clave para lograr nuestra ascensión. El primer paso requiere convertirse en el Cristo. Jesús fue quién nos mostró lo que significa manifestar Ser el Cristo. El sendero es difícil. El primer obstáculo a superar consiste en escuchar el hombre interior del corazón, la pequeña voz de Dios, por encima del estruendo de la conciencia de las masas y de nuestro propio ser inferior. El amor es la clave. Uno debe amar a Dios más que a nada en este mundo, por lo que el alma y la conciencia conocerán la verdad absoluta del ser.

En un proceso iniciático, paso a paso, coordinado y orquestado por el Ser Superior del alma bajo el manto de los seres cósmicos y Maestros Ascendidos que gobiernan el destino de la tierra, el alma se eleva hasta el corazón y se funde con el Ser Superior. La conciencia que se percibe a sí misma como el ser espiritual, mientras que todavía existe en el mundo, comienza el sendero de ser la Madre. Este camino es igual de difícil que Ser el Cristo.

Así como la conciencia de las masas se opuso al Cristo, también la conciencia de las masas se opone a la Madre. El mundo ha puesto en un pedestal a la Gran Ramera como la imagen de la Madre y cómo la perfecta expresión del amparo divino. Cuando la verdadera Luz de la Madre resplandece para defender la verdad y el Ser, trayendo compasión, misericordia y juicio, su Ser es rechazado y condenado por aquellos que rechazan a Dios.

A lo largo de la historia se puede ver esta condenación hacia la Madre y hacia el Cristo. Sin embargo, a través del amor las almas han ganado su ascensión, a pesar de cualquier obstáculo. El amor es más grande que cualquier oposición. El amor permitirá superar cualquier adversidad. El amor conquistará cualquier dificultad. El amor es la clave.



miércoles, 24 de septiembre de 2014

¿Cuál es la lección más importante que vinimos a aprender en esta encarnación? (1)



Todos los estudiantes del sendero tienen diferentes metas en su sendero espiritual. Unos desean lograr su ascensión, otros la unidad con el YO SOY, otros la fusión con el Cristo interno.  Todas estas son metas válidas y en general cualquier estudiante serio de la Luz, las tiene como su objetivo fundamental.

Para lograr lo anterior contamos con una amplia enseñanza que ha sido dada en distintas dispensaciones, unas de ellas más conocidas que otras, aunque también es cierto que como parte de este proceso muchos hemos también tenido que vivir el proceso de pasar por algunas falsas enseñanzas.

Sin embargo, en todo este amplio cúmulo de enseñanza espiritual a nuestra disposición, a menudo hay ciertas lecciones o indicaciones esenciales de parte de los Maestros, que nos ayudan a discernir qué es lo verdaderamente importante y en dónde debe estar nuestro foco, de forma que aprovechemos al máximo esta encarnación y podamos dar pasos acelerados en nuestro sendero de vuelta a Dios.

Una de esas instrucciones fundamentales, como quisiera llamarlas, fue dada por el Maestro Jesús a través de Guru Ma en Septiembre 3 de 1995. En esta el Maestro expuso cuál es, desde su perspectiva, LA LECCIÓN MÁS IMPORTANTE QUE VINIMOS A APRENDER A ESTA ENCARNACIÓN.

Esta pareciera ser una aseveración muy significativa viniendo de un Maestro Ascendido, y sin duda está dirigida para aquellos que, con un corazón y una mente abiertos, ansían seguir la guía de los Maestros y cumplir la instrucción de Dios. Para aquel que se considera un verdadero Chela, estas palabras deberían ser de la máxima importancia .

Aquí va la primera parte del extracto:

Desde nuestro punto de vista, uno de los factores que está destruyendo la civilización occidental es la negación por parte de algunos de lo malo en las actuales tendencias descendentes  o de que hay malhechores centrados sistemáticamente en el desmantelamiento de la sociedad y en su destrucción final.

Si tú no eres consciente de la realidad que el mal puede trabajar, en un momento de descuido,
a través de cualquier persona, bien intencionada o no (incluyéndote a ti mismo) entonces has pasado por alto un punto vital del sendero en  todos estos años.

Piensa por qué le has dedicado tanto tiempo en tu santuario a dar oraciones y llamados intensos a Dios, especialmente aquellos dedicados al Arcángel Miguel y a las huestes de la Estrella Divina Sirio. ¿Por qué has hecho esto amado?

Esto lo haces porque un gran porcentaje de las personas que evolucionan en el planeta no pueden y no quieren creer que el mal es una fuerza que hay que enfrentar. Ellos no quieren saber nada sobre el  Mal, en la forma del morador del umbral, que se esconde en su propia mente inconsciente hasta que decidan hacer  la guerra contra el No Ser. Y sólo cuando venzan por completo el No Ser seran capaces de discernir la Luz y la Oscuridad, el Bien y el Mal.

Desde su misma infancia, muchos de ustedes han tenido que lidiar directamente con el Mal encarnado que se ha manifestado a través de familiares, parientes y vecinos día tras día. Ustedes han venido a conocer la naturaleza vil de aquellos que encarnan el odio contra Dios Todopoderoso y sus siervos en la tierra. Algunos de ustedes han sido víctimas de individuos peligrosos que han abusado, golpeado y asesinado a personas que han conocido, y algunos de ustedes por muy poco se han escapado del mismo destino.

Finalmente ustedes han tenido suficiente y han dicho: "Por Dios, existe el mal en este mundo y tengo la intención de hacer algo al respecto! Y lo primero que voy a hacer es no negar que el mal tiene una fuerza propia, un ejército propio y un plan para la destrucción del mundo ". 
Guarden la llama, amados. Guarden la llama. Y si no han entendido la psicología del mal y las maquinaciones del mal, les sugiero que lean algunos buenos libros que les mostrarán como el mal infesta la mente.

Las personas que tienen una mala intención por lo general se inclinan hacia la autodestrucción, pero su personalidad es seductora. Así está calculado para "engañar a los elegidos." Si no han encontrado a sabiendas esa gente, ¡cuidado! Porque yo los he enviado al mundo para analizar y luego desafiar esas personas a las que uno de sus autores modernos llama "la gente de la mentira."  

Ustedes deben entender la maldad para que puedan obtener la victoria sobre el mal y para que, a través de ustedes, el mundo mismo pueda obtener la victoria sobre el mal.  

Por lo tanto, no lamenten que se hayan visto cargados por las circunstancias de su vida o porque han sido perseguidos o porque han sido parte de hogares disfuncionales. Ustedes tenían lecciones que aprender y karmas que pagar, y muchos de ustedes todavía lo están pagando. Denle gracias a Dios por la oportunidad de estar en encarnación y poder aprovechar al máximo la aventura de la vida.  

La principal lección que ustedes vinieron a aprender en esta encarnación consiste en aprender lo que es el mal y cuál es su modus operandi. De hecho, ustedes vinieron a aprender cómo es posible que las almas de luz pueden ser engañados una y otra vez por las fuerzas del mal. 


martes, 23 de septiembre de 2014

La mente serpentina en el aquí y el ahora


La Serpiente, en la forma de un ángel caído, fue la causante de llevar a Eva y a la humanidad a la caída. Su arma principal consistió en su refinado razonamiento, o su "lógica serpentina" como la han llamado los Maestros en dictados dados a través de Guru Má.

Así que la lógica serpentina y la mente de la serpiente asoman su cabeza una y otra vez. A menudo esta se manifiesta incluso en personas que se llaman a sí mismos espirituales, o de personas que dicen seguir las enseñanzas de los Maestros. 

Hoy traigo una enseñanza de Lady Master Luara que nos ayuda a discernir muy bien el modus operandi de la Serpiente, cómo esta a menudo muda su piel y aparenta ser nueva, pero todavía sigue ahí, la misma serpiente, solo que más larga conforme crece.

Nos dice Lady Master Luara:

Si ustedes confrontan a la serpiente por la cabeza, sólo estarán involucrándose en una argumentación y una conversación defensiva por lo cual ustedes perderán y ella, junto con la persona a través de quién se esté manifestando, ganarán tu luz, y en el proceso trataran de hacerte sentir que estás equivocado.

La esencia de la Serpiente está en el poder de la mente. Es una mente que ya ha discutido con Dios diciendo que Dios está equivocado en su plan y creación. ¿Puede alguno de nosotros hacer las cosas mejor que Dios? La mente serpentina no puede ser salvada. No puede ser convencida de que cambie de parecer. No puede entender la lógica de la mente del Cristo. No puede escuchar el corazón y aceptar el conocimiento profundo del corazón. Nuestro deber es invocar el juicio sobre esta mente que está fuera de Dios y que cree que es superior a la Voluntad de Dios.

Cuando alguien se expresa desde su corazón, la mente serpentina llegará e intentará hacer ver como incorrectas las palabras del corazón. Intentará hacerlos defender sus palabras o enfrentarlos por la cabeza al desmenuzar cada palabra hablada desde el corazón. La serpiente pondrá a esa persona a dudar de su intención y propósito en su expresión. Después de un tiempo ellos ya no querrán expresarse más ( a menos que puedan hacerlo desde su cabeza de donde la mente serpentina quiere que se expresen) e intentará evitar que hablen o ellos entrarán dentro de su mente para defenderse a ellos mismos o intentarán llegarle a la Serpiente mente a mente. Si ellos eligen cualquiera de las maneras estarán bajo el control de la Serpiente.

El corazón sabe que hacer y que decir. Confíen en el corazón y la conexión con el YO SOY. No están obligados a responder a las preguntas de la mente serpentina. Si eligen explicar algo - o si su intención es la de aclarar algo que dijeron- háganlo desde el corazón. Pero no respondan a las preguntas serpentinas.

