domingo, 22 de febrero de 2015

Qué dicen los Maestros Ascendidos sobre la homosexualidad?

Recientemente en Colombia la corte constitucional declaró que es ilegal la adopción de niños por parte de las parejas homosexuales. Muchas personas se han manifestado a favor o en contra esta decisión, y muchos se han hecho la pregunta sobre cuál es la posición Maestros Ascendidos con respecto a la homosexualidad.

El autor de este blog se dedicó a consultar dictados que han entregado Maestros Ascendidos en The Summit Lighthouse y Teosofía es el Camino, que son dos dispensaciones anteriores donde se toca este tema, a fin de entender mejor cuál es la perspectiva de los Maestros al respecto.

La conclusión más importante que pude sacar de mi estudio, es que los Maestros Ascendidos están en contra de la homosexualidad por varias razones.

Empecemos con la primera de las razones:

Desde el punto de vista de nuestro microcosmos espiritual, lo que los Maestros han enseñado es que energías de la Madre están ancladas en lo que denominamos el chakra de la base. Este es un centro espiritual ubicado en la base de la columna. Muy a menudo los Maestros se refieren a las energías ancladas en este chakra como el “fuego sagrado”, y nos han dicho que el objetivo es que a través nuestra pureza y devoción a Dios estas energías se eleven hasta llegar al chakra de la coronilla que es donde están ubicadas las energías del Padre. A través de esta unión del Padre con la Madre, logramos la verdadera integración y fluimos en perfecta armonía con el Espíritu de Dios.

El sexo que se practica en las relaciones homosexuales es calificado por los Maestros como impuro e ilegítimo, y por lo tanto su práctica se convierte en un bloqueo significativo que impide la elevación del fuego sagrado. De hecho en muchos de los dictados que consulté, los Maestros califican la homosexualidad como una perversión que “desacraliza la Luz de la Madre”.

Esto no quiere decir que una persona con tendencias homosexuales no pueda caminar el sendero espiritual. Lo que sí es claro es que para hacerlo debe, con la ayuda de su Cristo interno, purificar sus deseos inferiores y a través de su amor a Dios trascender la homosexualidad. Muchos rechazarán esta afirmación como un imposible, pero trascender la sexualidad es algo alcanzable cuando día a día nos entregamos más y más a Dios y dejamos que su Espíritu more en nosotros.

Otro aspecto relevante de la posición que los Maestros tienen con respecto a la homosexualidad tiene que ver con el impacto de esta en la sociedad. Hoy en día por ejemplo, en países como los Estados Unidos, a los niños se les enseña desde el colegio cómo la homosexualidad es aceptable, y también se les describe en muchos casos las particularidades del sexo anal. Para los Maestros esto es un ataque flagrante a la pureza de los niños, y también una tendencia que poco a poco va causando mayores niveles de degradación en la sociedad. Como resultado de lo anterior, poco a poco la gente se va acostumbrando a ver las relaciones homosexuales como algo “normal”, y de esta forma se desarrollan nuevos estándares sociales que llevan a las personas cada vez más lejos de la Ley de Dios, lo cual tiene consecuencias nocivas para la civilización.

Muchos estudiantes espirituales sinceros terminan aceptando la homosexualidad a partir del razonamiento de que “Jesús vino a amar a todos, y no a condenar”. Pero tal como lo vimos en el artículo anterior donde exploramos la diferencia entre el amor y el amor divino, entenderemos que para hacernos merecedores del amor de Dios tenemos que dar los pasos. El amor de Dios no es incondicional ni tampoco ama el pecado. Como estudiantes espirituales nos corresponde tomar una posición y elegir: o a favor de Dios o en contra de él. Recordemos las palabras que se encuentran en el libro del Apocalípsis: “Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

Un caso que nos puede servir de inspiración se dio recientemente la ciudad de Richland en Estados Unidos. Resulta que una mujer llamada Baronelle Stutzman tenía una floristería y uno de sus clientes era homosexual.  Ella le había hecho muchos arreglos florales a través de los años, y era consciente de su homosexualidad. En 2013, su cliente decidió casarse con su compañero y le pidió a Baronelle que le hiciera los arreglos florales de su boda.

Ella es una persona devota de una iglesia bautista y sus creencias religiosas rechazaba el matrimonio de personas del mismo sexo. Por esta razón ella decidió decirle al cliente que no iba a  hacer los arreglos florales de la boda. Un fiscal del estado la demandó por violar las leyes anti-discriminación y para ella comenzó un viacrusis legal que la llevó a perder su negocio. Pero no contentos con eso, una asociación que defiende las libertades civiles la demandó a ella personalmente, y como resultado de un potencial proceso de litigación ella podría perder su casa y sus ahorros acumulados en más de 40 años de trabajo.

Stutzman escribió en su página de Facebook: “Desde aquél día, he recibido muchos comentarios sobre el matrimonio de personas del mismo sexo. Yo creo, desde la perspectiva de la biblia, que el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer. Esa es mi convicción. La de ustedes puede ser diferente”.

A pesar del incontable número de cartas de odio que ha recibido, Stutzman ha dicho que también ha recibió cartas de apoyo de personas de todo el mundo apoyándola para que permanezca fuerte en sus convicciones cristianas.

“Yo tengo que tener fe de que El va a protegerme y darme el coraje, el conocimiento y la sabiduría para mantenerme firme”, afirmó Stutzman. “Esto también me ha ayudado a entender lo que significa la obediencia y….lo que significa seguir a Cristo. Uno no puede “ver los toros desde la barrera”, ya que tal como El decía, “No hay que ser tíbios”. Esto es lo que yo era. Yo era una persona tibia”.

No hay comentarios: