miércoles, 1 de junio de 2011

Ahora es el momento

Los Maestros y nuestra Guru Lorraine nos han dicho que !Ahora es el momento! Es el momento de Restaurar a la Madre en el planeta y en nosotros mismos. Es la necesidad y la prioridad ahora. Para ello nos estan dando herramientas, como las Restauraciones, y valiosa información a través de diferentes artículos y dictados. Hoy quiero compartiles el estracto de un artículo que escribió nuestra amada Gurú Lorraine hace unas semanas.

"Nosotros hemos trabajado duro en Teosofía para ayudar a los seres de Dios a equilibrar sus cuatro cuerpos inferiores y a lograr la unión con el Ser Crístico, su YO SOY y la Luz Padre-Madre en su interior. Yo explico en mi libro cómo la Madre fue separada de Adán y, eventualmente, de Eva. Esta restauración de la Madre dentro de ambos, hombres y mujeres debe ocurrir o el planeta verá una devastación a gran escala. En tantas ocasiones, la Madre María se ha aparecido alrededor del planeta, implorando a los hijos de Dios para que se aparten de sus pecados y restauren al Hijo Crístico en sus vidas. Ella les ha implorado que ayunen y oren, que hagan penitencia por los pecados de otros antes de que sea demasiado tarde para acceder a ellos. Pero, ella no puede hacer esto por siempre. El juicio es como una bruma sobre este planeta. Y en la medida en que el juicio del Padre se sostenga como una bruma, hay tiempo. Pero, si esa bruma se cristaliza en materia, no habrá paso atrás a lo que se viene. El tiempo de transmutar, de sanar, de apoyar, de elevar, de convertirse en todo lo que ustedes son es ahora, mientras que estamos en el tiempo de esta bruma. Nadie sabe cuanto tiempo la Madre pueda retener la mano del juicio del Padre.

Entonces, esta tormenta es una de las muchas señales de este tiempo. Donde haya acumulación del anti-Ser, la Luz presagiará cataclismo en la conciencia de las personas y finalmente, en el físico, si las personas no dan la espalda a su rebelión contra las Leyes del Padre. Yo ya no puedo contener más las energías del anti-Ser en mi campo de fuerza. Pero esto no significa que no sienta una gran compasión por las personas, por su temor de lo que saben que está ocurriendo y lo que saben que probablemente vendrá. Pero aún así, no se alejarán del pecado ni de la desobediencia obstinada a las Leyes de Dios. Algo tiene que romperse al interior de ellos para alejarse del egoísmo y regresar a sus corazones.

Vemos esto dondequiera que ocurre calamidad. Recientemente, en la devastación del horrendo tsunami en Japón y en los subsiguientes traumas de las continuas réplicas de terremotos, y en los recientes tornados en los Estados Unidos, donde las personas han perdido sus hogares por completo, incluso, sus pueblos, y donde con frecuencia se encuentra el consuelo, el amor, la ayuda, la comprensión de que lo que realmente importa en este mundo no son las posesiones materiales sino la vida de uno y su relación con Dios y las personas. Esos corazones están abiertos para ayudarse los unos a los otros en amor y compasión. Es realmente lo único que importa cuando uno lo ha perdido todo, que nos amemos los unos a los otros, que trabajemos juntos en armonía y amor. Y todas estas personas tendrán una oportunidad para reconstruir juntos –desde los cimientos- sus ciudades, pueblos y hogares donde el amor sea la base de su Ser.

Ahora es el Momento de Ser la Madre en la Tierra, de nutrir y amparar la vida, de servir a la vida, de bendecir la vida, de Ser en unión divina con todas las partes de Dios, y de entregarse a la Voluntad de Dios como la voluntad propia. Para este inicio, serviremos a la vida con el fin de establecer la Madre al interior del Anillo de Fuego Lemuriano. El movimiento de avanzada ya está bien encaminado en cuanto a dirección Divina para establecer la Madre a su antiguo lugar en Lemuria en la costa de América. Allí es donde Seremos y Estaremos".

lunes, 30 de mayo de 2011

La Voz de la Madre

Por Lorraine Michaels

Hemos venido a anclar la voz de la Madre en la costa oeste de Estados Unidos de América y a Ser la Voz de la Madre. En enero 10 de 2010, la amada Diosa Teosofía entregó un dictado para nosotros, diciendo que el año 2010 era el año de la Pureza de la Madre y que esta era la forma de pensamiento para ese año. Ella dijo que era hora de restaurar a la Madre.

Subsecuentemente, los Maestros entregaron a través de los Teosofianos una serie de cantos, afirmaciones, un Sutra y ocho restauraciones principales, que incluyeron trabajo y enseñanzas de las actividades de los Maestros Ascendidos entregados anteriormente, con mantras, oraciones, decretos, afirmaciones, cánticos budistas y visualizaciones, todos reunidos para elevar y restaurar la Luz Madre. Al final del año, acabábamos de completar la octava restauración, un hermoso testimonio de ISIS Luz de la Madre amando al Padre y del Padre amando a la Madre, en la totalidad del Ser.*

Cuando estaba en Colombia, Sur América, me llegó la forma de pensamiento para este año, 2011. El mensaje para nuestro impulso este año consistía en ver y comprender la Sabiduría de Dios a través de la Madre, que tan sólo puede ser encontrada a través del Ser la Madre, una con el Buda. La Madre ISIS es Una con el Padre Siendo Más. Estamos hablando un nuevo lenguaje y, sin embargo, es un lenguaje antiguo, que ha sido arrojado y remplazado por el lenguaje de los caídos del falso MORE y de la falsa madre de la Gran Ramera de Babilonia, la madre de las rameras.*