Estudien las escrituras y noten cómo Jesús lidió con los Fariseos. Ellos siempre intentaban hacer que se equivocara al hacerle preguntas. Él les respondía indirectamente al a veces hacerles una pregunta, a veces haciendo una declaración. Y a continuación él proseguía a enseñarle a las multitudes al darles historias y parábolas en las cuales ellos podrían relacionar desde el corazón y su ojo de la mente (a través del chakra del tercer ojo). Pero Jesús nunca se defendió a sí mismo o a sus acciones o palabras. Sino que él manifestó la verdad en por qué hacia lo que hacía o decía lo que decía.

A menudo los que les sucede a los hijos de Dios es que mientras vean a la mente serpentina atacando a aquellos quienes hablan desde el corazón, nunca se atreverán a hablar ellos mismos. Y debido a que ellos son personas de corazón, no individuos mentales, ellos se sienten inferiores y sienten como si no tuvieran nada que decir que se compara con las sabias palabras de las Serpientes quienes se han elevado a posiciones de poder o de autoridad (como está ejemplificado en los puestos del gobierno) y parecen saberlo todo y saber qué hacer. Si ustedes están en contacto con el corazón y el Cristo y el YO SOY, ustedes sabrán que hacer debido a que tendrán su propia Dirección Divina.

Tengan compasión por estas personas. Ellos necesitan grupos de apoyo y atender a clases en donde puedan interactuar y aprendan cómo comunicarse. Ellos necesitan sesiones de sanación en donde puedan tratar sus emociones y aprender qué es la verdad. Nuestras mentes han sido llenadas con las mentiras de los ángeles caídos. Así que necesitamos aprender cuál es cada mentira y luego reemplazarlas con la verdad. Si nosotros escuchamos y repetimos la verdad día tras día, un día la verdad penetrará al nivel más profundo de nuestro ser y aceptaremos la verdad por encima de la mentira. Pero a veces se requiere de muchas repeticiones para dejar ir las paredes que hemos construido para defendernos a nosotros mismos de las mentiras que hemos tomado como verdades. Una vez que aceptamos una verdad por encima de una mentira estamos nos liberamos de ese agarre oscuro sobre nuestro ser.

Algunas personas tienen más mentiras que verdades como parte de su sistema de creencias y por lo tanto están lejos de aceptar la verdad que los Maestros entregan. Así que mientras más mentiras hayas aceptado como la verdad, menos habilidad tendrás para reconocer a la Serpiente y sus continuas mentiras. Estas mentiras son aceptadas debido a que son fáciles de aceptar para el ego y el ser herido. Es fácil el permitir que la Serpiente te diga que hacer y también que diga si lo que hiciste es correcto o incorrecto. Es más difícil el discernir si tus acciones son correctas y el elegir la acción correcta debido a que la Serpiente te programa que el cometer errores es lo peor que puedes hacer. Así que las personas en vez no toman decisión alguna y así ellas no pueden ser culpadas por cometer un error. La Serpiente incrementa este miedo al constantemente señalar los errores que todos cometen.
La Serpiente señala a cualquiera que hable del corazón como equivocado y sutilmente te anima a que hables sólo desde la mente. Aquellos quienes no pueden competir con las personas de la mente simplemente no hablarán. ¿Cómo podrían hacerlo?

Así que poco a poco nosotros remplazamos las mentiras con la verdad y aprendemos y conocemos quienes somos en Dios. Fortalecemos nuestra identidad y nuestra unidad con el Cristo y el YO SOY. 

lunes, 22 de septiembre de 2014

Cuál es el significado del capítulo 4 del Apocalípsis?


En próximos posts vamos a hablar en detalle del capítulo 4 del apocalipsis y de lo que Sanat Kumara se ha referido como el Misterio de la Esmeralda.

Capítulo 4 del Apocalípsis:

 Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.
Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.
Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda.
Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.
Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.
Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.
El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.
Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.
Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,
10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:
11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

sábado, 20 de septiembre de 2014

La Protección en la Dirección Divina



Hay muchas cosas que están sucediendo que no sabemos o no podemos entender con nuestras mentes externas. Pero a través de los años he aprendido que la confianza y la fe, la obediencia a la Voluntad de Dios y a la Dirección Divina, es en sí misma una protección. Pero no solo estamos protegidos, sino que somos las manos y los pies de Dios en la Tierra. Dios necesita que seamos astutos, permanezcamos santos y puros y lo amemos con todo nuestro corazón, mente y alma. Es esto lo que podemos hacer. Nosotros podemos ser sus siervos hijos e hijas y ayudar a restaurar nuestro planeta a la belleza y la pureza. Pero necesitamos ser capaces de dar los pasos que Dios nos guía a dar. Debemos permanecer libres de ataduras al hecho de hacer cosas y no ver resultados externos. O creer que hemos tomado las decisiones equivocadas porque no vemos los frutos de nuestra labor. Algunas veces los frutos están simplemente en Ser, y en caminar en esta tierra que necesita el Juicio. Escuchad, porque en cualquier día y hora, ustedes pueden ser el emisario de la Luz para Dios y ayudar a hacer la tierra un mejor lugar para Ser.

Lorraine Michaels
http://www.theosophiaistheway.com/BEING/Indian_Black_Brotherhood.html