Durante el transcurso del año 2010 aprendimos el lenguaje del Tú Consciente que mi enajenado esposo, Kim Michaels, enseñó a través de su página web Ask Real Jesus. Nosotros vemos su sendero como falso, como la palabra falsa del Cristo falso, la enseñanza del lenguaje de los caídos que la Gran Ramera le enseñó a Adán y a Eva en el Edén. Cuando Eva cayó fue por la crítica, condena y juicio de Eva como la Madre por parte de Adán.**

La Gran Ramera le enseñó a Adán que la verdadera madre era la imagen de la falsa pureza de la Gran Ramera y que la imagen de Eva y del Ser eran incorrectas. La caída subsecuente de Eva fue realmente la caída de Adán, que Eva, creyendo la mentira, aceptó como la verdad. El idioma de la Madre fue suprimido en Eva, así como la mayor parte de su voz –y la voz de todas las mujeres desde ese entonces- se ha perdido.

Ningún hombre puede llegar a la sabiduría de Dios sino a través de la Madre. Cuando la Madre se perdió –y su voz también- la espiral descendente de la civilización le siguió. Lemuria se hundió en fuego y cataclismo dentro del mar. La gran civilización de la Atlántida rápidamente le siguió, también hundiéndose por debajo de las aguas del diluvio por la ira sagrada de Dios en el Gran Diluvio de Noé –hace unos 12.500 años. Civilizaciones pequeñas, y no tan pequeñas, han surgido y caído desde esos grandes cataclismos, sucumbiendo, eventualmente, al mal o a la toma de las fuerzas del mal. La razón es sencilla. La voz de la Madre –y su sabiduría- siempre han sido menospreciadas, calumniadas, reprimidas, o completamente silenciadas mediante el asesinato de individuos con la voz, o el potencial de tener la voz de la Madre.

Hemos visto en el pasado que los hombres, en su mayoría, han negado la voz de la Madre no sólo en las mujeres sino, también, al interior de sí mismos. Ellos niegan la voz que les habla en el idioma de la Madre –el saber al interior del corazón. Los caídos, y el Tú Consciente, le han enseñado al hombre a ignorar la voz interna de su corazón en deferencia de la lógica de su mente. Por lo tanto, los hombres han perdido su potencial para Ser, ya que el Ser tan sólo se logra a través del corazón y de su cámara interna, la cámara secreta del corazón. Si bien las mujeres se han reprimido y son objeto de la misma programación del Tú Consciente y de las mentiras Luciferianas, ellas sienten un mayor llamado hacia el interior a través de su femineidad para establecer algún contacto con su Ser interior. Esta es la razón por la cual uno generalmente ve más mujeres que hombres en iglesias y en organizaciones espirituales. Los hombres tienen que luchar una batalla difícil y dura para lograr mostrar su naturaleza femenina y ellos sufren las consecuencias cuando lo hacen. Pero, por otro lado, muchas culturas, incluso naciones alrededor del planeta, tienen el total control sobre sus mujeres y sobre lo que éstas pueden o no pueden hacer. Por lo tanto, estas mujeres tienen una lucha tan difícil y ardua para Ser y para hablar su voz como la que los seres masculinos encarnados tienen.

Por lo tanto, los hombres y las mujeres necesitan un gran apoyo espiritual y la Verdad, en la Sabiduría de la Madre. Esta es nuestra razón de Ser. Estamos aquí en la Tierra –en este momento crucial – no sólo para restaurar la voz de la Madre en las mujeres sino también en la encarnación masculina para Ser El Camino, no sólo uno con el Padre sino uno con la Madre y su sabiduría. Ya pasamos el punto de no retorno, un punto crucial para el planeta y su gente. El tiempo ha estado del lado del mal por un ya muy largo rato, en la medida en que el cielo ha otorgado a aquellos que encarnan el mal su oportunidad para regresar a la Luz. De manera simultánea, con el Ser la voz de la Madre, estamos Siendo el juicio. Nuestra primera y principal tarea es Ser quien somos. Lo que sigue luego de eso depende de nuestras Llamas Divinas individuales y de nuestro plan divino.

La Misión Shangra-la fue fundada para inspirar y apoyar a Ser nosotros todas aquellas cosas y Más. Nos reunimos, entonces, -aquí en Portland – donde los registros de la represión de la Madre se han solidificado y donde se ha fomentado una conciencia que es anti-Madre, mientras que se apoya la falsa libertad del Tu Consciente y del Anti-Cristo. ¡Ellos no pasarán! El fuego de la Madre se ha despertado. Y una vez despierto, el fuego consumirá todo lo que no sea como él. El fuego sagrado juzgará la obra de cada hombre. Y las obras y las conciencias falsas no pasarán su fuego.

Si te sientes inspirad@ para unirte a nosotros este julio, en persona o mediante la transmisión, para apoyar esta Restauración de la Madre y de su voz, contáctanos para pedir mayor información. Esperamos ansiosos un nuevo comienzo llameante en la voz de la Madre restaurada una vez más al interior de nuestro corazón y de nuestro Ser, dentro de los Estados Unidos de América y a través del mundo. ¡Amén!